https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

54° COLOQUIO DE IDEA - Síntesis ejecutiva - Viernes 19 de octubre




Liberando el potencial de la Argentina

Daniel Schteingart

·         Hay 11 mitos en torno de la educación en la Argentina, donde la realidad de las estadísticas demuestra que algunos son falsos, otros verdaderos y/o también discutibles.
·         El primero es que el nivel educativo es cada vez peor, lo cual resulta discutible (porque en términos absolutos la tasa de analfabetismo ha tendido a caer y la de escolaridad a crecer), aunque hemos perdido el rol de elite en Latinoamérica. El segundo es que en los últimos 15 años menos jóvenes terminaron la secundaria y es falso. También es falso que los pobres no llegan a la Universidad, si bien la proporción es baja, de 19 sobre 100 ingresantes, que se eleva a 25 en las universidades públicas.
·         El 4° mito es que en la escuela privada la enseñanza es de mejor calidad que en la pública y es discutible, ya que el entorno social puede influir porque, a diferencia de los sectores medios-altos, los chicos más pobres no pueden recurrir a profesores particulares para nivelar sus conocimientos. En cambio, es verdadero el 5° que hay mayor porcentaje de alumnos en las escuelas primarias (30%) y secundarias (25%) privadas. Y también el 6°, que a mayor nivel educativo es menor la tasa de desempleo y de empleo en negro de los egresados.
·         Es falso el 7° mito, de que en la Argentina ganan más las personas con título universitario, según se desprende del salario horario, aunque depende de la demanda laboral en distintos sectores. Pero son verdaderos el 8° (que el empleo de alta calidad es bajo dentro del PBI per cápita) y el 10° (en el conurbano bonaerense es mayor el porcentaje de “ni-ni”). En cuanto al 9°, es falso que las regiones menos desarrolladas tienen más desempleo (por ejemplo, en el NEA hay menos desocupación que en el Gran Buenos Aires), aunque el desarrollo fomenta el empleo formal.
·         Y probablemente sea verdadero el mito 11°, según el cual los trabajos con menor nivel educativo son más vulnerables a la automatización y viceversa.

Elena Duro

·         Estamos poniendo el mayor esfuerzo sobre los últimos años de la secundaria, especialmente entre los jóvenes más pobres, a los que se suma la franja de 18 a 24 años que no terminan la secundaria ni acceden a la universidad.
·         El programa Nexos y las becas Progresar (653.000) apuntan a que ingresen a la Universidad y, además, a reorientarlos para que sigan carreras estratégicas, como lo demuestra el aumento de 29% en la matrícula de ciencias duras.

·         Los desafíos implican meternos de lleno en la calidad de la enseñanza, especialmente en matemática y ciencias. Porque terminar el secundario sin saberes básicos implica más empleo informal.
·         Que el 44% de los alumnos de 5° año en escuelas secundarias públicas y privadas muestren niveles bajos en Matemática, revela que hay problemas con el diseño y extensión de los programas. Además, hay pocos profesores matriculados y este déficit es más notorio en las provincias más pobres.
·         La formación para el trabajo no es habilidades blandas vs. Ciencias duras, sino también formar a ciudadanos. En todas las escuelas –y no solo en las técnicas- hay que garantizar habilidades para el mundo del trabajo.

Marcelo Cid

·         Como empresario creo que el valor más relevante en una compañía es el capital humano. Y la preocupación es por qué nuestra gente no encuentra en nuestra organización todas las posibilidades de desarrollarse.
·         La Responsabilidad Social Empresaria requiere de un líder interno en este terreno. Y hacia afuera, encarar las dificultades para encontrar talentos. Tenemos que erradicar prejuicios para acercarnos a las escuelas.
·         En los trabajadores iniciales necesitamos desarrollar capacidades emocionales y de comunicación por voz, ya sea para interactuar con la gente o con robots.
·         En Córdoba desarrollamos un programa de 100 horas destinado a los directores de 841 escuelas de gestión pública y privada, para capacitarlos en gestión de las personas.  También tuvimos el reconocimiento de la Unesco por haber comprometido a que dos empresarios acompañen en esa formación a cada director.
·         Tenemos que preguntarnos qué podemos hacer para que un chico no abandone la secundaria. Una posibilidad es que acceda a una práctica laboral rentada en una empresa si logra terminar sus estudios.
·         El mayor desafío es salir de nuestro escepticismo para promover un cambio educativo, articulando con el Estado para generar indicadores (como las pruebas ONA de evaluación de aprendizaje). No se puede gestionar lo que no se mide.

