https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Marcelo Balcedo, “los monos” y el tercero en discordia: ¿El hermano de Leonel Messi?

La Policía Federal tiene un informe sobre un vínculo inquietante, la oscura relación de Matías Messi en la trama del lavado de dinero.
Publicidad
Si Matías Messi quedara imputado y fuera detenido (no con prisión domiciliaria como ahora, sino en una cárcel común), sería un golpe anímico casi fatal para su hermano futbolista a pocos meses del mundial de Rusia.
Al clan Messi, incluído Jorge Horacio, su padre, la justicia le vienen perdonando la vida casi por considerar a su apellido como el más emblemático de Rosario.
Vínculos de Matías y Jorge Horacio con
la familia Cantero, los hay y desde hace años, casi desde que Los Monos desataran la sangrienta guerra con otras bandas para quedarse con todo el negocio del narcotráfico en Santa Fe.
Mariano Salomón y Ramón Machuca (Monchi) hasta se fotografiaron junto a Matías Messi en salidas nocturnas hace algunos pocos años.
El padre de Messi es un fatal ambicioso que sabiéndose algo impune por la fama de su hijo hasta estuvo a punto de hacer que su hijo en España fuera a la cárcel por evasión impositiva. La suma era unos pocos millones de euros para la fortuna que gana el jugador.
La relación de Jorge Horacio con sus hijos es lo que se llama “amo-esclavo” (al decir de Lagomarsino) Por eso muchas veces se ve al astro con cara triste, amargado por el sometimiento al que lo tiene sometido su propio padre y representante.
Pero el caso de Balcedo rebalsa todos los límites. La justicia uruguaya quiere sacarse el caso de encima y la justicia federal argentina no tiene apuro en tomarla.
¿Porqué? Preguntamos a un jefe policial especialista en narcotráfico. La respuesta fue contundente: “Si se deprime mal el futbolista por uno o dos de sus familiares directos presos, y su desempeño en Rusia no es el que se espera, puede ser una bomba de tiempo hasta para el gobierno. Quizás convenga apurar las actuaciones después del Mundial”, nos dijo sin pelos en la lengua.
Lo que pudimos averiguar es que una parte importante del dinero hallado a Balcedo proviene del lavado de “Los Monos”, y que los encargados de la adquisición de tantos vehículos de alta gama fueron los contactos de Matías Messi.  Tampoco parece casual que Froilán Ravena sea a la vez abogado del principal sicario de la familia Cantero, Andrés “Gitano” Fernández y de Matías Messi.  Los abogados pueden tener varios clientes lo que no significa que estén vinculados entre sí, pero en la conexión Balcedo-Los Monos-Matias Messi no es casual porque son intereses en común.
También nos dicen que Balcedo adquirió para su gremio (o sea, para él mismo) el predio que utilizaba la AFA antes de adquirir el actual, en la localidad de Ezeiza.
Hay barcos sofisticados que aún se busca en Uruguay en los que habría participado Matías Messi en la adquisición.
Nos dice nuestro informante policial que esta causa se resolverá con detenciones y procesamiento casi seguro después del Mundial de Rusia.
Leonel Messi vive angustiado por el proceder cuasi mafioso de su hermano y su padre, y en ese estado su desempeño en el campo de juego puede influír para mal.
¿Es una cuestión de Estado para el gobierno que la Argentina tenga un rendimiento excelente y llegue a campeonar en Rusia?
Ya se sabe que los gobernantes se suben al carro triunfal de los éxitos deportivos de nuestras estrellas. Y se hacen los desentendidos frente a derrotas catastróficas. Es cuestión de marketing. Recordar que Del Potro no quiso ir a la Casa de Gobierno luego de una de sus brillantes victorias pues discrepaba con la política de Cristina Fernández es solo un caso aislado.
Para administrar fortunas como la de este sindicalista inmoral es trabajo de profesionales, nadie compra flotas de autos de alta gama sin complicidad de otros personajes bien contactados y profesionales en la materia. Y el apellido Messi es hasta ahora casi intocable en Rosario.
Si se atreve la justicia federal argentina a meter el bisturí hasta el hueso en este asunto antes del Mundial de Rusia, lo dirá el tiempo. Pero que todos saben las ramificaciones de Balcedo-Los Monos-Matias Messi, es harto sabido en el área de la investigación. 

Manchas de sangre y una pistola calibre 38. Eso fue lo que se encontró en la embarcación que chocó el hermano de Lionel Messi en el río Paraná. Por ese motivo, el fiscar José Luis Caterina solicitó su detención.
Fue 35 kilómetros al sur de Rosario, en el club de pescadores de Fighera, donde Matías Messi le dijo al vigilador del club que chocó con un banco de arena y se cortó la cara.


Por Jorge D. Boimvaser