https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Convertí a tu hijo en multimillonario con sólo u$s 3.000

Un regalo en el día del nacimiento de tu hijo puede allanarle el camino a un retiro mucho más cómodo. ¿Cómo hacerlo? Hoy te lo cuento.
Probablemente te cueste mucho creer esto que voy a contarte. La información que vas a leer hoy podría cambiar el rumbo económico de las generaciones futuras de tu familia.

Es posible convertir una sola inversión de USD 3.000 en USD 50 millones en el transcurso de una vida. Y te voy a contar cómo podrías hacerlo.

Este objetivo es muy ambicioso, requiere de una vida entera y más de una persona para llevarlo a cabo. Sin embargo, si sos padre o abuelo, podés lograrlo. Algún día tu hijo o nieto podría estar muy agradecido.

El plan que te voy a contar no es magia. Es una receta con 3 ingredientes muy simples:
  • Una inversión inicial de USD 3.000

  • Una inversión que pueda crecer al 12% anual por muchos años

  • Una vida larga (y una gran dosis de paciencia).
¿Querés probar cómo hacerlo? 
Un plan para un retiro feliz
Imagínate que tu hijo acaba de nacer.

El día de su nacimiento, separá una suma de USD 3.000 e invertilo en un ETF de acciones de baja capitalización de los Estados Unidos (Small Caps, en inglés). Por ejemplo, el ETF Ishares Russell 2.000 (IWM) es uno de los más utilizados.

Dejá que ese dinero crezca y siga creciendo. Asumiendo que tu hijo no toca ese dinero y el mismo sigue creciendo al 12%, cuando tenga 65 años, esa inversión por única vez de USD 3.000 va a valer la impresionante suma de USD 4,75 millones.

Muy bueno pero esto sigue estando lejos de USD 50 millones. Sigamos el escenario.

Supongamos que a los 65 años, tu hijo comienza a sacar el 5% del saldo de su cuenta de inversión cada año. Ese primer año, puede retirar USD 237.281. Compará por un momento ese número con tu inversión inicial de sólo USD 3.000.

Debido a que este dinero sigue creciendo a una tasa acumulada del 12%, su saldo sigue creciendo y cada vez puede retirar más dinero.

Cuando tenga 70 años, podrá sacar USD 323.572, basado en un valor de su cuenta de USD 6,47 millones.

A los 80, sus inversiones valen más de USD 12 millones, y podrá retirar USD 601.710.

Si asumimos que mantiene esto hasta el final de su vida a los 95 años (en ese punto sus retiros anuales alcanzarían los USD 1,5 millones), sus inversiones valdrían USD 30,5 millones. Si empezó a retirar dinero a los 65, llegaría a sacar USD21.6 millones en toda su vida. Esos retiros más el valor final del capital sumarían más de USD 50 millones, con sólo USD 3.000 iniciales.

Cuestiones a monitorear
Ahora pensemos en este escenario y qué cosas podrían salir de otra manera.

Primero, de ninguna manera un rendimiento futuro del 12% está asegurado. Por eso este plan no puede realizarse arriesgando dinero que sea esencial para la vida de tu hijo.

En segundo lugar, cuando tu hijo se convierta en adulto y vea que tiene todo ese dinero, va a tener que vencer la tentación de gastarlo.

Además, es posible que alguna vez tu hijo pierda la mitad de su capital en un divorcio.

El elefante en la habitación, por decirlo de alguna forma, es la inflación. Pero aún considerando una inflación anual del 3% en dólares (promedio histórico en los Estados Unidos), el rendimiento conseguido con las inversiones en un período tan largo de tiempo será más que suficiente para incrementar su capital también en términos reales y de poder adquisitivo.

Tu hijo no tiene que hacer mucho para lograr este resultado, excepto pagar algunos impuestos. Además, otros ahorros que pueda haber conseguido durante su vida le van a ayudar a satisfacer sus necesidades.

Esto significa que lo que gane con esa pequeña inversión inicial estaría disponible para darse algunos gustos. Y, además, le da una gran cantidad de capital para dejar en herencia a su familia.

Empezar con USD 3.000 el día del nacimiento de tu hijo no es la única forma de lograr este resultado. Ahora te voy a contar otras si no contás con esta inversión.
  • Podrías invertir USD 365 al año por los primeros 21 años de la vida de tu hijo.

  • Aún mejor, podrías invertir USD 365 al año por los primeros 21 años de su vida, y alentarlo a que siga haciendo lo mismo hasta que cumpla 64 años.

  • Podrías hacer una inversión inicial de USD 3.600 cuando tu hijo cumpla 21 y luego agregar USD 3.600 al año a la cuenta hasta que cumpla 64.

  • O podrías esperar a que cumpla 25, invertir USDD 5.500 y luego confiar en que sumará esa misma cantidad anualmente hasta llegar a los 64.
En cada uno de esos escenarios, el total de retiros más valores finales del capital llegan a sumas impresionantes, de entre USD 52 y USD 59 millones.

De cualquier forma que lo logres, estos escenarios ilustran cómo tomar un enfoque de muy largo plazo puede crear enormes oportunidades para las futuras generaciones de tu familia.

Y por supuesto, no es necesario tener USD 3.000 para empezar. Incluso un regalo inicial de USD 1.000 puede tener resultados muy positivos en el transcurso de toda una vida.

Saludos,

Matías Daghero

Para CONTRAECONOMÍA