https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

54º Coloquio Anual de IDEA Los empresarios reconocieron que la causa de los cuadernos les produjo “vergüenza, enojo y desilusión”


Empresarios de distintos sectores consideraron que los hechos de corrupción que se investigan en la causa de los cuadernos deben ser un punto de partida para futuros cambios

En el panel “Nuestro rol”, cuatro empresarios de distintos sectores de la economía coincidieron en describir a la causa de los cuadernos de la corrupción como uno de los puntos de inflexión de la historia del empresariado y de la clase política. “Desilusión”; “frustración”; “vergüenza”; “enojo”, “indignación” son algunas de las palabras que eligieron los integrantes del panel para referirse a la sensación que tenían en torno a la causa judicial, pero al mismo tiempo se mostraron esperanzados con que ese hecho pueda servir para generar un verdadero cambio.    
“Tengo un sentimiento de desilusión porque no hemos sido capaces de construir una Argentina sustentable, no pudimos generar desarrollo y la reciente historia de corrupción me avergüenza. Pero siento esperanza porque hay un montón de empresarios que estamos haciendo las cosas bien y tenemos un montón de ganas”, aseguró Carola Fratini Lagos, directora de IDEA y Regional Head of comercial Insurance Latin América de Zurich.
“Quizá (Oscar) Centeno haya ayudado con los cuadernos, pero es el primer capítulo de un libro largo. Tenemos que hablar de cómo gestionamos las empresas. Nos debemos varios capítulos”, agregó Sergio Kaufmann, director de IDEA y CEO de Accenture para Sudamérica Hispana.
A su turno, el director de IDEA y presidente del Grupo Murchison, Roberto Murchison afirmó: “Los cuadernos de Centeno me dan esperanza porque deja en claro que la corrupción ha dejado de tener un costo cero. Y creo que van a venir cambios culturales interesantes”.
 Finalmente, Gastón Remy, director de IDEA y CEO de Vista Oil & Gas dijo que sintió “sorpresa e indignación porque sí veíamos una serie de hechos que uno imaginaba, pero no el tamaño de algo tan sistémico y de estas proporciones” y añadió: “Siento frustración y enojo, porque los empresarios, políticos y sindicalistas no estamos entendiendo la gravedad de lo que está pasando”.
El panel se inició con un video en el que se reflejaron los resultados de una encuesta en la que se mostró la opinión que el común de la sociedad tiene sobre los empresarios.
En otro orden, Gaston Remy declaró: “Para que este encuentro no solo sirva para debatir sino también para generar acciones concretas, quiero retomar lo que anunció anoche Javier Goñi sobre el compromiso de los empresarios para mejorar el financiamiento de la política. Es algo que estamos trabajando con CIPPEC, RAP y Poder Ciudadano para insistir en que haya una ley de financiamiento de la política; para que solo existan aportes bancarizados, trazables; y para que las empresas establezcan normas de compliance que nos permitan hacer más transparentes los aportes cuando se tratan de empresas, de ejecutivos o de aportes personales”.
Por su parte, Sergio Kaufman dijo que solo logrando solo un cambio en la forma en que se financia la política, ya se cambia la Argentina. "Si logramos bancarizar los aportes, si logramos ese único cambio, ya cambia la Argentina", enfatizó.
“Nuestro rol” estuvo moderado por el prosecretario de redacción de Clarín, Fernando González, quien presentó el debate de la siguiente manera: “Este año vi algo que no pensé que iba a ocurrir. A partir de la revelación de los cuadernos, funcionarios declararon ante la justicia que habían recibido coimas y empresarios que habían pagado coimas. Pensé que nunca iba a ver eso ante un juez. Que lo que uno puede sospechar realmente ocurría. Que hay empresarios involucrados de los más reconocidos y que eso ocurre en el medio de una crisis, en recesión, con una crisis de disparada del dólar. Y todos esos datos me hicieron pensar qué iba a hacer el Coloquio de IDEA: tomó el toro por las astas y convocó a cuatro exponentes importantes para debatir cómo seguimos, cómo salimos de esta cuestión”.
Kaufmann, consideró: “El cambio lo hacemos nosotros. Mucha gente nos mira y ese modelo lo hacemos con lo que construimos todos los días. Nosotros tenemos dos roles: generamos riqueza –en el mejor de los casos para toda la sociedad- y en orto rol es el de construir una sociedad mejor. Pero no estamos haciendo lo suficiente para construir una sociedad mejor”.
