https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Con un llamado a la unidad opositora, cinco diputados del Frente Renovador conformaron un nuevo bloque

Con un llamado a la unidad de todo el arco opositor, cinco diputados abandonaron el Frente Renovador y conformaron un nuevo bloque llamado Encuentro para una Nueva Argentina, que a su vez formará parte del interbloque Red por Argentina y tendrá como titular a Felipe Solá.

En conferencia de prensa, los legisladores del nuevo espacio, compuesto además por los cuatro legisladores del Movimiento Evita -Leonardo Grosso, Lucila De Ponti, Araceli Ferreyra y Silvia Horne- y el monobloque de Victoria Donda, expresaron la intención de “tender puentes”.

“Queremos fortalecer a la oposición desde un perfil propio, propositivo e innovador”, manifestó Solá, quien se alejó del massismo junto a Facundo Moyano, Fernando Asencio, Jorge Taboada -hasta ahora monobloquista- y Daniel Arroyo, quien comandará ese bloque.

El exgobernador bonaerense aseguró que los 10 integrantes del nuevo espacio comparten “el propósito de que queremos una Argentina feliz, porque no la tenemos. Queremos ser un puente para crear una red social, productiva y política. Que el trabajo de la oposición sea en red”.

“Nuestra legislación va a responder a la prioridad de defender el trabajo y el bolsillo de los argentinos”, dijo, la cual “no tiene el Gobierno, que sí responde al mercado y el mundo financiero”. “El Presupuesto representa claramente esa prioridad”, agregó.

Muy distanciado de Sergio Massa desde hace tiempo, Solá criticó que “los que están trabajando por la oposición dividida, están trabajando para cuatro años más de Macri. Nosotros no tenemos límites porque sabemos que enfrentamos a un gobierno poderoso. No subestimamos al adversario”.



Por su parte, Grosso, presidente del Movimiento Evita -que dejará de llamarse formalmente Peronismo para la Victoria- expresó que “es una alegría grande iniciar este proceso” porque “tenemos muchísimas coincidencias”, entre ellas “la férrea convicción de que tiene que haber una sola oposición para ganarle a Macri el año que viene”.

El diputado elogió además a Solá, a quien calificó como “el mejor gobernador que tuvo la provincia de Buenos Aires”, y enfatizó: “Creemos que la unidad es una obligación. Si no construimos unidad no hay salida a la crisis que a la que nos está llevando Mauricio Macri y que siempre la terminan pagando los que menos tienen”.

En tanto, la legisladora Victoria Donda -que desde su salida de Libres del Sur todavía no bautizó con nuevo nombre a su monobloque- habló del “desafío” de “unir y tender puentes”. “El fracaso del Gobierno tiene que tener un fin y queremos que sea cuando Macri termine su mandato. Los que estamos acá queremos garantizar la democracia y el Estado de Derecho”.

A su turno, Daniel Arroyo mencionó la agenda parlamentaria que impulsará Red por Argentina y, como primer punto, anunció que votarán en contra del Presupuesto 2019 porque “no es normal” e implica un “brutal ajuste”.

Además, el diputado enumeró la emergencia alimentaria, la emergencia en adicciones, el trabajo con PyMEs, industrias y comercios; fortalecer las economías regionales, el compromiso con la educación y “acompañar al mundo del trabajo”.

“Queremos ser la unidad que permita ser expresión de la agenda de problemáticas que el pueblo está expresando en la calle. No podemos legislar dándole la espalda al conjunto de sectores sociales movilizados”, remarcó la diputada Lucila De Ponti, del Evita.

Consultado sobre cuál sería el límite de este espacio para una futura alianza electoral, los diputados no mencionaron nombres pero insistieron con la “oposición unida”. Solá, que ya ha declarado en varias oportunidades que la expresidenta y senadora Cristina Kirchner no puede quedar fuera -como quiere el Peronismo Federal donde Massa es uno de sus referentes- fue contundente: “la unidad quiere decir todos”.

Aunque sostuvo que este no era “el lanzamiento del apoyo a ninguna candidatura”, ratificó su aspiración de postularse para el cargo de presidente el año que viene. Quien remarcó que no hay hablar en clave electoral fue Facundo Moyano. “No creemos que tengamos que debatir hoy la política en torno a candidaturas”, afirmó el hijo de Hugo Moyano, el líder de Camioneros enfrentado con el Gobierno. Por su parte, Grosso consideró que “la unidad es hacerle oposición al gobierno de Macri, no a los que pasaron”.

Sobre la ruptura con el massismo, Solá explicó que se fueron de la bancada comandada por Graciela Camaño porque “necesitamos autonomía e independencia para hacer puentes”. Sin embargo, no descartó volverse a “encontrar con los compañeros del Frente Renovador”. “No quebramos un bloque, elegimos otro camino”, añadió.






parlamentario