La OPEP confirma caída en los inventarios y prevé una mayor demanda petrolera

La OPEP calcula que tanto este año como el próximo la demanda de petróleo aumentará en más de 1,5 millones de barriles diarios (mb/d) al tiempo que este año se reducen "de forma considerable" los inventarios, datos que muestran que el mercado "avanza hacia su reequilibrio".
"Se espera que el crecimiento de la demanda mundial de petróleo aumente en 1,53 2017 tras un ajuste al alza de 74.000 unos mejores resultados de lo esperado en la economía China en el tercer trimestre de 2017", indica el informe mensual de la OPEP difundido hoy en Viena.
"En 2018 se prevé que la demanda mundial de petróleo crezca 1,51 mb/d, alrededor de 130.000 ás que en la evaluación previa", agrega el documento de la Organización de Países Exportadores de petróleo (OPEP), a la que pertenecen 14 países.
Los analistas de la organización aseguran que la economía mundial ha seguido dando señales de fortaleza y han revisado al alza sus estimaciones de crecimiento tanto de este año como de 2018.
En ese sentido, la OPEP calcula que la economía mundial crecerá este año un 3,7 %, una décima más de lo que preveía hace un mes, mientras en 2018 prevé que la economía crecerá otro 3,7 %, dos décimas porcentuales más de lo que estimaba el mes pasado.
El informe señala que especialmente las economías de los países desarrollados han mostrado un comportamiento mejor del esperado, aunque también China e India han contado con un sólido crecimiento.
"El buen momento y una posible reforma fiscal en los EEUU, la dinámica en curso en la zona del euro y, en cierta medida, Japón, el sólido crecimiento en China e India, y una mejora en la situación en Rusia y Brasil apoyan la tendencia de crecimiento en el corto plazo", expone el reporte.
Esta buena situación económica se ha traducido en una mayor demanda y unos valores del crudo situados en zona de máximos respecto a los dos últimos años.
El precio del barril de referencia de la OPEP se vendió en octubre a una media de 55,5 dólares, después de apuntarse 2,06 dólares respecto al mes pasado y cotizar a su valor medio mensual más alto en los últimos 30 meses.
El informe subraya el efecto que ha tenido el recorte de los suministros pactado hace un año por los catorce socios de la OPEP y otros diez productores independientes, entre ellos Rusia, para equilibrar el mercado y, especialmente, reducir las reservas.
Ese acuerdo supuso la retirada del mercado de 1,8 mbd a partir del 1 de enero de 2017, lo que ha fomentado el drenaje de los inventarios y ha impulsado los precios.
La OPEP reconoce que las reservas petroleras de los países industrializados siguen siendo excesivas, ya que en septiembre se situaron en 154 millones de barriles por encima de la media de los últimos cinco años, pero desde inicios de 2017 hubo una caída "considerable".
Según los datos de la OPEP, sólo desde enero las reservas de los países industrializados cayeron en 183 millones de barriles respecto a la media del último lustro y la organización explica esa reducción por el acuerdo para reducir los suministros.
Estas reservas estratégicas -que se acumulan para hacer frente a imprevistos- han caído desde una cobertura de la demanda de 65 días -que se registró a mediados de 2016- a los actuales 62,3 días.
Esto supone que el exceso de inventarios respecto al promedio de los últimos cinco años se redujo de 6,7 días a solo 1,9 días.
"Los altos niveles de cumplimiento", sostiene la OPEP, "del recorte pactado han jugado claramente un papel clave en el apoyo a la estabilidad en el mercado del petróleo y lo colocó en un camino más sostenible".
La OPEP señala que el enorme crecimiento en los inventarios de 2014 a 2016 se debió a que el suministro mundial de crudo superó al consumo, lo que creó una bolsa de petróleo que se acumuló como reserva.
Debido a esa situación, la OPEP vuelve a defender el recorte que ha puesto en marcha como "una respuesta necesaria a la urgente necesidad de avanzar en el reequilibrio del mercado" y "acelerar el retorno a la estabilidad del mercado".

efe