Esperanzas de que la rotación geográfica beneficie a Europa en 2018

Cierre plano en las bolsas europeas y con un moderado volumen de negociación. Sesión eminentemente macroeconómica, en la que ha sucedido un interesante hecho: Unos datos macro superando estimaciones en Europa, y claramente por debajo de lo previsto en EE.UU. ¿Serán estos datos un anticipo de la divergencia en el crecimiento de estas dos regiones para 2018? Veremos.
La sesión comenzaba con el cierre bajista de las bolsas asiáticas, en una jornada en donde los datos del PMI del sector servicios han sido los protagonistas en el lado macroeconómico. El PMI japonés caía a 51,1 frente los 53,4 del mes anterior, mientras que el PMI chino subía a 51,9 frente 51,2 anterior.
Las bolsas europeas cotizaban en preapertura con ligeros ascensos, lo que se confirmaría en los primeros minutos de contratación, a la espera de sus respectivos PMIs servicios. Este es el resumen:
PMI Francia 60.3 (flash: 60.1) máxima en 78 meses. Irlanda 57.7 máxima en 3 meses. Alemania 57.3 (flash: 57.6) máxima en 2 meses. Italia 56.0 máxima en 4 meses. España 55.2 máxima en 2 meses.
Los datos macro sugieren que la incertidumbre política no ha afectado a la economía.
Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit, afirmaba tras el dato: “Los datos del estudio sugieren que hasta la fecha los negocios en general en la zona euro no se han visto afectados significativamente por la incertidumbre política en muchos países, principalmente Alemania y España, contradiciendo una vez más las expectativas generalizadas de que el crecimiento debería ralentizarse ya que la incertidumbre conduce a una toma de decisiones más adversa al riesgo. Hasta ahora, el fortalecimiento del euro también muestra un impacto inapreciable en las exportaciones.”
El Eurostoxx 50 se mantenía plano tras el dato, al igual que el Ibex 35.
Posteriormente conocíamos el PMI del sector servicios en el Reino Unido que caía de forma inesperada a 53,8 frente 55,6 anterior. No hay evidencias sólidas de que el Brexit esté afectando a la economía británica. Los indicadores adelantados son buenos, y las principales magnitudes macroeconómicas también. Parece que el acuerdo entre los representantes de la UE y del Reino Unido sobre el Brexit está cercano, y eso podría ayudar a la libra y a la bolsa de la región.
Un dato especialmente negativo fueron las ventas minoristas de la zona euro en octubre que caían un 1,1% frente -0,7% esperado y +0,8% anterior. Creemos que es un dato coyuntural, por eso los mercados no le dieron especial importancia. De repetirse en próximos meses las consideraciones serían otras.
A media jornada, y con los futuros de Wall Street cotizando de forma mixta, el Eurostoxx 50 caía un 0,32% y el Ibex 35 se mantenía plano. El proceso de rotación sectorial se mantenía, con los inversores tomando beneficios en los sectores tecnológicos y trasladando sus posiciones a sectores más conservadores. Sobre este hecho hacíamos la siguiente reflexión:
Aunque pudiera parecer que es una sana rotación sectorial, el hecho es que históricamente es una señal anticipada de que los inversores están reduciendo su querencia por el riesgo, lo que ha precedido generalmente a una reducción en las posiciones de renta variable a nivel general. Esto a su vez anticipa caídas.
En EE.UU. varios fueron los datos macro de importancia: Déficit comercial octubre por encima de las previsiones, ventas minoristas último mes con una mayor caída de lo esperado, PMI servicios EE.UU. noviembre 54,5 frente 55,4 esperado, e ISM no manufacturero 57,4 frente 59,0 esperado.
Como ven, todos los datos por debajo de las previsiones. Sin embargo los inveresores de Wall Street parecen mostrarse ajenos a cualquier decepción macro, por ahora, y mantenían el ritmo de compra en las primeras horas de contratación estadounidense.
De ahí al final de la sesión poco más que señalar. Pocos movimientos al cierre de las bolsas europeas en una sesión fundamentalmente macroeconómica, y en la que existe la esperanza entre los inversores de que la rotación sectorial preceda a la rotación geográfica, y que Europa sea la gran beneficiada de ella en 2018. Los datos macro empiezan a justificarlo.
Respecto a otros mercados el Bitcoin alcanzaba un nuevo máximo histórico en los 11.961$ desde donde ha habido una fuerte toma de beneficios. Ahora cotiza en los 11.688 dólares. El euro/dólar pierde terreno y cotiza a 1,2828 con un descenso del 0,32%. La libra cae frente al dólar (-0,19%), pero gana terreno frente al yen (+0,01%). El petróleo sube un 0,42%, mientras que el oro cae cerca del 1% a 1.266 dólares la onza.


capitalbolsa