https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La fase correctivas en las bolsas europeas se prolongará algunas semanas más


El Eurostoxx 50 y el Ibex 35 cierran con moderados ascensos
  • La fortaleza del euro podría dañar las empresas exportadoras
  • Siguen los buenos datos económicos adelantados en Europa
  • Se esperan unos fuertes incrementos de ventas en el BlackFriday
Jornada con ligeras alzas al cierre de las bolsas europeas. Sesión muy tranquila, como ha sido toda la semana, y de escaso volumen de negociación. Se mantiene la fortaleza del euro y del petróleo, lo cual empieza a preocupar a los inversores europeos en el primer caso porque afecta a las exportaciones, y en el segundo porque incrementa los costes de producción.
Hoy el gran protagonista de la jornada sin duda es el “Black Friday”, en el que en teoría comienzan las ganancias para las empresas minoristas saliendo de los números rojos de todo el año…¿no se han preguntado ante esta explicación cómo han podido aguantar estas compañías sufriendo 11 meses de pérdidas? Supongo que la teoría no se ajusta excesivamente a la realidad.
Volviendo a la sesión de hoy, el día comenzaba con las bolsas asiáticas cerrando con ligeras subidas, y los futuros de las bolsas europeas cotizando prácticamente planos en preapertura. Las escasas referencias macroeconómicas de la sesión, junto al día semifestivo en los mercados estadounidenses, auguraban una jornada tranquila, de baja volatilidad y escaso volumen de negocio.
La apertura de los mercados de valores europeos fue ligeramente alcista, con los inversores conteniendo sus decisiones de compra y venta a la espera del IFO de clima empresarial de Alemania. Este fue bastante mejor de lo esperado (117,5 noviembre vs 116,7 previsiones), con un subíndice de expectativas muy positivo. Las bolsas reaccionaron al alza. El Eurostoxx 50 aumentaba sus ganancias hasta el 0,75% a media sesión, mientras que el Ibex 35 subía un 0,68%.
“Es un día muy tranquilo. Los valores de ventas minoristas lo están haciendo bien en Europa, y los futuros anticipan alzas también en EE.UU. Se espera unas buenas cifras de ventas en el BlackFriday. Es posible que eso anime a los inversores la próxima semana. Al menos parecen estar posicionándose en ese sentido”, comentaba un operador a media mañana.
Los futuros de Wall Street registraban ligeras alzas, lo cual confirmarían en apertura alcanzando los índices americanos un nuevo máximo histórico.
La corrección de los índices europeos se ha detenido en los niveles de soporte señalados.
Poco después de la apertura se publicaba el PMI manufacturero y de servicios en noviembre en EE.UU., con rumores que saldría mejor de lo esperado. Sin embargo, las cifras no superaron expectativas, lo que afectó negativamente a la bolsa estadounidense y por contagio a la europea.
De ahí al final de la sesión poco más que señalar. Sesión muy tranquila, con un euro nuevamente ganando posiciones frente al dólar y el yen, y alzas en las principales materias primas.
Queremos finalizar este último cierre de mercado de la semana, con el escenario técnico de Nicolás López para los principales indicadores de renta variable:
No hay novedades importantes desde nuestro último informe. La corrección de los índices europeos se ha detenido en los niveles de soporte iniciales que habíamos señalado (Euro Stoxx 50 2.525) por lo que la tendencia alcista de fondo sigue intacta de momento. El escenario que consideramos más probable a corto plazo es que la fase correctiva se prolongue algunas semanas en forma de movimiento lateral (Eurostoxx 50 2.525-3.700; Ibex 9.900-10.500…) para dejar paso a un nuevo tramo alcista a finales de año o inicios de 2018.
La Bolsa americana es más difícil de analizar en el corto plazo por la ausencia de correcciones significativas desde hace tiempo, lo que nos deja sin referencias de soportes importantes. Parece razonable esperar una fase de corrección en algún momento de las próximas semanas, antes de nuevos avances en los primeros meses del año 2018. Esta eventual fase de corrección serviría entre otras cosas para fijar los niveles de soporte clave cuya ruptura más adelante nos podría alertar de una corrección de grado mayor.
Los máximos de 2015 de las bolsas europeas serán la clave.
Hemos realizado un análisis del S&P 500 aplicando el modelo de ondas de elliott. Una posible estructura que encajaría con ese modelo implicaría la posibilidad de que estuviéramos cerca de completar una onda completa (5 sub-ondas) desde los mínimos de 2009. La zona del 2.700 y la primavera de 2018 serían posibles objetivos teóricos para ese techo. Según este modelo lo que cabría esperar a continuación es una fase correctiva a toda la subida desde 2009, lo que nos situaría ante una corrección de 1-2 años de duración con un retroceso máximo del orden del 20- 30%. Obviamente esto es simplemente una hipótesis que habrá que contemplar en los próximos meses aunque no es nuestro escenario más probable.
Unos de los indicios que podría alertarnos de la cercanía de un techo importante en los índices mundiales sería la incapacidad de los índices europeos de superar los niveles de resistencia que tienen por delante que en general se corresponden con los máximos de 2015 (máximos del actual ciclo alcista en Europa) que en algunos casos son también los máximos de 2000 o 2007. Por el contrario, si se superan esos niveles con claridad y se produce una aceleración en la subida en Europa la probabilidad de un techo cercano se reduciría enormemente.
El Ibex se mueve ya más o menos en línea con el resto de índices europeos aunque sin recuperar el terreno perdido durante el mes de septiembre. Los máximos anuales quedan lejos, pero al menos esperamos que se estabilice en la banda 9.900-10.500 aprox. en las próximas semanas para tratar de volver a los máximos más adelante.


capitalbolsa