https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

“La Argentina está yendo derechito al default”

La consultora Economía & Regiones (E&R) dio un duro informe sobre el futuro de la Argentina.
"Sin cambios de fondo, está yendo derechito al default", sentenció y sugiere que el gobierno de Mauricio Macri debe acelerar el ordenamiento fiscal.
Según E&R, el financiamiento del FMI está postergando la cesación de pagos, trasladándolo hacia el próximo gobierno.
Asegura que el país está fuera del mercado internacional de deuda voluntaria, los agentes tienen la percepción de que el país no tiene capacidad de pagar su deuda porque no cumple con ninguno de los dos requisitos indispensables para pagarla: no crece y la deuda es intertemporalmente insolvente.
Por ello el riesgo país sigue arriba de los 600 puntos.
"El actual gobierno dejará al país con la mayor presión tributaria de toda su Historia, comprometiendo negativamente como nunca la capacidad de hacer negocios, crecer y consecuentemente pagar la deuda”, opinó la consultora que hasta hace unos años era dirigida por Rogelio Frigerio -actualmente ministro de Interior de Mauricio Macri- y que hoy está bajo el mando de Diego Giacomini.
En el informe semanal de E&R que publicó El Economista agregó que “revertir la caída del PBI per cápita, crecer en serio y generar las condiciones esenciales para poder pagar la deuda exige un cambio diametral en la política fiscal”.

“Asumiendo que (Mauricio) Macri cumple y hace un ajuste fiscal de 2 puntos del PBI en 2019, el próximo Gobierno deberá asumir y hacer un nuevo ajuste fiscal por otros 3 puntos porcentuales del PBI”, detalló.Explicó que la Argentina necesita hacer un ajuste de 5 puntos porcentuales en términos del PBI para que su deuda sea pagable y tener posibilidades de volver a los mercados voluntarios de deuda en 2019.
Sin ese ajuste, el informe señaló que, en el escenario fiscal firmado con el FMI (superávit primario de 1% del PIB) fijado para 2020-2023, el mercado de deuda permanecería cerrado y las necesidades de financiamiento rondarían los u$s53.219 millones.
 
En un escenario de gradualismo, pasando sucesivamente de 1% (2020), 1,5% (2021), 2% (2022) y 2,5% (2023), las necesidades financieras treparían hasta u$s37.400 millones.
En ambos escenarios se incurriría en default, salvo que sucedan dos cosas poco probables: un nuevo acuerdo con el FMI por un monto adicional similar al ya otorgado y, al mismo tiempo, se postergaran todas las amortizaciones del actual Stand By para 2024 en adelante.
“Solamente con un superávit primario de 3% del PBI a lo largo de todo el período 2020-2023, se evitaría el default, ya que las necesidades financieras del próximo Gobierno caerían a u$s11.592 millones”, opinaron desde E&R.


iprofesional