Los inversores europeos, a diferencia de los americanos, optan por la prudencia

Cierre moderadamente negativo en las bolsas europeas, en una jornada en la que las ganancias han sido la tónica general. Los inversores han preferido optar por la prudencia ante la importante reunión hoy del Senado de los EE.UU. donde previsiblemente se aprobará la reforma impositiva de Trump.
La sesión comenzaba con caídas esta mañana en el sector tecnológico asiático, arrastrado por la fuerte caída ayer del Nasdaq. Esto provocó descensos de Hong Kong por encima del punto porcentual, Shanghai -0,60%, y Sidney -0,69%.
El euro/dólar abría la jornada europea con subida del 0,17%, y el euro/yen con subidas del 0,41%. El oro plano en los 1.282 dólares por onza. El petróleo subía un 0,49% a 62,76 dólares por barril. Los bitcoin corregían un 0,15% a 10.150 dólares. Ayer a última hora hubo ciertos movimientos de pánico en los Bitcoins. ¡Pasaron de cotizar en los 11.400 dólares a 9.100 dólares en unas pocas horas!
Antes de la apertura europea, cuyos futuros anticipaban una apertura mixta, se conocían los pedidos de construcción en Japón en octubre que subían un 6,7% frente -11,6% del mes anterior. En Europa se publica el importante dato de las ventas minoristas alemanas en octubre, con una caída inesperada del 1,2% frente +0,3% previsto. Mal dato que no tuvo efecto en los mercados financieros. “Los inversores están a otra cosa”, nos comentaba un operador cuando le preguntábamos sobre este dato.
La apertura de las bolsas europeas fue prácticamente plana, y también en el viejo continente se veía una rotación sectorial al igual que ayer en EE.UU., en la que los inversores tomaban posiciones en los sectores menos beneficiados de esta tendencia alcista. El sector bancario europeo se comportaba con especial fuerza ante las buenas expectativas de Credit Agricole.
Los datos macroeconómicos dibujan un escenario optimista para 2018.
En España se publicaba el PIB español del tercer trimestre del año, que subía un 0,8% tal y como se esperaba. Tras la primera hora de negociación el Eurostoxx 50 subía un 0,49%, y el Ibex 35 un +0,42%.
En esos momentos se publicaba el dato de desempleo en Alemania en noviembre que caía en 18.000 personas frente -10.000 esperado. También conocíamos el dato de desempleo en Italia que se situaba en línea con las previsiones del 11,1%. No tuvieron efecto en el mercado.
Algo más tarde nuevos datos macro captaban el interés inversor. El IPC de Italia en noviembre, en línea con las expectativas, el IPC de la zona euro de noviembre (1,5% frente 1,6% esperado), y la tasa de paro de la zona euro en octubre un 8,8% frente +8,9% esperado y anterior. También destacamos el crecimiento del PIB de Portugal del tercer trimestre del año del 0,3% frente +0,5% esperado.
Toda esta batería de dato no tuvieron un significativo efecto en las bolsas europeas, que estaban más atentas por un lado a la reunión de los productores de petróleo para decidir sobre la extensión de los recortes de extracción, y por otra a la posible aprobación esta tarde (hora costa este de EE.UU.) de la reforma impositiva realizada por Donald Trump.
En cuanto al primer asunto la OPEP y Rusia han decido extender en nueve meses más el recorte de producción de crudo en 1,8 mbd que se acordó en la reunión de noviembre de 2016. Se revisará este acuerdo el próximo junio. Noticia positiva para el petróleo que subía más del punto porcentual cuando se filtraba, que luego se situó en terreno negativo en menos de una hora porque se rumoreaba dificultades para el acuerdo, pero que volvió al alza en cuanto fue anunciado.
Respecto al segundo tema, habrá que esperar a que el Senado decida sobre la reforma impositiva de Trump, aunque los especialistas creen que será aprobada. En caso contrario, hay un Senador Republicano en duda, las caídas podrían ser importantes en los mercados de valores de todo el mundo pues los inversores ya lo han descontado.
Por último se publicaban los últimos datos macro de importancia de la jornada: El gasto personal de EE.UU. octubre con una subida del 0,3% igual que lo esperado, y el PMI de Chicago en noviembre con una subida a 63,9 frente 63,0 esperado.
Sesión de más a menos en las bolsas europeas, cerrando en negativo después de subir más del medio punto porcentual durante la jornada. Los inversores han preferido ser prudentes a la espera de la decisión del Senado de EE.UU. Prudencia, por cierto, que no vemos en los inversores de Wall Street.


capitalbolsa