https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Preocupado por las trabas, el Gobierno argentino se reunió con Techint

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, participó hoy de una reunión privada con Paolo Rocca, presidente y CEO de la Organización Techint, y Javier Martínez Álvarez, presidente de Tenaris Cono Sur, en la planta productora de tubos de acero de Campana.
El encuentro había sido pactado en noviembre, cuando Marcos Peña concurrió al Foro ProPyme que se realizó a fin de ese mes en el Sheraton. Luego de la reunión, Peña realizó una recorrida por la planta, que incluyó una posterior visita al Centro de Investigación y Desarrollo de la empresa y a la Escuela Técnica Roberto Rocca.  Estuvieron presentes también el secretario de Comunicación Publica, Jorge Grecco, el subsecretario de Asuntos Institucionales, Matías García Oliver y el director corporativo del Grupo Techint, Luis Betnaza.
Más allá del carácter protocolar del encuentro y de su gestación hace meses, la visita de Peña se produce el mismo día en que Donald Trump oficializó la decisiónsobre las importaciones de aluminio y acero, que podría afectar las ventas argentinas de esos insumos clave para industria, donde Techint es un jugador mundial de peso.
Techint, a través de Siderca, exporta a Estados Unidos 200 mil toneladas anuales a Estados Unidos, unos u$s 300 millones. En ese sentido, fuentes que tuvieron acceso a los contenidos del encuentro dijeron a El Cronista que el tema estuvo presente en los diálogos entre Peña y Rocca, donde apareció la preocupación por la decisión que tomó el presidente norteamericano. “Hubo, claro, menciones a la cuestión de la ‘sección 232’ , dijeron las fuentes en relación a una disposición del “Acta de Expansión Comercial de 1962”, que le permite al Departamento de Comercio de Estados Unidos imponer sanciones o bloqueos que afectan el interés estratégico del estado norteamericano sin pasar por los procedimientos de la OMC.
La visita ocurre, además, cuando el Gobierno y la Unión Industrial Argentina (UIA) intentan reencaminar un diálogo que se vio afectado por tensiones discursivas en los últimos días, cuando el ministro Francisco Cabrerae dijo que los empresarios argentinos “lloraban”. Luego de la última renovación de autoridades, en 2017, Techint obtuvo un peso significativo en la conducción de la central fabril.

cronista