Alejandra Cardini

·         Si queremos más ingenieros, necesitamos que más chicos terminen el secundario.
·         Aquí tenemos tres desafíos: 1) De cada 100 chicos que entran, 50 no llegan a terminar y de los que llegan en 17% de los casos superan la edad; 2) En aprendizajes, 7 de cada 10 no tienen resultados satisfactorios en Matemática según las pruebas Aprender 2017 y por lo tanto no pueden hacer ni un promedio aritmético; y 3) Estos egresados pueden llegar a la Universidad, pero difícilmente puedan dedicarse a las ciencias duras y además disminuyen sus posibilidades de inserción laboral.
·         En general, los chicos que repiten o no terminan la secundaria, ya eran repitentes en la primaria.


·         La clave para que funcione la relación entre el Estado y la sociedad civil es la flexibilidad. A veces surgen de las empresas “proyectitos” para 5 escuelas y eso no sirve. Es diferente la inversión a mediano y largo plazo de fundaciones empresarias, pero no se trata solo de plata. Una cuestión clave es la planificación y documentación de lo que se hace.


Alfredo Vota

·         Es importante entender que las escuelas públicas y privadas tenemos problemas comunes; principalmente, porque la matriz de enseñanza atrasa. Y los chicos que tienen dificultades para rendir un examen, no tienen facilitadores para superarlas, salvo en los niveles socioeconómicos medios y altos.
·         Una de las cosas que la Escuela no hace es trabajar en habilidades blandas, que no aparecen en nuestro modelo del siglo XIX.
·         Las Escuelas del Bicentenario son una propuesta interesante y sistémica de articulación público-privada, con resultados que pueden medirse y dejaron capacidad instalada.
·         Más allá de algunas dificultades, lo que es importante es haber puesto en marcha los cambios.
·         Es una necesidad insertar a los chicos en el mundo de la Universidad y la Empresa. Si una y otra se encierran en sí mismas, el sistema no funciona. También hay que promover la cultura maker, para llevar a la práctica los conocimientos teóricos.


Justicia e instituciones: es aquí y es ahora

Miguel Piedecasas

·         En materia de Justicia tenemos que tener un pensamiento estratégico. Hay que involucrarse para cumplir con lo que pide la gente.
·         Un punto de partida en el Consejo de la Magistratura fue nuestro compromiso con la transparencia.
·         Hemos auditado 245 jueces y relevamos 10 mil causas desde 1996 a 2016 y esas son bases sólidas para avanzar en la transformación de la Justicia. Este mapa de 20 años ayuda a saber cómo avanzar.
·         En materia de corrupción tenemos 16 por ciento de las causas elevadas a juicio y 34 por ciento de ellas terminaron en sentencias condenatorias. El delito más frecuente es Defraudación contra la Administración Pública.
·         También hicimos auditorías sobre causas de narcotráfico, del fuero laboral y de sobornos transnacionales.
·         Recibimos una Justicia con 30 por ciento de vacantes y con jueces de excepción elegidos discrecionalmente, con afectación de la independencia e imparcialidad. Nosotros avanzamos con 300 ternas y tenemos 10 por ciento de cargos vacantes.
·         En al año 2020 tendremos una Justicia completa y en 2022 se habrá renovado la mitad de la Justicia nacional y Federal.
·         Desde 1998, hubo 6.100 denuncias por mal desempeño y 5.840 fueron desestimadas. Hoy, hay 218 en trámite y 36 acusaciones que derivaron en 18 destituciones, 12 renuncias y 6 absoluciones.



·         Tenemos que apostar a la formación para la transformación y de eso se trata la Escuela Judicial para acceder a la Magistratura.


