https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Alemania legaliza criptomonedas y las reconoce como medio de pago

Las monedas digitales se convierten en equivalentes a los medios tradicionales de pago.

Alemania reconoce las criptomonedas como medio de pago, dijo el Ministerio de Finanzas.
En una guía, publicada el pasado martes,  Alemania se distingue de Estados Unidos, donde el Servicio de Rentas Internas trata a Bitcoin como propiedad para fines impositivos, lo que significa que si un estadounidense compra una taza de café con bitcoin, técnicamente se considera una venta de propiedad y potencialmente sujeto al impuesto a las ganancias de capital.
En cambio, Alemania considerará a Bitcoin como el equivalente de la moneda de curso legal a efectos fiscales cuando se utiliza como medio de pago, según un nuevo documento.
El Ministerio de Finanzas basó su orientación en un fallo de la Corte de Justicia de la Unión Europea de 2015 sobre los impuestos al valor agregado (IVA).  El fallo del tribunal creó un precedente para que las naciones de la Unión Europea graven el bitcoin al tiempo que ofrezcan exenciones para ciertos tipos de transacciones.
En particular, el nuevo documento alemán justificó sus decisiones fiscales al considerar las criptomonedas como un método legal de pago, declarando:
Las monedas virtuales (criptomonedas, por ejemplo, Bitcoin) se convierten en el equivalente a los medios legales de pago, en la medida en que se han aceptado las denominadas monedas virtuales de los involucrados en la transacción como un medio alternativo de pago contractual e inmediato”.
A efectos fiscales, esto significa que convertir Bitcoin en una moneda fiduciaria o viceversa es “un beneficio misceláneo imponible”. Explica el documento que cuando un comprador de bienes paga con bitcoins, se aplicará un artículo de la Directiva del IVA de la UE al precio de bitcoin en el momento de la transacción, según lo documentado por el vendedor.
Sin embargo, según el dictamen de la UE, el acto real de convertir una criptomoneda en moneda fiduciaria o viceversa se clasifica como una “oferta de servicios” y, por lo tanto, una parte que actúa como intermediaria para el intercambio no tributará.
Las tasas de pago enviadas a proveedores de billeteras digitales u otros servicios también pueden ser gravadas, según el documento.
Asimismo, otros aspectos del ecosistema de criptomonedas no serán gravados. Los mineros que reciben recompensas en bloque no serán gravados, por ejemplo, ya que sus servicios se consideran voluntarios, según el documento.
De manera similar, los operadores de cambio que compren o vendan Bitcoin en su propio nombre como intermediarios recibirán una exención de impuestos, aunque un intercambio que opere como un mercado técnico no recibirá dicha exención.
El documento del Ministerio de Finanzas (en alemán) puede verse en esta página de Scribd.
Fuente: CoinDesk