https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El Gobierno cerró ArBus, el ómnibus que conectaba Ezeiza con Aeroparque



El Gobierno decidió cerrar la empresa ArBus, que prestaba servicios de transporte urbano de pasajeros entre el Aeroparque Metropolitano y el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. La decisión fue confirmada por el ministerio de Transporte que conduce Guillermo Dietrich, que señaló como cauisa principal un déficit anual de 20 millones de pesos.
ArBus era un servicio de transporte terrestre operado por la estatal Intercargo que conectaba Aeroparque con el aeropuerto de Ezeiza y algunos puntos de la Ciudad de Buenos Aires (Puente Saavedra, Pacífico, Retiro y Microcentro).
El bus funcionaba los 365 días del año entre las 6:00 y las 0:00, con una espera máxima de 30 minutos y tarifas accesibles que permitían viajar desde Aeroparque a Ezeiza y viceversa. El servicio había sido inaugurado en agosto de 2014 por el gobierno de Cristina Kirchner.
En ese momento, los empleados que trabajaban tanto en Aeroparque como en Ezeiza podían viajar gratis, mientras que los pasajeros debían abonar $ 20. Luego, el gobierno de Mauricio Macri puso fin a la gratuidad del servicio para empleados y la empresa Aerolíneas Argentinas dio de baja el contrato que tenía con Intercargo para que sus clientes viajaran gratis en ArBus.  de Transporte dijo que había logrado reducir el déficit de la compañía de colectivos en un 70%, sin embargo, ahora decidió cerrarla.

Los argumentos del Gobierno

Desde Transporte justificaron la decisión en varios puntos:
que ArBus tenía un déficit de $ 20 millones anuales, con costos por $ 4 millones por mes e ingresos de sólo $ 2,5 millones;
que sólo el 3% de todas las personas que llegan al aeropuerto usan un servicio de este tipo (y que como Arbus perdía frente a la competencia, sólo el 25% de ese 3% utilizaba el servicio, pese a sus precios más bajos);
y que, pese a las mejoras, la demanda no superó ocupaciones del 20% por colectivo (de 35 asientos, se ocupaban en promedio solo 7).
Según aseguró el Gobierno, "de los 34 empleados que tenía ArBus, 11 fueron reasignados a nuevas tareas dentro de Intercargo mientras que otros 23 serán absorbidos por otras empresas de transporte" y, "mientras tanto todos están con licencia con goce de sueldo".

cronista