Maia Jastreblansky

·         Noventa por ciento de las causas de corrupción no llegó a procesamiento y 5 por ciento de los casos terminó con una prescripción.
·         Este es el síntoma más extremo del fracaso del sistema.
·         Sigue impune el caso de la AMIA, las dos causas paralelas y el de la muerte del fiscal Alberto Nisman.
·         En cuanto al caso de los cuadernos es de alto impacto con 42 procesados, 18 detenidos y 15 arrepentidos, varios de ellos empresarios que no fueron denunciantes.
·         Este caso confirma que la Justicia es pro-cíclica, llega siempre después.
·         Daniel Muñoz fue sobreseído dos veces por enriquecimiento ilícito. Hoy, se descubrió un entramado de sociedades offshore, dueñas de departamentos en Nueva York y Miami por 65 millones de dólares.
·         El juez federal Norberto Oyarbide sobreseyó al matrimonio Kirchner en 2009. Para ese entonces, el sistema de recaudación ya había tomado ritmo y el patrimonio de los ex presidentes había aumentado 572 por ciento.
·         El magistrado entendió entonces que el crecimiento patrimonial estaba debidamente justificado. Días atrás dijo que le “apretaban el cogote” para fallar así.
·         Los magistrados que actúan bajo presión de los operadores dañan a todo el sistema judicial.
·         Una encuesta del ministerio de Justicia dice que 88 por ciento de los ciudadanos no creen en la Justicia penal.

Mariano Federici

·         La Unidad de Información Financiera (UIF) tiene como responsabilidad velar por la integridad del orden económico-financiero.
·         Al respecto, apunta a mitigar riesgos, prevenir delitos, detectar activos y flujos ilícitos, contribuir a reprimir esos delitos que van contra dicho orden y también a cautelar y recuperar el producto de los mismos.
·         La UIF es querellante en 140 causas penales, a partir de que el país ha sido gobernado recientemente por una organización criminal, con complicidad de la dirigencia argentina, incluida la empresarial.
·         La corrupción se enquistó en la gestión pública y se igualó con la criminalidad en general.
·         Creemos que hay una crisis generalizada en la sociedad que dejó de lados muchos valores.
·         Esta matriz corrupta distorsiona todo: la estabilidad, el crecimiento y el desarrollo sustentable, con alto impacto en la efectividad de las políticas públicas, en la reputación del país y en su calidad institucional.
Están dadas las condiciones para la efectividad de un proceso de reforma profunda y antes que nada se necesita un liderazgo político de  
·         primer nivel. Luego, una visión de mediano-largo plazo, un diagnóstico claro del problema a superar y una planificación estratégica orientada a la efectividad.
·         Los ejes para fortalecer la integridad económico-financiera son acciones administrativas regulatorias, la acción del Congreso, el fortalecimiento del sistema de Justicia penal y un plan de integridad con el sector privado.
·         Hay algunos riesgos para la efectividad del proceso de reforma y la importancia de anticiparlos y mitigarlos para asegurar la efectividad.
·         Pero también hubo avances en ese proceso, como en materia legislativa (Ley del arrepentido y de Responsabilidad Penal) y judicial (condenas, decomisos y cautelas), simplificación, eficiencia, estandarización legislativa, reinserción y liderazgo internacional para acceder a la información.
·         Las responsabilidades son compartidas. El empresario es fundamental para colaborar, prevenir y reportar delitos contra el orden económico-financiero.

Gustavo Ferrari
·         Las instituciones no son los edificios, los Códigos o las normas, sino sus personas, quienes crean, aplican e interpretan las leyes de un país y, por ese lado, planteamos la reforma integral de la Justicia de la provincia de Buenos Aires. Pero, además, sus valores.
·         La Justicia es un servicio y no una herramienta política que sirve para garantizar la igualdad de oportunidades y asegurar la equidad.
·         El acceso “a justicia” ocupa un rol institucional determinante, es un bien esencial y esos principios adquieren una mayor dimensión cuando se llega a los sectores menos favorecidos.
·         Por eso, la gestión, la solidaridad y el respeto por la verdad son maneras de administrar justicia.
·         Para tomar decisiones correctas apelamos a la Comisión permanente del Mapa Judicial para contar con información actual y real.
·         La reforma integral incluye tanto a los actores del sistema (magistrados y abogados) como a sus normas.
·         Planteamos una nueva ley de selección de magistrados, objetiva y que despolitiza el proceso, otra de enjuiciamiento que asegura rapidez en los procedimientos y una Escuela Judicial previa que será obligatoria y por orden de mérito.
·         Iniciamos el debate para que los abogados cuentes con un sistema de capacitación continua.
·         Y aunque sabemos que los resultados que esperamos no serán inmediatos, la discusión la damos igual con la convicción puesta en un sistema de principios y valores.

