https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

BASF estuvo presente en la Experiencia Forrajera y en Cosecha de CLAAS


n  En relación al aumento de las malezas resistentes en los cultivos del país, BASF mostró OnDuty®Plus, un nuevo herbicida de pre siembra para maíces Clearfield®.
n  En el último tiempo, se incrementó la adopción de la inoculación del silo. Para el desarrollo de esta práctica, se presentó el producto LactoSilo®Gold.

En el marco de la jornada Experiencia Forrajera y en Cosecha de CLAAS, llevada a cabo el viernes 23 de febrero, BASF estuvo presente acompañando al productor agropecuario y ofreciéndole soluciones innovadoras para sus problemáticas.

Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), debido a la falta de lluvias en las tierras más ricas y el exceso de agua en el Norte, el 58% del maíz presenta una condición de cultivo entre mala y regular. A su vez, los cambios en los patrones de lluvias y en las temperaturas, aumentan la presión que ejercen las malezas.

En este contexto, durante la jornada, BASF presentó OnDuty®Plus, un nuevo herbicida de pre siembra para maíces Clearfield®. El mismo posee tres modos de acción: contacto, sistémico y residual; cuyas ventajas competitivas garantizan un período de control prolongado y alta efectividad.

A causa de la situación actual, el cultivo y la maleza generan una mayor competencia por el agua. Si desde un principio el productor realizó un buen control y aplicación del herbicida, se optimiza el uso de la poca disponibilidad de agua existente”, explica el Ing. Agr. Aimar Pena, Gerente del Cultivo de Maíz de BASF. Y agrega: “El producto presentado, OnDuty®Plus, posee una alta residualidad, que permite al maíz alcanzar el fin de ciclo sin competencia de las malezas”.

Innovación de BASF para inocular los silajes
En los últimos 10 años, la superficie de cultivos destinados a la confección de silos se incrementó en un 300%, al mismo tiempo que creció la adopción de la inoculación del forraje a ensilar. Esta práctica evita pérdidas y ayuda a aprovechar al máximo el futuro alimento.

Dada esta situación, BASF difundió su producto LactoSilo®Gold, que ofrece nuevos beneficios debido a su innovadora formulación liofilizada, que no requiere la conservación refrigerada del mismo, lo que facilita la logística para los productores y picadores a la hora de utilizarlo. Cabe destacar que este inoculante contiene 7 bacterias, entre ellas Lactobacillus buchneri, que brinda una marcada estabilidad aeróbica luego de la apertura del silaje, impidiendo el aumento el desarrollo de hongos y levaduras no deseadas. Además, optimiza las características del ensilaje como son el aroma, color, olor y palatabilidad.

A partir de ensayos realizados por el INTA Balcarce, se muestra un aumento del 12% en la producción de leche en silos tratados LactoSilo®Gold respecto a un testigo sin inocular, y un 18% en el desarrollo de carne.

Según Marcelo Hoyos, gerente técnico de BASF en Argentina: “Siempre es conveniente inocular porque ayuda a mantener la calidad por más tiempo, asegura el proceso de fermentación y lleva un importante retorno a la inversión. Actualmente el LactoSilo®Gold es el producto más completo en el mercado para el forraje a ensilar”.

Es importante resaltar que esta tecnología se puede aplicar en silajes de maíz, sorgo, alfalfa y pasturas. De esta forma, se evitan pérdidas del material, el productor genera alimento de óptima calidad, aumenta la producción de carne y leche y, en consecuencia, consigue un alto retorno de la inversión.