https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Oleoducto colombiano Caño Limón-Coveñas sufre nuevo ataque; sigue suspendido

El oleoducto colombiano Caño Limón-Coveñas sufrió un nuevo atentado con explosivos que produjo un derrame de crudo pese a que la operación de la tubería se mantiene suspendida desde agosto por constantes ataques, informó el jueves la petrolera Ecopetrol.

El nuevo atentado, el número 76 sobre el oleoducto, se registró en la tarde del miércoles en zona rural del municipio de Cubará, en el departamento de Boyacá.
La suspensión de la tubería no ha tenido impacto sobre la producción ni las exportaciones, debido a que Ecopetrol <ECO.CN> está evacuando el crudo por otro oleoducto.
"El hecho (...) generó un cráter y afectación al tubo que originó el derrame de hidrocarburo por un canal natural", precisó Ecopetrol en un comunicado.
"La empresa instaló barreras de contención aguas arriba del canal natural del derrame y dos tanques portátiles de almacenamiento e inició anoche la extracción del crudo. Este jueves se realizará un sobrevuelo y continuará las actividades de limpieza y reparación", agregó.
La empresa no atribuyó inmediatamente el ataque, pero el oleoducto es objetivo frecuente de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que rechaza la operación de las multinacionales bajo el argumento de que explotan los hidrocarburos sin beneficiar a los colombianos.
La petrolera no tiene una fecha establecida para reanudar la actividad del Caño Limón-Coveñas, de 773 kilómetros de longitud operado por Occidental Petroleum <OXY.N>.[nL2N1WQ16Q]
El gobierno del presidente Iván Duque, que inició su gestión en agosto, ha condicionado la continuidad de una negociación de paz con el ELN a que suspendan unilateralmente los ataques contra la infraestructura petrolera y los secuestros, lo que el grupo rebelde ha rechazado. 

reuters