Marcos Novaro

·         Cuando vemos todo lo que hay que cambiar se vive una sensación de agobio, pero a la vez hay se observa un optimismo que proviene de la voluntad de cambio de la sociedad.

·         Pese al mal humor, la opinión pública no sólo mantiene su voluntad de cambiar, sino que la refuerza y dice “contribuyo al esfuerzo si es compartido y transparente”.
·         En una encuesta, cuando se plantea si para superar la crisis ajustaría sus ingresos a costa de sacrificar poder adquisitivo por un tiempo, 47 por ciento dice que no, pero 47 por ciento dice que sí.
·         Todavía hay escepticismo con la Justicia, pero va disminuyendo.
·         En el caso de los cuadernos la gente le adjudica la mayor responsabilidad (73%) a los funcionarios y a los empresarios por igual.
·         Se percibe que, si la Justicia avanza, el cambio se puede llegar a producir.
·         La honestidad pesa más como criterio de juicio y por eso no se confía en la oposición, por falta de transparencia.
·         A la frase “los empresarios son tan responsables y promotores de la corrupción como los funcionarios” responde que “sí” 76 por ciento de los consultados.
·         La opinión pública no tiene información detallada de aquello que hacen los empresarios. La terapia para superar el inconveniente incluye fortalecer la acción pública empresarial. Esto muestra una debilidad.
·         La gestión de Cambiemos no ha hecho lo suficiente para mejorar la relación con el mundo empresario, incluidas sus menciones al “Círculo Rojo”.
·         ¿Qué hacer para no ser parte del problema y pasar a serlo de la solución? a) pasar de las iniciativas particulares a una estrategia articulada; b) apropiarse de los cambios normativos; c) mejorar el gobierno corporativo y d) aprender de la experiencia regional.


El giro copernicano en la diversidad de género – Parte II

El desafío de construir un nuevo equilibrio fiscal

Luciano Di Gresia

·         La comparación 2018 vs 2011 indica que hubo casi nulo crecimiento real (0,6%); alta inflación (667,4%); escasa generación de empleo (3,3%); caída de competitividad (-26,9% en exportaciones) y 28,6% de aumento de la pobreza.
·         Nuestra hipótesis es que estas políticas públicas, aplicadas durante ese tiempo, nos llevaron al “equilibrio malo” y sobre todo le dieron estabilidad.
·         En relación al gasto público su tamaño es actualmente extraordinariamente alto: más de 20 puntos porcentuales de una media histórica de 25% del PBI.
·         En la comparación tamaño vs crecimiento desde 1961 se observa que en el período de 15 años que el gasto público fue bajo el crecimiento anual promedio fue de 2,55 por ciento; en los 33 años siguientes fue de 2,48 por ciento positivo y cuando fue alto (los últimos ocho años) registró una caída de 0,5 por ciento.
·         La respuesta la podemos buscar en la composición y la eficiencia/calidad del gasto público.
El gasto público paulatinamente ha cambiado su composición y pasó desde la provisión de bienes públicos (infraestructura, educación,  ·         salud, etc.) del orden de 73 por ciento en la provisión de bienes y servicios públicos hacia transferencia entre sectores (27%) hacia transferencia con fines distributivos (planes sociales, subsidios, jubilaciones y pensiones, etc.) entre 2000 y 2010 (49%) por lo que la provisión de bienes y servicios públicos bajó a 51 por ciento.
·         En cuanto a la eficiencia en relación a la calidad del gasto público se observa que hay prestaciones ineficientes por exceso de gasto y otras de baja calidad. Por el lado de las transferencias, se trata de subsidios imperfectamente focalizados que generan exceso de gastos y problemas de inequidad. 
·         La estructura histórica del sistema tributario, que es regresiva y concentrada sobre los bienes y servicios, produce un círculo vicioso de necesidades de gastos que requiere luego más y más presión impositiva. 
·         En cuanto a las relaciones fiscales federales, se observa un entrecruzamiento que lleva a un modelo “enfermo”. Esta es una puja históricamente no resuelta. 
·         Y en relación a las restricciones que afectan el esfuerzo fiscal para atacar el déficit.
·         ¿Dónde se encuentra un guía para definir el “equilibrio bueno”? Nada menos que en la propia Constitución Nacional (artículo 75, inciso 19).


