https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Link Securities Los miembros de la Fed llaman a la calma

La presidenta de la Reserva Federal de Kansas, Esther George, ha señalado que no está claro cuánto impulso va a ejercer la reforma fiscal en la economía, pero que dicho estímulo vendrá cuando el mercado laboral ya parece tenso, incrementando los riesgos de inflación. Por ello, considera que es importante que la Reserva Federal (Fed) estadounidense continúe en su actual senda de normalización monetaria con subidas graduales en los tipos de interés de referencia y cree que sería “razonable” que la Fed suba tipos tres veces en 2018.
Valoración: George recoge en sus declaraciones los temores sobre una mayor inflación, pero sus previsiones de subidas de tipos para 2018 están en línea con el último diagrama de puntos del Comité de Mercado Abierto (FOMC). En cualquier caso, las cifras de inflación seguirán siendo determinantes en la dirección de los mercados.
El presidente de la Reserva Federal de Nueva York, William Dudley, ha señalado que las recientes turbulencias del mercado financiero no han cambiado su opinión de que la economía probablemente siga creciendo por encima de su tasa normal. Así, Dudley considera que la subida de la rentabilidad de los bonos combinada con una caída de las cotizaciones de la renta variable es un ajuste del mercado a un crecimiento mayor de la economía global, y a que, como consecuencia, los bancos centrales están o bien comenzando a retirar sus políticas expansivas o pensando en hacerlo, y eso es un entorno algo diferente del que hemos tenido en los últimos siete u ocho años. Con todo ello, su opinión de que la Reserva Federal (Fed) necesita normalizar sus tipos no ha cambiado. De hecho, Dudley indicó que tiene más confianza en la durabilidad de la expansión económica. Finalmente, Dudley considera improbable que la caída de las Bolsas persista de forma que amenace con recortar la inversión de las empresas y el gasto de los hogares.
Valoración: Nueva llamada a la calma por parte de la Fed, recordando que los fundamentales económicos siguen siendo sólidos y que el ajuste de los mercados es eso, un ajuste a un escenario de subidas de tipos (escenario que hasta hace unos meses estaba todavía en entredicho ante la persistente debilidad de la inflación). En esta línea, también cabe recordar que los índices bursátiles estadounidenses han registrado sustanciales alzas desde la elección de la nueva Administración estadounidense, probablemente descontando sus políticas fiscales expansivas, por lo que las valoraciones de las empresas estadounidenses ya eran algo exigentes, situación que no se corresponde con la europea.