LA REGLA 9-9-6: LA CLAVE DEL ÉXITO DEL FUNDADOR DE ALIBABA

La rutina 9-9-6 implica trabajar de nueve a nueve, seis días a la semana. Así es como las tecnológicas chinas maximizan su producción, con ejércitos de programadores, gestores de proyectos e incluso ejecutivos trabajando 12 horas diarias. De esto hizo una regla el famoso empresario, dueño de Alibaba, Jack Ma, dueño de una fortuna de US$ 41.000 millones. 
La ley china, al igual que en otros países como la Argentina, limita la cantidad de horas a la semana que un empleado asalariado puede trabajar y da un marco para las horas extras. En el país asiático, la normativa establece una semana laboral de 40 horas, pero las compañías la estiran haciendo que sus trabajadores firmen contratos que indican que sus puestos requieren de horarios flexibles.
Así, para muchos empleados, la fórmula 996 se transformó en su rutina. Según informó la empresa de recursos humanos Zhaopin, de los 13.000 encuestados, el 81% indicó que trabaja horas extras y el 11% dijo que suele trabajar más de 60 horas por semana. Los resultados mostraron que los empleados del sector IT y Online eran los que más horas hacían.
Una de las empresas más conocidas que adopta estos horarios “flexibles” es Alibaba, que si bien por un lado sus voceros dicen que promueven que sus empleados encuentren un balance entre su trabajo y su vida personal, por el otro, su fundador, Jack Ma, admitió que la compañía les demanda más a cambio de pagarles más. “Le pedimos a tres personas que hagan el trabajo de cinco y les pagamos por cuatro”, sintetizó Jack Ma durante una reunión con los inversores en 2017.
Lo mismo sucede en el grupo Tencent, la más grande multinacional china, conocida principalmente por WeChat y su enorme división de videojuegos. Luego de que uno de los trabajadores de esta última murió de forma súbita, uno de sus colegas le escribió a los directivos y la carta se viralizó en las redes sociales del país. “Pasamos la mayoría de nuestros fines de semana en la oficina. Nuestros cuerpos estuvieron sobrecargados durante un periodo de tiempo extendido”, señala el texto.
Ahora las empresas están empezando a sentir la presión de sus empleados, especialmente de los más jóvenes para quienes el trabajo no lo es todo. Desde Tencent informaron que están trabajando para evitar las horas extras ciertos días de la semana y que bloquearan las discusiones laborales en su aplicación WeChat luego de las 20. Incluso algunas startups están cambiando el curso. Zhang Huan, el fundador de la plataforma de ecommerce Fmsecret, que funciona dentro de WeChat, explicó que al principio implementó el formato 996, pero que lo tuvo que abandonar a los tres meses porque cinco de sus 32 empleados renunciaron. “Ahora trato de motivarlos y de confiar en ellos, así trabajan mejor que bajo el régimen 996”, explicó durante una entrevista.


infotechnology