Los desafíos de la economía política, hoy y ahora

Miguel Ángel Pichetto

·          La Argentina debe tener un Presupuesto, como lo tuvo tras la crisis de 2001 y no en 2011 por un error de la oposición de entonces.
·          Un fracaso sería una prueba fehaciente de la incapacidad de la política para dar una respuesta a la crisis económica.
·          En el caso de los “cuadernos” que involucra a algunos empresarios que estuvieron aquí el año pasado, hay que salir de la actitud jacobina y debatir cómo hacer para defender los activos de las compañías - una de las cuales está incrementando significativamente la producción de gas- y el trabajo argentino, sin que la Justicia deje de investigar como corresponde.
·          Procesos como el “Mani pulite” en Italia y el “Lava Jato” en Brasil, desembocaron en caídas importantes del PBI y el triunfo de populismos de derecha con (Silvio) Berlusconi y ahora de (Jair) Bolsonaro.
·          (Sebastián) Galiani nos legó una reforma tributaria de envergadura y a los 3 meses se fue a dar clases al exterior. Ahora estamos discutiendo subir impuestos que dijimos que no iban a subir más. Incluso retenciones al software que crean incertidumbre.
·          Echarle culpas al Congreso es injusto. No se puede hacer oficialismo desde la oposición.
·          Además de nuevos impuestos impactan la devaluación, las medidas monetarias y el ajuste ya se hizo sobre el salario.
·          La suba del Impuesto a los Bienes Personales (IBP) es un proyecto del oficialismo.

·          La doble banda cambiaria no va a funcionar. Ese esquema fracasó en los ’80 tras la tablita de Martínez de Hoz. El dólar siempre se va para arriba.
·          No pongan historiadores a manejar la política económica. Nosotros ya tuvimos a Axel Kicillof.

Marco Lavagna

·          El principal problema económico es que no tenemos una agenda de crecimiento.
·          Hemos pasado por distintas situaciones de déficit y me preocupa que vayamos a un escenario de equilibrio fiscal primario y déficit financiero.
·          Es absolutamente necesario reducir los déficits fiscal y externo, pero la solución no es reducir el gasto sino volver a crecer.
·          Aumentar los impuestos a la producción y la exportación tampoco es el camino. Sin crecimiento, las retenciones van a permanecer durante mucho tiempo.
·          No vamos a tener un déficit fiscal 0 en 2019, sino de 3% del PBI. Evidentemente había que hacer un esfuerzo con tarifas para reducir subsidios, pero ese ahorro se fue en intereses de la deuda.
·          Con la suba del IPB y el revalúo inmobiliario de las provincias, estamos cobrando dos veces.
·          Estamos en una situación de parches y espero que no se vuelva a correr el riesgo de atrasar el tipo de cambio real.
·          La Argentina necesita una reforma laboral y acuerdos sectoriales, que me parecían muy buenos. Pero cuando se conoce la letra chica aparecen los problemas.
·          También en el proyecto de presupuesto 2019, donde baja de 5 a 3 años la prescripción de delitos aduaneros y eso no tiene nada que ver con bajar el déficit fiscal.

Luciano Laspina

·          Uno no puede estar en desacuerdo con que la Argentina necesita crecer, pero para que haya estabilidad macroeconómica necesitamos equilibrio fiscal.
·          La Argentina ha pasado un tercio de su historia en default. Esto habla de un país que no logrado manejar sus cuentas fiscales y que ha tenido como responsable a la dirigencia política.
·          Para el político es difícil decir que no, porque la plata la ponen ustedes y el cheque lo firmamos nosotros. El Congreso es un desfile de pedidos y nunca le pusimos el cascabel al gato.
·          El modelo es sacarles mucho a pocos, para darles poco a muchos.
·          Si nos ponemos de acuerdo para sancionar un presupuesto equilibrado, podemos intentar que esta crisis no sea una más sino la última. El desafío que tenemos por delante es gigante.
·          Cuando se discutió la adenda al Consenso Fiscal para cubrir el traspaso de subsidios a las provincias, los gobernadores propusieron la suba del IBP. En este marco el alza cobra sentido, aunque se trata de un impuesto distorsivo.



