https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

En vísperas del debate del aborto, presentan un proyecto de despenalización

De cara a la definición en el Senado de la suerte del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, y con las perspectivas de rechazo que todos los conteos previos anticipan, ya hay quienes piensan en el día después y en aportar alguna alternativa sobre el tema.

Es el caso de la senadora Lucila Crexell (MPN-Neuquén), quien ya anticipó que se abstendrá este miércoles -postura que mantiene, ante la falta de una “propuesta superadora”, según aclararon a este medio desde su despacho- y presentó este lunes un proyecto de ley al que accedió parlamentario.com, y que propone lo que define como “una solución intermedia a la actual problemática que está dada por la gran cantidad de abortos clandestinos”. Precisamente considera la legisladora neuquina que esta realidad social “amerita alternativas intermedias que contemplen este acuciante problema que conlleva riesgos significativos para la salud y la vida de un gran número de mujeres que habitan este país”.

Crexell propone modificaciones en el Código Penal a partir de la despenalización del aborto temprano “en la convicción de que la penalización finalmente termina conllevando a que los abortos se realicen de manera clandestina e insegura, aumentando la mortalidad de las mujeres en edad materna”.

El proyecto de ley de Crexell propicia una propuesta que compatibiliza la gravedad y trascendencia social que reviste la temática abordada y a la vez protege a la mujer. Considera “no punible” el aborto practicado con el consentimiento de la mujer hasta la semana 12 inclusive del proceso gestacional, “siempre que el mismo sea llevado a cabo por un profesional de la salud en un establecimiento de salud”.

Crexell considera necesario modificar el tipo penal del aborto, limitándolo de manera que hasta la semana 12 la mujer pueda decidir libremente su interrupción con la intervención de un profesional de la salud y en un establecimiento de salud. “En consonancia con ello, a partir de la semana 13, y dados los derechos en juego con la consiguiente necesidad de mantener un equilibrio entre los mismos, es que se tipifica la figura del aborto consentido disminuyendo ostensiblemente las penas a aplicar, con respecto a la legislación vigente”, expresa el proyecto.

La senadora neuquina sugiere que a partir de la semana 13, si bien se tipifica el delito de aborto, se establecen dos excusas legales absolutorias; el peligro para la vida o la salud de la mujer, y cuando el embarazo fuere producto de una violación. En este supuesto se recepta la doctrina establecida por la Corte Suprema en el fallo FAL del año 2012.

Por otro lado, el proyecto mantiene la tipificación del aborto en los casos en que no es consentido, cualquiera sea su estadio.





parlamentario