Ratko Mladić, el último genocida condenado



El 22 de noviembre se conoció la noticia de que el ex comandante del ejército serbio de Bosnia, Ratko Mladić, fue declarado culpable del delito de genocidio por elTribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) y condenado a cadena perpetua por su desempeño en el genocidio de 8.000 hombres y niños musulmanes en Srebrenica, en 1995, y crímenes de lesa humanidad por la muerte de 11.000 civiles durante el Asedio de Sarajevo, entre 1992 y 1996.

Los hechos que se le imputan ocurrieron durante la Guerra de Bosnia (entre 1992 y 1995 en la actual Bosnia y Herzegovina), en el marco de la desintegración de la antigua Yugoslavia, hechos que se caracterizaron por las distintas limpiezas étnicas y violaciones masivas por parte de las fuerzas serbias, croatas y bosnias, según numerosos fallos del TPIY, y la Masacre de Srebrenica, calificada como un genocidio. Durante todo el conflicto, actualmente se estima que hubo alrededor de 100.000 muertos, más de 2 millones desplazados y entre 12.000 y 20.000 mujeres violadas, en su mayoría bosnias.

El abogado penalista especialista en derecho Internacional y querellante representante de las víctimas de la megacausa ESMA, Federico Gaitán Hairabedian sostuvo al respecto que "tras varios años de trámite, el TPIY condenó por delitos de genocidio y crímenes contra la humanidad a Ratko Mladić, un comandante serbio conocido como el 'carnicero de Bosnia'. Los delitos fueron varios, genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra".

"Sin lugar a dudas, este antecedente de justicia internacional por crímenes salvajes, como aquellos que fueron cometidos por el Imperio Otomano contra los armenios, encuentran, tarde o temprano, la justicia. Es que el progreso de la humanidad y la conciencia acerca del castigo y la persecución penal de estos hechos, que por su naturaleza denigran la condición humana, forma parte ya de un 'Nunca Más' universal que se oye en todos los rincones de la tierra", expresó Gaitán Hairabedian, quien además es presidente de la Fundación Luisa Hairabedian, al ser consultado por la agencia Prensa Armenia.

Por su parte, Guillermo Ferraioli Karamanian, abogado y miembro de la Asociación Cultural Armenia y del Consejo Nacional Armenio, remarcó que "si bien aún no es posible acceder al texto completo de la sentencia, impacta la lectura del sumario publicado por el Tribunal por los paralelos evidentes entre los crímenes de Srebrenica y el Genocidio Armenio. El traslado forzado de mujeres, niños y ancianos con la excusa de su protección, y la separación sistemática de hombres en edad militar, de entre 12 y 60 años, para su fusilamiento, podría ser el registro de la operatoria de los genocidas del estado turco en 1915, y sin embargo es la descripción del crimen ejecutado por Mladić en 1995".

"El enjuiciamiento y posterior condena de Ratko Mladic por cometer el crimen de genocidio ratifica la posibilidad comprender los hechos ocurridos en los territorios de la ex Yugoslavia en toda su magnitud y su vinculación directa con otros genocidios", agregó. "Este hecho difiere de lo ocurrido en el caso del Genocidio Armenio, donde, si bien se llevaron adelante procesos contra los responsables, ninguno cumplió condena y el crimen de genocidio, lejos de prevenirse, continuó repitiéndose".