·          Nadie en el oficialismo impulsó el IBP ni los derechos de exportación con satisfacción, pero dentro de la emergencia era los más progresivos disponibles.
·          De todos modos, se mantiene el corazón de la Reforma Tributaria con la rebaja de Ganancias para proyectos de inversión y el cronograma de Ingresos Brutos incluido en el Consenso Fiscal.
·          Confío profundamente en el liderazgo de Mauricio Macri, que creó un partido desde cero y llegó a la Presidencia de la Nación. Y creo que volverá a demostrarlo.
·          Israel tuvo el sistema de bandas cambiarias cuando salió del crawling peg y funcionó.

Nicolás Dujovne

·         Mirar esta inflación y proyectarla es mirar el futuro con retrovisor, ya que la política monetaria que puso en marcha el Gobierno es muy dura en base a una regla de control de agregados monetarios que consiste en mantener la base constante hasta el año próximo.
·         Esto está dando sus frutos. La fortaleza del peso no depende de la intervención del Banco Central, sino de la calidad de la política monetaria
·         Sabíamos que la tasa de interés de corto plazo en términos nominales y a siete días era la alternativa menos recesiva que teníamos.
·         El camino tomado es una línea recta que viene desde diciembre de 2015 y que consiste en tener una macro ordenada y competitiva que implica desregular, tender al equilibrio fiscal, bajar impuestos, eliminar el control de capitales y normalizar las tarifas. Ese mismo programa de inicio sigue su curso para cambiar a la Argentina.
·         Nos fue muy bien hasta el primer trimestre de este año y tuvimos incidentes que no esperábamos: la sequía y el cambio de contexto internacional. Veníamos navegando por un río que era el gradualismo y esos cambios nos obligaron a navegar por los rápidos del mismo río.
·         Estamos haciendo una corrección fiscal hacia el equilibrio primario y que la sociedad siga apoyando al Presidente nos muestra que adscribe a las líneas generales para aspirar a ser un país desarrollado.
·         Cuando dentro de mucho tiempo miremos la corrección que se hizo este año y como nos deja posicionados comprenderemos los por qué. Si podemos continuar por este camino, el año próximo veremos una Argentina diferente que seguirá en el camino del crecimiento.
·         Cambiaron las circunstancias y tuvimos que cambiar nosotros. Decidimos variar el ritmo y acelerar la convergencia hacia el equilibrio fiscal. Esa corrección la estamos haciendo y estamos en condiciones de empezar a crecer sin las vulnerabilidades que teníamos.
·         La política monetaria está haciendo efecto y estimamos que la inversión será lo último en recuperarse. Estamos convencidos de que no hay otro camino. ¿Qué pasaría si no tuviéramos esta política monetaria y fiscal?
·         La fortaleza de la moneda viene dada por la fortaleza de la política fiscal. Hoy, la Argentina no quiere volver al atraso cambiario.
·         Estamos esperando que el año próximo los precios de los servicios públicos no superen la inflación.
·         Cada sector deberá ver que puede pagar. Hay realidades diferentes, pero, en general, están las cláusulas de revisión.



·         Entendemos que hay un esfuerzo muy grande de muchos sectores que han puesto el hombro y tenemos que sentarnos a pensar juntos como encaramos el año 2019.
·         Con respecto a la CGT, en el mano a mano tenemos diálogo fluido. Por otro lado, la central sindical está en una gimnasia electoral muy cerca de la oposición que no guarda relación alguna con el diálogo que tenemos.
·         La recuperación del sector externo va a ser muy rápida. Nuestras proyecciones no coinciden con las del Fondo Monetario, aunque hemos hechos nuestros cálculos de una manera muy conservadora. La economía probablemente no crezca, pero estamos terminando el año con mejoras con respecto al resto del año, por lo que el próximo se verá una recuperación en promedio.
·         Si tiene algo este gobierno es que no podemos hacer todas las cosas que querríamos hacer de modo inmediato y hay una tarea de paciencia y negociación.
·         Los desembolsos del FMI año que viene serán de 30.000 millones de dólares y tenemos pagos muy inferiores a esa cifra. La Argentina tiene cerrado casi el programa financiero de este año y es muy probable que a mitad de año próximo les pueda decir que se cerró 2019. Tendremos un capital de trabajo que la Argentina nunca tuvo. Es una situación inédita.
·         Este es el programa de la Argentina y no el programa del Fondo. El programa de la Argentina es un programa de desarrollo. Cuando uno pierde el superávit externo, el tipo de cambio flotante tiene un rol fundamental.
·         La presencia del FMI nos permite mostrar que la Argentina ha recuperado la liquidez. El mercado de capitales está abierto y eso le permite refinanciar su programa financiero con un nivel de anticipación que nunca tuvo antes.

