https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Cepu y Wall Street, responsables de la caída


por Eduardo Fernández
Una violenta caída experimentaron los mercados de referencia, todo porque en USA se conocieron los datos de empleo por el mes de Enero, que salieron mejor a lo esperado. Si bien a primera vista el comportamiento del mercado puede parecer contradictorio, suena mas lógico si se lo analiza por el lado de la inflación. Si estamos en presencia de una mayor cantidad de empleo, y si además los salarios de esos trabajadores crecen mas de lo previsto, esto alimenta las chances de un recalentamiento en los precios. Si esto llegara a suceder, la Reserva Federal podría acelerar el proceso de subas de tasas en los EE.UU. Por algo la tasa del bono del tesoro a 10 años cerró en 2.85%.
Por todo lo mencionado en el párrafo anterior, es que la Bolsa Neoyorquina cayó muy fuerte este viernes 2 de febrero. Los principales índices bursátiles registraban bajas promedio del 2.00% a las 17.00hs afectando de esta manera a todos los mercados del mundo. Fue la caída mas importante desde mediados de 2016.
Y a la plaza local le pegó de lleno lo acontecido en los mercados de referencia. Se notó claramente como el proceso bajista que se había insinuado ayer, hoy se aceleró en forma, tanto para acciones como para bonos. En el caso de los papeles privados no solo se vieron afectados por los avatares externos, sino también por lo sucedido con la acción de Central Puerto (CEPU). Este papel bajó el 16.8% todo porque el precio de la colocación por oferta publica finalmente se cerró u$s 1.65, un precio muy por debajo de lo que esperaban los analistas. Otros papeles que observaron fuertes bajas, dentro del panel líder fueron OEST –9.77%, DGCU2 –8.73% y PAMP –7.41%.
Respecto al monto operado en acciones locales, asistimos al volumen mas elevado de los últimos años, que llego a $ 1.832 millones. Por el lado del Merval se despidió con un retroceso del 5.74% dejando un cierre en los 32.653 puntos.
Por ultimo mencionar, que desde la óptica del análisis técnico lamentablemente el Índice Merval quedo en posición de vulnerabilidad. Primero no gustó el doble techo que registró en los últimos días en la zona de los 35.000 puntos. En segundo lugar que el 30 de enero pasado el indicador MACD nos haya dado señal de venta. Y en tercer lugar, el hecho de haber perforado el nivel de los 33.000 puntos, que deja abierta la posibilidad de ir en busca de objetivos mas deprimidos.