https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La fase correctiva, si alguna vez la hubo, ha quedado atrás M&G A.V.

En las últimas semanas hemos venido defendiendo la idea de que antes de que las Bolsas europeas reanudaran su tendencia alcista esperábamos una corrección de corto plazo (unas pocas semanas) en EEUU. La ausencia de una corrección de alguna importancia desde hace más de un año en EE.UU. implica sin duda un riesgo, pero lo cierto es que en las últimas semanas no sólo no ha habido corrección sino que la subida se ha acelerado todavía más.
En este entorno los índices europeos han tenido un tirón importante en los últimos días que parece señalar que su fase correctiva ha quedado atrás. Todavía faltaría la confirmación definitiva con la superación de los máximos previos, pero ahora parece más probable que esa superación se produzca en próximos días/semanas. Queda pendiente, sin duda, la cuestión de cuándo llegará una corrección en EEUU pero la dinámica hiper-alcista del mercado hace inútil todo intento de anticiparla.
Los niveles de sobrecompra y optimismo que reflejan los indicadores americanos son extraordinarios. El porcentaje de alcistas de la encuesta de Investor’s Intelligence se mantiene por encima del 60% durante 13 semanas consecutivas con un último dato en el 64,4%. Semejantes niveles sólo se han alcanzado con anterioridad en el año 1.986 en un entorno de mercado parecido al actual en bastantes aspectos: intenso y prolongado ciclo alcista, dólar a la baja, rentabilidad de los bonos al alza, fuerte expansión económica, etc. Entonces el mercado llegó a una pausa y desarrolló una fase de movimiento lateral durante varios meses con apenas un 7% de retroceso máximo. Después continuó la fiesta y el Dow Jones todavía se dobló hasta que en 1987 llegó el “crash”. La conclusión sería que no es probable que en un entorno como el actual se produzca un techo muy importante de mercado. Una corrección de algunas semanas o meses será inevitable en algún momento pero seguramente no será el final del mercado alcista.
En los últimos días está tomando cuerpo cierto nerviosismo por la situación del mercado de bonos. Hasta ahora las rentabilidades de los plazos largos se han mantenido bastante estables pero recientemente los bonos están mostrando cierta debilidad y han caído a niveles de soporte cuya ruptura podría dar lugar a un movimiento de cierta intensidad. ¿Puede ser este el factor que favorezca una corrección en la Bolsas? De momento lo que se está produciendo es una rotación de defensivos a cíclicos pero el conjunto del mercado se mantiene fuerte. Una mayor debilidad de los bonos inicialmente puede ser incluso positiva para la bolsa en la medida en que responde a los buenos datos de la economía.
Un factor que puede seguir frenando a las bolsas europeas en el corto plazo es la renovada fortaleza del euro que tras una fase de consolidación en la banda 1,16-1,20 está rompiendo al alza lo que apunta a un objetivo sobre el 1,25 al menos en próximas semanas.