https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Por qué no hay que tomarse a la ligera el ‘zasca’ del FMI a Trump - Por Investing.com (Laura Sánchez/Investing.com)

Se veía venir. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento global en 0,2 puntos básicos, hasta el 3,7%, tanto para este año como para 2019. Esta rebaja supone el primer recorte de previsiones por parte del organismo desde hace 2 años.
Entre las principales razones de esta decisión, destacan la escalada de las tensiones comerciales y las subidas de tipos más rápidas de lo previsto, que podría provocar una salida de capitales desde mercados emergentes
El pulso que mantiene el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con China y, como colaterales, con la Unión Europea y otros países importantes como Irán, han provocado que el FMI, incluso, dé un toque de atención al país norteamericano en sus hasta ahora sólidas perspectivas de crecimiento. Así, para Estados Unidos, el FMI mantiene sin cambios sus previsiones para este año (en el 2,9%), pero rebaja en 0,2 puntos básicos el dato de 2019, que lo sitúa en el 2,5%.
A China también afectan estas tensiones. El FMI mantiene la previsión de 2018 en el 6,6%, pero revisa a la baja la de 2019 en 0,2 puntos básicos, hasta el 6,2%.
Los recortes se extienden igualmente a la Zona Euro, para la que el organismo internacional prevé un crecimiento del 2%, un 0,2% menos que su anterior revisión, aunque de momento mantiene la previsión para 2019 en el 1,9%.
No hay que pasar por alto que, para el FMI, el impacto de los aranceles y el exceso de proteccionismo sea una cuestión de máximo interés en estos momentos para el desarrollo de la economía mundial. El organismo observa que, a pesar del impulso actual de la demanda interna, los aranceles pueden afectar a la rentabilidad de las empresas estadounidenses tras la represalia de Pekín a las exigencias de Trump.
El FMI también alerta de que el impacto de la guerra arancelaria entre ambas regiones se dejará sentir, sobre todo, a partir del próximo año. Y no sólo en Estados Unidos, país que se verá más afectado que China por estas tensiones, sino que este pulso comercial pasará factura a la economía mundial.
"La guerra comercial y los aranceles no son útiles a nivel mundial y conllevan consecuencias negativas sobre el crecimiento", ha asegurado Christine Lagarde, directora gerente del FMI. "Ese es el punto de vista que mantenemos, y esperamos que el sentido común prevalezca", ha sentenciado.
¿Debería reflexionar Trump?