El CEO de Accenture para Sudamérica Hispana explicó: “Cuando nos olvidamos de nuestra responsabilidad de construir una sociedad mejor porque total alguien me va a dar un subsidio y me va a proteger, vemos la reacción de la gente (en referencia a la encuesta) y buena parte del reclamo viene por ahí”.
Y en relación a lo que él llamó “empresarios con H”, en referencia a algo que es parecido pero es diferente, que está mal escrito, aunque suene igual, dio el siguiente ejemplo: “Es impresionante la pasión que tenemos por andar por la banquina, parece que pasó a ser el camino privilegiado. Pero tenemos que entender que andar por la banquina condena a un montón de gente que está respetando las normas. A algunos les puede mejorar el presente, pero perjudica el futuro de todos”.
A su turno, Carola Fratini Lagos, estimó que para salir de este momento tras la crisis de los cuadernos, es necesario “alinear con nuestros valores. El cambio empieza por nosotros. Nos guía y nos ayuda en no perder el norte. Tenemos que pensar en el largo plazo. Qué escala de valores usamos para tomar nuestras decisiones”.
Para eso, la directiva de Zurich propuso una lista de siete puntos:
*seamos verdaderos líderes de largo plazo. Pensemos en el impacto de nuestras acciones
* promovamos la colaboración no seamos egoístas. Hablemos con diálogo franco con otros empresarios, con el Estado y con los sindicatos
* establezcamos un sistema de incentivos
*exijamos transparencia. Necesitamos reglas claras y las mismas para todos
* seamos cuidadosos y protejamos nuestra cadena de valor. Ayudemos a llegar a la formalidad o a crecer a nuestros proveedores
* promovamos la diversidad, no solo de género, sino que todo se enriquece con gente que piensa diferente
*cuidemos el medioambiente. Tenemos que cuidar el país que vamos a dejar
Roberto Murchison, en tanto fue un poco más allá y reflexionó sobre la salida no sólo de la crisis de los cuadernos sino de la crisis económica y sostuvo: “La disputa no es entre izquierdas y derechas sino entre populismos e institucionalismos”.
“Viendo los casos de corrupción de la región y de la Argentina, y los ajustes macroeconómicos que tenemos se crea escepticismo en la sociedad, en los políticos y en los empresarios, lo que genera tierra fértil para los populismos y, si bien es poco probable en el corto plazo que tengamos de vuelta un gobierno populista, la probabilidad dejó de ser cero y eso me preocupa mucho”, reflexionó.
“Lo otro que me preocupa es que una parte de la ciudadanía y de la dirigencia política no está convencida de que no tenemos un Estado muy grande para la economía que tenemos. Piensan que tal vez es una buena idea tener el Estado que ocupa el 45% del PBI. Eso es preocupante. Es una familia que quiere vivir con un estándar de vida que no tiene”, afirmó.
“Del lado del optimismo diría que toda crisis genera una oportunidad. Mientras nosotros discutíamos la velocidad de cambio y si había o no que hacer un ajuste el mercado lo hizo. De una manera que brutal y desordenada como lo hace el mercado. Pero por ejemplo ya no estamos discutiendo que el año que viene tenemos que tener déficit cero. Creo que usar el dólar de ancla inflacionaria ya no va y creo que esta crisis cambiaria logró posicionar al Argentina en el camino de crecimiento. El segundo semestre del año que viene vamos a crecer y eso da optimismo”, consideró. 
Hacia el futuro, Murchinson aseveró que “hay que trabajar sobre el mercado sobreregulado y sobre los proteccionismos que son la contracara de la productividad”.
Gastón Remy dijo sentir “mucha ansiedad por participar de este panel, en este momento tan especial que estamos viviendo”, porque según explicó temas como este se vienen tratando “desde hace mucho en IDEA: la necesidad de tener empresarios diferentes, de salir de la tribuna y jugar el partido en la cancha. No todos estamos del lado de los malos”.
Y reflexionó: “El sentimiento que me predomina es el de una gran esperanza e ilusión. La realidad supera la ficción porque las cosas terminaron emergiendo y pasando tal vez de manera inimaginable, pero por suerte que pasaron”.
Y concluyó: “Como empresarios tenemos que movernos a una lógica de construcción de paso a paso, ladrillo por ladrillo para conseguir que esas gotas de agua que somos cada uno de nosotros se conviertan en mareas que generen un cambio genuino”.

Acerca de IDEA
IDEA cuenta con una trayectoria de más de cincuenta años trabajando para la formación y el intercambio empresarial, promoviendo el crecimiento y la competitividad de la Argentina. Actualmente, IDEA nuclea a más de 470 empresas líderes de la Argentina y desarrolla su accionar en base a cuatro pilares clave: lugar de encuentro, red de profesionales, educación e incidencia.