A qué países la UE considera paraísos fiscales



La Unión Europea adoptó este martes su primera lista negra de paraísos fiscales, que incluye a 17 países de fuera del bloque como Panamá y que, en caso de no cooperar con los europeos, podrían ser blanco de sanciones.
“Adoptamos hoy a nivel de la UE una lista de Estados que no hacen lo suficiente en la lucha contra la evasión fiscal”, esta “lista negra comprende 17 Estados”, indicó en rueda de prensa el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, en Bruselas.
Además de Panamá y los caribeños Granada, Barbados, Santa Lucía y Trinidad y Tobago, la lista negra se completa con Baréin, Emiratos Árabes Unidos, Corea del Sur, Mongolia, Macao, Guam, las islas Marshall, Palau, Samoa, la Samoa Americana, Namibia y Túnez.
Los 28 ministros de Finanzas de la UE adoptaron por unanimidad, como prevén las reglas europeas en temas de fiscalidad, la creación de esta lista, que no incluyó finalmente ni a Marruecos ni a Cabo Verde, blanco de debate durante una reunión en la mañana.
Según una fuente diplomática, Panamá, Túnez y Emiratos Árabes Unidos, que se comprometieron durante a cooperar con la UE, forman parte no obstante de la lista porque esos compromisos llegaron “demasiado tarde”.

Uruguay y Perú, en lista gris 

 

Bruselas inició en 2016 un examen para determinar el riesgo de que países terceros favorezcan la evasión fiscal, en base a una serie de criterios: falta de transparencia, existencia de regímenes fiscales preferenciales y respeto de los criterios de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) contra la optimización fiscal.
Además de los 17 países señalados en la lista negra, la UE decidió postergar a primavera la eventual inclusión de ocho jurisdicciones afectadas por los huracanes en septiembre, entre estas Antigua y Barbuda, Bahamas, Dominica o las islas Vírgenes británicas.
De las 92 jurisdicciones estudiadas por la UE en total, otras 47 se incluyeron en una “lista gris” por comprometerse a cooperar en algunos de los problemas señalados por la UE, como es el caso de Marruecos y Cabo Verde, y cuyos compromisos los europeos examinarán de cerca.
Uruguay forma parte, junto a Belice, las Maldivas o San Vicente y las Granadinas, de las jurisdicciones que se comprometieron a avanzar hacia un sistema de imposición justo, mientras que Perú o Jamaica, entre otros, deben mejorar sus estándares de transparencia.
La lista gris también cuenta con países europeos no pertenecientes al bloque como Suiza, Andorra y Liechtenstein, pero también con territorios vinculados a países de la UE pero con estatuto especial como las islas británicas de Guernsey, Jersey y Man o la francesa de Nueva Caledonia.


cronista