LA CNV LE MARCÓ LA CANCHA A BITCOIN: APUNTÓ CONTRA LA ESPECULACIÓN EN CRIPTOMONEDAS

La Comisión Nacional de Valores (CNV) alertó hoy que las ofertas iniciales de monedas virtuales "son inversiones especulativas de alto riesgo", ante el avance de estas operaciones.
"Teniendo en consideración el avance de las operaciones de ofertas iniciales de monedas virtuales o tokens -internacionalmente conocidas como ‘initial coin offerings‘ o ‘ICO‘ por sus siglas en idioma inglés- la CNV estima pertinente realizar una advertencia al público inversor respecto de este tipo de instrumento, de los riesgos asociados al mismo, y del rol regulatorio de la CNV", indicó el organismo en un comunicado.
"Las ICO son inversiones especulativas de alto riesgo, por lo cual sólo debería invertir en ICO un inversor experto, que está capacitado para analizar el proyecto financiado por la ICO y está preparado para perder, eventualmente, toda su inversión", aconsejó el organismo.

Según la CNV, algunos de los riesgos son ‘falta de regulación específica, volatilidad de precios y falta de liquidez, fraude potencial, inadecuado acceso a información relevante, proyectos en etapa inicial, fallas tecnológicas y de infraestructura y carácter trasnacional de las negociaciones con ICO


Una ICO es cuando una compañía, por lo general de base tecnológica, se lanza al mercado con algún producto o servicio. Para financiarse, las compañías emiten "tokens" o criptomonedas (por lo tanto en cantidad limitada) que sirve para "comprar" u operar sobre la infraestructura de la compañía. La idea del inversor es que, si la idea es buena y la abraza el mercado, esos "tokens" limitados que emitió la empresa en su lanzamiento tenderán a subir de valor. Cuando alguien compra estas monedas o tokens está recibiendo algo más parecido a una ficha de un local de videojuegos que al dinero convencional, aunque hay otras cuya utilidad es similar a la de las acciones de una empresa. Luego de la primera venta, las monedas pueden circular en un mercado secundario al igual que sucede con las acciones luego de una oferta pública inicial.
Según informó Token Report, durante el tercer trimestre del año, 105 ofertas recolectaron más de US$ 1.320 millones. La mayoría de las empresas aprovechando esta herramienta son startups tecnológicas, especialmente especializadas en el desarrollo de servicios sobre blockchain.

Debido a su volatilidad y falta de regulaciones, hay una gran cantidad de estafas. En los Estados Unidos ya fueron dos las acusadas de fraude y tanto China como Corea del Sur prohibió la práctica. Una de las mejores formas de detectar su veracidad es buscar información sobre otras inversiones convencionales que tenga el proyecto, en qué etapa de desarrollo está su producto y qué organizaciones lo apoyan, para no entregarle bitcoins a cualquiera.

En el sitio TokenTops se puede ver un ranking actualizado de ICOs que constituyen una estafa o "scam". En esta nota de Infotechnology, un experto te cuent 6 trucos para descubrir cuándo una ICO es una estafa.

ICOs no, pero Bitcoins sí


Cabe recordar que las indicaciones de la CNV rigen para una modalidad específica de recaudación de fondos, las ICO, y no para las criptomonedas en sí mismas. Lo peligroso de la modalidad ICO es que los inversionistas compran un producto de una compañía a modo de inversión, y si esa compañía falla lo más probable es que sus tokens terminen no valiendo nada. Pero las criptomonedas, como Ethereum, Bitcoin o Ripple, no se financian a través de proyectos sino que su valor (como las del peso argentino) está supeditado a la confianza de sus usuarios.


infotechnology