https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Con inflación que no cede y presión del dólar, el Central mantuvo la tasa de referencia



Con expectativas de inflación que no ceden y una presión extra en la mayor demanda de dólares en el mercado, el Banco Central resolvió hoy mantener la tasa de interés de referencia (la del centro del corredor de pases a siete días) en el 27,25%, una decisión que era esperada en forma casi unánime en el mercado.
Como es habitual, el comunicado del Banco Central pone el foco en la evolución de los precios y las expectativas de inflación, pero también menciona la situación del mercado cambiario y justifica sus intervenciones (tuvo que vender más de u$s 500 millones para contener la demanda de dólares) en que así evita mayores presiones inflacionarias.
“Con toda la información disponible, el BCRA decidió mantener su tasa de política monetaria, el centro del corredor de pases a 7 días, en 27,25%. El Banco Central seguirá monitoreando esta situación, y no relajará su política monetaria hasta que se confirmen señales de desinflación compatibles con el sendero buscado”, apunta el comunicado de política monetaria.

Expectativas de inflación

El texto apunta que el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), la encuesta que realiza el BCRA entre decenas de analistas, “la inflación esperada para 2018 aumentó de 19,4% a 19,9% para el nivel general y de 16,9% a 17,1% para el componente núcleo” mientras que también aumentaron las proyecciones para 2019 (de 13,5% a 14%) y 2020 (de 9,1% a 9,7%).
El comunicado señala también que “la inflación esperada para los próximos doce meses disminuyó de 18,6% a 17,6%”, pero agrega que “las estimaciones y los indicadores de alta frecuencia de fuentes estatales y privadas monitoreados por el BCRA indican que la inflación de febrero mostrará un alza respecto del valor registrado en enero, tanto en el nivel general como en la inflación núcleo, principalmente como producto de un aumento en los precios regulados y del precio de algunos bienes transables”.
Con todo, el Central insiste en considerar que “esa aceleración de precios es temporaria” y que, “completadas buena parte de las correcciones tarifarias y apaciguada la dinámica cambiaria local, la inflación consolidará su tendencia a la baja”.

El dólar

A diferencia de otros comunicados, el de esta semana hace mención explícita al dólar, con argumentos en defensa de la intervención del Central y una renovada aseveración de que se mantendrá el esquema de flotación con intervenciones ocasionales.
“Luego de la pronunciada depreciación observada desde diciembre, durante las últimas semanas el peso siguió mostrando signos de debilidad. En ese contexto, el BCRA decidió intervenir para sostener el valor de la moneda, en la convicción de que, en las condiciones actuales, una depreciación mayor a la ya ocurrida no estaría justificada ni por impactos económicos reales ni por el curso planeado de su política monetaria y que, de no evitarse, tendría el potencial de ralentizar el proceso de desinflación”, reconoció el Banco Central.
En el texto, la autoridad monetaria “ratifica su esquema de flotación cambiaria con intervenciones ocasionales, como complemento de su política monetaria, ante dinámicas disruptivas capaces de alterar la marcha de la inflación o de generar efectos negativos en las condiciones financieras”.

cronista