 Participación del presidente de la Nación

Mauricio Macri

·         Coincido en que las cosas han cambiado mucho desde hace un año hasta ahora. Para mí fueron meses muy duros. Se también la angustia que viven los argentinos y esa es también mi angustia.
·         El debate sobre hasta dónde debía llegar el cambio mientras hacíamos transformaciones, transcurría con un viento a favor que nos trajo financiamiento. De golpe empezamos a percibir que eso cambiaba y por eso colocamos deuda en enero de 2018.
·         En 2017 hubo un flujo de financiamiento de US$ 100.000 millones a los países emergentes, de los cuales tomamos U$S 30.000 millones. Este año bajó de 100.000 a sólo 7000 millones. Y la sequía nos restó otros 8000 millones.
·         Cuando el dólar trepó a $ 26/27, vinieron los cuadernos y fue otro golpe muy duro. Pero, como decía mi abuela, lo que no te mata te fortalece.
·         Antes cuando el dólar subía 100% todo el sistema colapsaba y hasta renunciaron Presidentes. Pero aquí estamos, sin cambiar las reglas. En algunos medios se pronosticaban corridas bancarias y eso no pasó.


·         Decimos la verdad. No hay más realismo mágico, no hay mentiras y hemos construido varios pilotes donde pararnos. Hoy nadie discute la información: los datos vienen mal y salen. Todesca saca el número de inflación que tiene que sacar, no el que le dice Dujovne.
·         Para que haya verdad también necesitamos jueces que inspiren confianza y por eso hemos nombrado 200 entre los mejores que se presentaron a concurso; no entre los amigos o acomodados.
·         La Argentina va a tener dentro de un tiempo la energía más barata de la región para que ustedes la utilicen para producir y también vamos a exportarla.
·         En menos de tres años hemos terminado 838 obras para cubrir las enormes necesidades de infraestructura.
·         Cuando visitamos barrios pobres, muchos nos agradecen que el narcotráfico esté en retroceso y haya habido 17.000 incautaciones de droga. Además, un 35% menos de homicidios.
·         Yo siento que hemos fortalecido a la sociedad y les agradezco de vuelta a los argentinos por la sensatez, que en los ciudadanos de a pie es mucho mayor que en la dirigencia.
·         Siempre he hablado de que tenemos que hacerlo juntos, no solo entre nosotros sino con el mundo. Debemos fortalecer esta dinámica. Lamentablemente todavía uno encuentra mucho enojo, mucha bronca por las cosas que no funcionaron.
·         La Argentina necesita todos los días fortalecer esa herramienta que es el diálogo. Estar tantos años en minoría nos ha permitido ejercitar ese diálogo. Todos tenemos que participar, porque el diseño de país no puede recaer sólo en la política.
·         Si estoy acá es porque confío en que si el país no funcionó en el pasado, puede funcionar en el futuro.
·         Son 70 años de arrastrarnos en el mismo barro, de dar vueltas y vueltas y caer en lo mismo. Hay dirigentes de la oposición que tienen un compromiso con la gobernabilidad. Pero a otros les falta coraje para decir la verdad.
·         El hombre público vale por lo que dice en público. Hay gobernadores y dirigentes que en privado admiten la necesidad de cambios y después en público nos critican por llevarlos adelante.
·         La vida me dio la oportunidad de elegir y estoy acá para intentarlo. Los Juegos Olímpicos de la Juventud son una muestra de lo que podemos hacer si nos lo proponemos. Hicimos algo a nivel de los mejores del mundo y con infraestructura que podrá ser utilizada. Ahora también estamos cosechando los frutos de haber restaurado el Teatro Colón.
·         La competitividad es absolutamente todo. Es mucho más que la productividad que el general Perón definía como la “estrella polar”. Es lo que nos debe enorgullecer. Y lo que deben comprender muchos dirigentes.
·         Tenemos el 8° país más grande del mundo totalmente desconectado en materia digital y ahora estamos pasando de 4,5 a 14 MB por segundo y aspiramos llegar a 20 MB. Cuando conectas Internet no es solo para la pyme sino también para la escuela y los chicos de todo el país.
·         El Belgrano Cargas viene batiendo records históricos de toneladas transportadas y se bajó en 10 días el tiempo de viaje tras la renovación de 450 kilómetros de vías.

