https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Admiten que el triunvirato de la CGT llegó a su fin

En el interior de la CGT admiten que la conducción tripartita se encuentra totalmente fracturada. Los indicios se fueron evidenciando durante los últimos años, pero es la primera vez que alguien admite directamente las diferencias.
Juan Carlos Schmid, uno de los tres triunviros que comparte la conducción de la CGT con Héctor Daer y Carlos Acuña, admitió las irreconciliables diferencias internas que quebraron la dirección compartida. El jefe del sindicato de Dragado y Balizamiento se refirió al tema en una entrevista realizada por Luis Novaresio para radio La Red.
“El triunvirato entró en una crisis profunda, el ciclo está agotado”, afirmó Schmid, en referencia a lo que ya era evidente. Sin embargo, para el síndico el quiebre llego recién cuando “se desobedeció la medida de fuerza ordenada en diciembre pasado”.
“(El triunvirato) está desautorizado para tomar acciones, ya no tiene sentido seguir al frente cuando hay miradas distintas de la realidad”, sentenció.
Más allá de los conflictos surgidos a partir de diciembre, la conducción compartida se hacía difícil desde hacía años, los triunviros no lograban sentar posturas comunes frente a las políticas del Gobierno Nacional, y tenían enfrentamientos a puertas cerradas y abiertas. Ahora, el golpe final vino de la mano de la marcha convocada por Hugo Moyano.
Schmid apoya la convocatoria del Gobierno, mientras que Daer y Acuña adelantaron que no asistirán.”No es un reclamo sectorial, hay muchas razones para protestar como el deterioro social y económico del país”, dijo al respecto.
Con este nuevo desacuerdo, admitió que “hay que barajar y dar de nuevo. El estatuto dice que tiene que conducir una persona, pero ese no es el tema. Si nosotros tomamos decisiones en el colectivo y después las desconocemos, tenemos un problema serio…”.
Críticas a Acuña y Daer por no asistir a la marcha de Moyano
El líder del sindicato de Dragado y Balizamiento también le dedicó unas palabras a sus -¿ahora ex?- compañeros Daer y Acuña: “Esta es una marcha que Camioneros había propuesto antes, hubo un encuentro en Mar del Plata donde la aprobaron muchos que ahora se bajaron…”.
“Esto va mas allá de un reclamo sectorial, hay muchísimas razones para protestar”, consideró, en referencia al argumento que dice que la marcha responde a un enfrentamiento entre Moyano y Mauricio Macri, y principal razón por la que la mayoría de los sindicatos no asistirán.
“El planteo de la protesta del miércoles tiene una serie de demandas que obedecen al deterioro del cuadro social y económico que sufre el país”, dijo y agregó que esperan realizar “una movilización multitudinaria que lógicamente va a provocar demoras. Hay una multitud de problemas que van a ser puestos en evidencia con la protesta en la calle”.
La movilización convocada por el camionero tendrá lugar el próximo 21. El sindicalismo asistirá fracturado, y durante las últimas semanas dos de los triunviros confirmaron su ausencia. Tampoco estarán presentes la Unión Ferroviaria, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), la Unión de Tranviarios Automotor (UTA), el Sindicato de los Trabajadores de la Alimentación, ni “Los Gordos” e “independientes”: entre ellos Armando Cavalieri (Comercio), Gerardo Martínez (Construcción), Andrés Rodríguez (UPCN), Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Carlos West Ocampo (Sanidad). ¿La marcha le costará demasiado a Moyano?

seprin