https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

FMI + “Sandy”: Bicimoto financiera para todes

Entre tablitas cambiarias recauchutadas y proezas históricas
Esta semana ha traído un sinfín de novedades. Lo cierto es que había al menos 3 o 4 temas para tratar en esta columna semanal. Pero tal vez, como a esta altura sepan, me gusta hacer hincapié en el hecho de que están todos conectados, porque si se tratan de manera aislada, uno tiende a perder perspectiva de todo este ecosistema de fenómenos bizarros y lamentables que azotan a nuestro país.

Es por eso que, en este caso, voy a intentar hacer una síntesis.

Por otro lado, antes de arrancar la nota, quiero agradecer a todos los lectores. Realmente me vi sorprendido por la cantidad de mensajes que han llegado a mi casilla personal, en respuesta a esta nota. Aprovecho para comentarles que he leído todos los mensajes, y me encantaría responder uno a uno, pero realmente me es imposible. La coyuntura actual está haciendo que mis jornadas terminen a las 22hs, en promedio.

En fin, gracias por los mensajes.

Empecemos…

Los socialistas siguen “copando la parada”
La gran sorpresa de esta semana ha sido, casi sin lugar a dudas, la salida de Caputo, durante el viaje de Macri a USA para cerrar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Más allá de los motivos de la salida del ex presidente del BCRA, lo cierto es que no podemos ignorar que es el 3er presidente de dicha institución en menos de 3 años de gestión. En criollo: no están durando ni 1 año. Un dato polémico en sí.

En cuanto a la persona que ha tomado su cargo, creo que no podemos decir nada bueno. El mismo es el controversial Guido Sandleris, un tipo que, a juzgar por sus tweets y declaraciones, parecería ser primo-hermano ideológico de Recalde.

Si te parece que estoy exagerando, te invito a revisar los compilados de tweets que giran por la red, o directamente revisar su cuenta oficial.
Para avanzar un poco, al margen de que Sandleris este utilizando packaging amarillo, su ideología muy probablemente siga siendo parecida a la de años atrás, y eso no es buena noticia.

Recordemos que ya se ha sumado gente afín al peronismo, como Dante Sica. O sea, cada vez queda menos gente –a mi juicio- razonable.

De nuevo, si les parece que exagero, tengamos presente que Macri “fundó” su fuerza política hace más de una década rodeado de gente como Lopez Murphy y Melconián.

Hoy lo rodea Marcos Peña, Dante Sica, Sandleris y Dujovne

¡Igualitos! 
La tablita de “Sandy” ¿Funca?
Como te adelanté la semana pasada, vuelve “la tablita” por estas latitudes.

En concreto, el flamante Presidente del BCRA, anunció las nuevas medidas de la entidad para intentar bajar la inflación y controlar el tipo de cambio.

En detalle, se comprometió a lo siguiente:

1. No aumentar el nivel de la base monetaria hasta junio de 2019;

2. Se establecerá un esquema de bandas cambiarias. O sea, se determinó una zona de no intervención cambiaria que se encontrará inicialmente entre $34 y $44 por dólar y se ajustará diariamente a una tasa del 3% mensual hasta fin de año, que luego se revisará nuevamente el año que viene. Esto implica que, a fin de año, esa “zona de no intervención” tendrá una cota máxima en torno a los $48;

3. Por otro lado, en relación al punto anterior, en el caso de que el tipo de cambio se encuentre por encima de la zona de no intervención, el BCRA realizará ventas diarias de moneda extranjera por hasta USD150mn.
A esta altura, imagino estarás preguntándote si son acertadas estas medidas.

Te lo anticipo: No.

Paso a explicar:

1. Si bien la noción detrás de controlar la cantidad de dinero para mantener a raya a la inflación es acertada, ya que la inflación es un fenómeno monetario, en el corto plazo, dada la coyuntura actual, hay dos vías para hacer esto:

a. O realmente no se emite nada, y entramos en una bruta recesión, con tasas de interés demenciales (escenario muy poco probable),

b. Ó todo lo que se emite se esteriliza vía LELIQ y otros papeles de renta fija en pesos. De esta manera, el stock de Leliq y pasivos en pesos crecería muy rápidamente, re-inflando en parte aquel dramático globo de LEBAC, pero esta vez con color. En ese escenario, de todos modos, las tasas de interés también serán altas, muy altas.
Como vemos, ambos casos son altamente polémicos, ya que la dominancia fiscal implica que el mercado de dinero se verá altamente distorsionado, afectando de una u otra forma la tasa de interés y el sendero de pasivos monetarios remunerados, lo que sembrará dudas sobre la sostenibilidad de dicha estrategia.

Por otro lado, si sumamos a la ecuación el tema de la “tablita cambiaria 2.0” de “Sandy”, lo cierto es que, con un alto grado de certeza, podemos inferir que es altamente probable tengamos un cierre de 2018 y un 2019 con la “bicicleta financiera” más violenta desde principios de los 80s.

En pocas palabras: si hoy las Leliq rinden en torno al 60%, y se planifica colocar “una montaña” de ellas a 10 meses vista, lo cierto es que uno tendería a pensar que la tasa será igual o mayor que la actual; por otro lado, el tipo de cambio, con la entrada de dólares del FMI y la violenta devaluación que acumula el año, es probable se ubique bien por debajo de ese número, lo que implica es factible el sintético de “Leliq + dólar futuro” tenga rendimientos por encima del 25% anual en dólares. Un rendimiento SEGURO, que incluso –y me la juego- podría superar el 35% en algún momento.

¡Bicimoto para todes! (BTW, es una idiotez utilizar este tipo de expresiones)

Los USD del FMI para que Macri termine su mandato
Dejando un poco de lado el asunto de la nueva tablita y la inminente bicicleteada, no puedo no mencionar el tema del cierre del acuerdo con el FMI.

Dada la fragilidad de la coyuntura macro-social actual, todo lo que está en juego a nivel político, y la cercanía del oficialismo con USA, lo cierto es que esta semana, Macri ha logrado sumarle unos USD 7.100 millones al acuerdo original que se tenía con el organismo a cargo de Lagarde. Incluso a pesar de que no estaríamos cumpliendo con casi nada de lo que prometimos tan solo meses atrás.

No sólo esto, sino que también se ha logrado un importante adelantamiento en plan de desembolsos, por lo que Cambiemos contará con más dólares de los que tenía estipulados para lo que resta del actual ciclo político. Para ser más preciso, los desembolsos restantes serán de USD 13.400 en 2018 y USD 22.800 en 2019.

Más allá de las cifras, cabe destacar que esta nueva estructura permitiría al Gobierno no hacer colocaciones en el mercado en lo que resta de 2018 y en todo 2019; es decir Hacienda podría no refinanciar las Letras del Tesoro en dólares, y aun así tener cubiertas las necesidades de financiamiento. Nada mal.

Así, para pasar en limpio, esto es lo más importante: con este acuerdo, Macri casi se ha asegurado terminar su mandato, algo que, en mi opinión, no estaba tan claro hasta esta semana, dados los tremendos interrogantes en relación al programa financiero, todo en un entorno donde su imagen se encuentra en caída libre, y la conflictividad social no para de escalar.

A ver... esto sería histórico. En los setenta años de vida del peronismo, ningún presidente civil no peronista pudo terminar su mandato.

Hasta la semana próxima,

Juan I. Fernández

Para CONTRAECONOMÍA