https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Bausili dijo que el Presupuesto 2019 “está planteado como si no estuviese el acuerdo con el FMI”

En el marco del debate del Presupuesto 2019, el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, sostuvo que el proyecto del Ejecutivo “está planteado como si no estuviese el acuerdo con el FMI”, ya que lo “ideal” es que el próximo año “no tengamos que usar” fondos del préstamo.

Ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, el funcionario remarcó que el acuerdo con el organismo “todavía no está firmado” y señaló que “la ley presupuesto está planteada como si no se usasen las líneas del Fondo Monetario Internacional”.

“Porque el ideal es que ni siquiera tengamos que utilizar la disponibilidad del Fondo; sino que tengamos un acceso súper atractivo al mercado, que sigamos manejando la deuda de la forma tradicional y que, si el acuerdo del Fondo se mantiene, lo guardemos para 2020, 2021. Y eso va a ser muy constructivo para nuestro perfil crediticio, de liquidez y los riegos que estemos corriendo de acá en adelante”, señaló.

Por otra parte, Bausili defendió la propuesta contenida en la iniciativa para modificar el artículo 65 de la Ley de Administración Financiera (24.156), en el cual se determina que a la hora de realizar operaciones de crédito para reestructurar la deuda pública, éstas deben traer un “mejoramiento de los montos, plazos y/o intereses de las operaciones originales”.

Lo que se propone ahora en el proyecto es que las operaciones se puedan realizar “atendiendo a las condiciones imperantes en el mercado financiero” y quitar los requisitos hoy establecidos. Ante la consulta de legisladores de la oposición, el secretario de Finanzas afirmó que “no hay una transacción puntual detrás de esto, no hay fantasmas acá”.

Para el funcionario, este cambio en la normativa se trata de una “modernización para que la administración sea más eficiente”. “No hay ninguna transacción puntualmente que se esté pensando o apuntando; es un cambio en la norma que debiera haber ocurrido hace mucho tiempo”, expresó.

“En una proyección de corto plazo, donde gran parte de las necesidades financieras están atendidas, por la reducción del déficit y el acuerdo con el Fondo, la realidad es que se transforma en un buen momento para empezar a pensar en esas prioridades de segundo orden”, dijo en referencia a la modificación de ese artículo y el momento en el cual se propone.

También subrayó que “el megacanje se hizo bajo la ley que existe, no bajo la ley propuesta”, y que ambas redacciones “lo permiten”. “No nos quedemos atrasados en el tiempo, veamos lo que hicieron otros países que fueron exitosos”, agregó.

Y consideró que “esta es una restricción que yo creo que tiene más un costo para la Argentina que un beneficio. Está este concepto de que nos protege, pero yo creo que no nos protege”.

“Las reestructuraciones de la deuda, por lo general, no son a condiciones de mercado, se les pega un palazo en la cabeza a los acreedores y es una negociación muy dura. Y, en los casos que hemos visto, esas reestructuraciones pasan por el Congreso”, continuó y pronosticó que “cualquier ministro razonable va a querer pasar por el Congreso” una reestructuración. Por eso, insistió en que la modificación del artículo busca “el manejo prudente de un porfolio de deuda cotidiana”.

Al momento de las preguntas, el kirchnerista Axel Kicillof se quejó de que “esto es un Presupuesto de la Nación del año que viene; no nos pidan que cambiemos la Ley de Administración Financiera para toda la humanidad, para toda la vida”. Y reclamó que “tienen que explicar bien qué tienen en la cabeza, para qué es esto; pero sobre todo traerlo en una reforma de la ley, por separado del presupuesto”.

En tanto, el massista Marco Lavagna había consultado a Bausili sobre “cuál es la urgencia de modificarlo ahora (al artículo)” y apuntó que “si lo están proponiendo ahora es porque tienen un objetivo de hacer reestructuraciones ahora”. Por otro lado, el diputado consultó por “el stock de deuda que quedaría a diciembre de 2019”, a lo que el funcionario detalló que ascenderá a 331.971 millones de dólares.





parlamentario