https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El Gobierno decretó el feriado del 30 de noviembre por la cumbre del G-20

A través del Decreto de Necesidad y Urgencia 967/18 el Gobierno nacional estableció el feriado del 30 de noviembre, en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, con motivo de la realización de la Cumbre de Líderes del Grupo de los 20 (G20).

Si bien el proyecto de ley enviado por el Ejecutivo al Congreso, en julio pasado, fue dictaminado en la Comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados, todavía no había sido tratado en el recinto ni girado al Senado.

En los fundamentos se destacó que “ante la cercanía de la fecha de celebración de la Cumbre y con la finalidad de no dificultar su organización y celebración, resulta necesario establecer el feriado en los términos expuestos”.

La norma, que lleva la firma del presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y todos los ministros, señala que debido “a los diversos aspectos que involucra la organización de la Cumbre -logísticos, de seguridad, de transporte, entre otros- se impone la adopción de medidas que tengan como finalidad facilitar su organización y desarrollo”.

“Se estima que ocho mil personas concurrirán a la Cumbre, entre los Líderes y sus acompañantes, los sherpas, las autoridades ministeriales, las delegaciones, el personal de seguridad y la prensa”, se indica en el decreto.

Y resalta que “por primera vez los Jefes de Estado y/o de Gobierno más importantes del mundo se reunirán en el país, constituyéndose por ello la citada Cumbre en uno de los eventos de política internacional más importantes de la historia argentina”. “La preparación y coordinación de la Cumbre plantean un enorme desafío para la República Argentina”, agrega.

“A modo de ejemplo, existen diversos aspectos que deben ser resueltos con intervención de diversas áreas de gobierno, tales como las medidas de defensa y de seguridad, el traslado de los funcionarios, y demás cuestiones atinentes al evento propiamente dicho, que deben respetar los estándares internacionales de eventos similares”, puntualiza.




parlamentario