https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

INVAP GANÓ UN CONTRATO DE 40 MILLONES DE EUROS PARA CONSTRUIR UN REACTOR EN HOLANDA

La Argentina construirá un reactor productor de radioisótopos para uso medicinal en Holanda. Se trata de una exportación tecnológica de alto valor agregado que ubica al país dentro de los pocos países con desarrollos sustentables de una industria nuclear. La Fundación Pallas, que eligió al consorcio argentino-holandés ICHOS --formada por la rionegrina Invap y las empresas Croonwolter&droos y Mobilis, de TBI-- es la responsable de llevar adelante el desarrollo, licitación y licenciamiento de la nueva planta que reemplazará el anterior --ubicada 50 kilómetros al norte de Amsterdam y que ya cumplió 60 años--.

El anuncio fue realizado ayer miércoles por el presidente Mauricio Macri durante un encuentro en el Foro Económico Mundial --que se desarrolla en la ciudad de Davos, Suiza-- con el primer ministro de Holanda, Mark Rutte, y la Reina de los Países Bajos, Máxima Zorreguieta. Anteriormente, el CEO de la fundación, Herman Van der Lugt, y su par de Invap, Vicente Campenni, firmaron el contrato por el diseño y construcción del reactor. Estuvieron presentes además el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck y el embajador de la Argentina en los Países Bajos, Héctor Horacio Salvador. En este sentido, cabe mencionar que la compañía argentina facturó $3.200 millones en el último período (logró así un superávit por 16º período consecutivo). Previamente, Invap ya ha fabricado reactores para Perú (1977-78) Argelia (1985-89), Egipto (1992-98) y Australia (2007), así como varios reactores en territorio argentino (RA-6, y actualmente construye el reactor de investigación RA-10 en Ezeiza).

INFOTECHNOLOGY.COM mantuvo una conversación telefónica con Campenni acerca del contrato para construir el nuevo reactor, y luego con Juan Pablo Ordoñez, subgerente general de la tecnológica argentina y además CEO del consorcio ICHOS, acerca de las especificidades técnicas del mismo. Ambos se encuentran en Holanda terminando de finiquitar detalles relativos al contrato que acaban de ganar.

¿Para qué se utilizará el reactor que van a construir en Petten, Holanda?
Fundamentalmente, para producir radioisótopos de uso medicinal. Va a reemplazar a un reactor en funcionamiento y que se usa para el tratamiento de 30 mil pacientes al día en todo Europa, es uno de los centros de producción de radioisótopos más importantes de todo el mundo. La construcción civil va a estar a cargo de la empresa holandesa TBI y la responsabilidad del diseño nuclear, así como algunos de los componentes, se realizará en la Argentina ya que requieren de una fabricación con materiales especiales o mucho más delicados con procesos específicos que tenemos que realizar allá.

¿A cuánto asciende la inversión?
El contrato tiene dos fases que abarca unos dos años y por un monto de 40 millones de euros. Una es la fase de ingeniería, durante la que se termina de diseñar el reactor en colaboración con el cliente para que este se asegure que la performance sea la que está esperando. Luego sigue conseguir las habilitaciones y permisos tanto civiles como nucleares. Finalmente, viene la fase de construcción propiamente dicha, que puede tomar entre cuatro y cinco años. El proyecto completo tiene un valor de alrededor de 300 millones de euros pero se va a definir a medida que se precise la ingeniería de detalle.

Esta es la segunda vez que Holanda llama a licitación. La primera vez, en 2009, Invap fue elegida como la mejor oferta pero las autoridades holandesas decidieron discontinuar el proyecto debido a la crisis económica global. El proyecto fue relanzado en 2015, y ahora Invap se asoció con TBI Holdings. ¿Qué significa haber sido elegido en dos oportunidades, superando a las ofertas de Corea del sur y Francia?
Peso mucho la continuidad que tenemos en la fabricación de reactores, el reactor OPAL que le vendimos a Australia es una excelente exposición de nuestras capacidades, no solo por la performance de reactor sino por cumplir en tiempo y forma con todos los requerimientos de cliente. Además hay un reconocimiento de la capacidad argentina en todo lo que es nuclear, que incluye el apoyo que nos da tanto la Comisión Nacional de Energía Atómica como el gobierno de Río Negro y el gobierno nacional que nos avaló en la licitación.
Para nosotros es muy importante renovar la continuidad de todos estos proyectos tecnológicos. La prueba está en que empezamos con Invap hace 40 años y fue necesario ir superando etapas sucesivas hasta lograr vender un proyecto de alta tecnología en Europa.

¿En qué otros proyectos está trabajando la empresa, en lo que es industria nuclear?
En diciembre, firmamos un contrato por la segunda parte de la ingeniería por un reactor similar de producción de radioisótopos con Brasil. Tenemos contrato en Arabia Saudita un reactor de training, en la India tenemos una planta de radioisótopos y en Argelia estamos renovando el reactor que construimos en 1985, el primero que vendimos. Y estamos colaborando con el gobierno nacional en la instalación de centros de medicina nuclear.
Invap tiene1.400 empleados directos instalados en Bariloche, aunque tenemos oficinas en Buenos Aires y Córdoba. Además, tenemos distintos contratistas para todo lo que es la producción de componentes no solo en lo nuclear sino en el área espacial y de radares.
----

Familia de reactores

Reactor OPAL, de Australia 
(Foto: Invap)
Juan Pablo Ordoñez, subgerente general de la tecnológica argentina y además CEO del consorcio ICHOS, explica que el reactor que Invap construirá para Holanda es “de la familia del reactor de Australia; son parientes, reactores del tipo de pileta abierta, trabaja con uranio de bajo enriquecimiento y está enfriado con agua desmineralizada”. El RA-10, que se está construyendo en Ezeiza, tiene un diseño similar, y lo mismo el que se está construyendo para Brasil.  
Sin  embargo, cada reactor tiene sus particularidades. “Los cuatro tienen la capacidad de producir radioisótopos, pero el de Australia tiene haces para investigaciones: se extraen neutrones del núcleo para investigar propiedades de la materia; los de la Argentina y Brasil son multipropósitos (tienen haces de irradiación, pueden además irradiar materiales y producir radioisótopos)”, desarrolla. “El de Holanda es para producir radioisótopos y está preparada para investigar lo que le sucede a los materiales bajo radiación. La potencia de los cuatros oscila entre los 20 y 25 MW.”





infotechnology