Tenemos que obsesionarnos con el tema de la logística para bajar costos. Hoy mover un contenedor cuesta 215 dólares, frente a 230  
·         contenedores en el puerto de Santos, porque eliminamos “peajes” y trámites innecesarios.
·          No podemos tener métodos mafiosos en todo el sistema logístico. Si esto no cambia, cientos de miles de puestos de trabajo no se van a generar.
·         Son batallas que tenemos que dar todos. Lo mismo que la legislación laboral. Metimos la ley de ART pero no alcanza. Una vez más convoco a los gremios a que nos sentemos y hagamos cosas inteligentes.
·         Me obsesiona encontrar algo que se pueda simplificar para que una empresa pueda crecer y crear empleo. Es insólito que se piense que la pyme es buena y la gran empresa es mala, porque las pequeñas deben crecer.
·         También estamos designando jueces nuevos en el fuero laboral para terminar con la industria del juicio y las mafias. También simplificamos los trámites y redujimos en 47 días los tiempos para realizarlos. El año que viene todos serán Trámites a Distancia (TAD). 
·         La tecnología avanza y si no estamos en esa ola no vamos a poder. Son temas apasionantes y todos tenemos que aceptar marcos regulatorios más competitivos.
·         La transparencia es un eje fundamental y así ocurre en el mundo entero. Subimos 22 lugares en el mundo en menos de tres años. Y tenemos que lograr que cada gobernador y cada intendente haga lo mismo.
·         El populismo es hacer cosas sin reparar en los costos y creer que eso no tiene consecuencias. Yo lo llamo: “La fiesta inolvidable” Vivimos una borrachera durante la década pasada, pero eso venía de años.
·         Lo que pasó con la tarifa del gas era cumplir con una Ley que venía de antes. Con el gobierno anterior, con la tarifa pesificada, nos quedamos sin gas. No se puede creer que las cosas no tengan consecuencias.
·         En los barrios más pobres hacemos trabajo conjunto, con obras que empiezan y terminan. Antes los arreglaban con una chapa. Tenemos que reestablecer la confianza de que esta vez la cosa es en serio.
·         En toda la década pasada, la Argentina recibió en exportaciones oleaginosas 643.000 millones de dólares más que en la década anterior. Tuvimos la oportunidad y no la supimos aprovechar para invertir y para cambiarle la vida a la gente.
·         Necesitamos bajar los impuestos. No se puede seguir sosteniendo estos niveles de tasas municipales, de impuesto al cheque o de contribuciones patronales. Hay un enorme desafío. Este Presupuesto es sano y es la base para ir adelante.
·         Tenemos que administrarnos con recursos escasos, cuidando el mango como lo hacen los demás argentinos. Cómo puede ser que la política haga lo que le parece. Eso es imposible. No puede haber gastos exorbitantes en programas extraños que son administrados por quienes se llevan 90%de los montos asignados, mientras lo mínimo le llega a la gente.
·         Hay muchos argentinos que esperan que nosotros le llevemos soluciones concretas. Los demás países con los que competimos tienen un Estado que acompaña, que abre campos de desarrollo.
·         Para ir hacia lo que se necesita teníamos que conseguir un grado de consenso muy amplio.
·         Cuando llegamos había cuatro provincias estables. Hoy hay ocho y el año que viene va a haber 18.

·         Hay muchos que ponen palos en la rueda y que se oponen a este cambio. Nosotros tenemos que ayudar a superar ese miedo y volver al camino del que nos salimos.
·         Me frustra mucho cuando veo dirigentes que siguen diciendo cosas, aunque entienden y saben que lo que están diciendo es una mentira. Eso me pone muy mal.
·         Esta vez vamos a cambiar la historia definitivamente.
·         Las mujeres han demostrado su capacidad y su liderazgo. Falta cantidad, pero tienen un compromiso muy grande.