https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

"Es hora de apagar la retórica en los mercados"

Las bolsas europeas cierran con ligeras caídas a la espera de las importantes referencias de esta semana
  • La burbuja Bitcoin podría alcanzar los 10.000 dólares esta semana
  • Expectativas de que se aclare el jueves el panorama político en Alemania
  • El S&P 500 subirá un 11% el próximo año según el promedio de analistas

Ligeras caídas al cierre de las bolsas europeas, en una sesión tranquila, sin excesivos datos macroeconómicos de relevancia, y en la que los inversores han preferido mantenerse en un modo de "esperar y ver" ante las innumerables e importantes referencias que tendremos los próximos días.
La sesión comenzaba con los ojos asombrados de los inversores situados en la cotización de la criptodivisa Bitcoin, que se encaminaba hacia la asombrosa cota de los 10.000 dólares, un nivel que no hace muchos meses los más optimistas de esta tecnología afirmaban se alcanzaría en 2020, y que los más escépticos criticaban como absolutamente irreal. Bien, pues ahí la tienen, podríamos alcanzar los 10.000 dólares antes de que finalice la semana. ¡Y eso que un antiguo economista jefe del FMI ha afirmado que el precio de los Bitcoin es muy cercano a cero y que ahora su cotización es exclusivamente especulación!...Los Bitcoin van a dar mucho que hablar en los próximos meses, y van a provocar muchísimo dolor a los inversores. Por favor, no se vean tentados a invertir en este activo.
El valor del Bitcoin es muy cercano a cero.
Bueno, vamos a seguir con la jornada. La sesión comenzaba con pocos movimientos en el mercado de divisas, el euro/dólar cotizaba plano en los 1,1922 y ligeras caídas en el euro/yen del 0,17% a 132,81, pero la sensación entre los traders que podríamos ver superar los 1,20$ en el corto plazo. "El euro/dólar tiene un momento claramente alcista. Hay muchas posiciones largas que están apostando por una ruptura al alza de los 1,20", nos comentaba un trader de este mercado a primera hora de la mañana.
Otro factor a destacar era la subida del petróleo ante la declaración del ministro de energía ruso en el sentido que se había casi alcanzado un acuerdo entre los productores para extender los actuales recortes de producción. El brent subía cerca del medio punto porcentual a 63,75 dólares barril.
Respecto a las bolsas, los futuros de los mercados europeos cotizaban con ligeras caídas en preapertura, lo que se confirmaría en el inicio de cotización. La semana que hoy iniciamos será vital para la evolución de los mercados financieros de aquí a final de año. Al menos eso es lo que creen muchos de los gestores con los que hemos hablado. Por un lado se publicarán importantes datos macroeconómicos tanto en Europa como en EE.UU. Conoceremos si se alcanza un acuerdo de gobernabilidad en Alemania. El Senado de los EE.UU. votará previsiblemente sobre la ley tributaria de Trump, y confirmará el nombramiento de Jerome Powell como nuevo presidente de la Fed. Se podría extender el acuerdo de reducción de producción de petróleo en Viena. Conoceremos los datos de ventas del BlackFriday los del Cibermondey. Como ven, multitud de referencias que condicionarán el comportamiento inversor en el corto plazo.
Las bolsas europeas abrían con ligeras caídas. El Eurostoxx 50 caía un 0,20%, mientras que el Ibex 35 descendía un 0,24%. Esto era lo que comentaban los analistas en esa apertura:
Los analistas de Link Securities afirmaban, "semana importante la que hoy inician los mercados de valores occidentales, que podría determinar en gran medida la tendencia que adoptan hasta finales de año."
Los analistas de Renta 4 Banco señalaban: "Esta semana la atención inversora se centrará en los datos macro. Destacamos la publicación del PIB 3T17 en EEUU, que podría revisarse al alza hasta +3,3%, con sus componentes y datos de precios. También estaremos pendientes del Libro Beige, que servirá de base para la reunión de la Fed del 13 de diciembre, ISM manufacturero de noviembre (y dato final PMI manufacturero) y confianza de los consumidores del Conference Board del mismo mes, que esperamos que siga mejorando."
Los analistas de Bankinter señalaban: "Lo más importante es comprobar que la fase de ajuste en bolsas ha terminado, como estimábamos el lunes pasado que sucedería. Los modestos rebotes de las bolsas la semana pasada (S&P500 +0,9%; EuroStoxx-50 +1%...) permiten pensar que así es."
Tras esa apertura negativa, la presión compradora se incrementó y las bolsas europeas se giraron al alza con solidez. La probabilidad de acuerdo entre las formaciones alemanas para alcanzar un pacto de gobierno animaba las compras.
Una hora más tarde la apertura se publicaba el índice de confianza consumidora en Italia que se situaba en noviembre a 114,3 frente 116,4 esperado y 116,0 anterior.
A media jornada el Eurostoxx 50 subía dos décimas porcentuales, y el Ibex 35 subía medio punto porcentual. Sin embargo, el giro bajista de los futuros de Wall Street provocó un incremento de la presión vendedora y giro bajista también en los mercados de valores europeos.
La apertura de la bolsa estadounidense fue muy plana. El volumen era moderado tirando a bajo, y los inversores esperaban los datos de vivienda que conoceríamos media hora más tarde. Estos superaron las previsiones. Las ventas de viviendas nuevas en octubre en EE.UU. se situaron en 685.000 frente las 625.000 esperadas y las 645.000 anteriores. Dato positivo que tuvo un efecto ligeramente alcista para las bolsas y para el dólar.
Posteriormente se publicaba el índice manufacturero de la Fed de Dallas que caía a 19,4 frente los 27,6 anteriores y 24,0 esperado. Dato negativo, pero que tiene un efecto limitado entre los inversores.
De ahí al cierre de la sesión europea poco más que decir. Las bolsas europeas cierran con ligeras caídas, no así en el caso del Ibex 35 por el buen comportamiento de valores como el Santander.
La tendencia alcista podría durar tres años más.
Para finalizar señalar que empiezan ya las previsiones de los principales analistas sobre el próximo año. En promedio se estima que el S&P 500 suba en torno a un 11%, apoyado en la mejora de los beneficios empresariales y el crecimiento económico. Esta subida podría ser mayor si el recorte de impuestos derivado de la reforma de Trump se produce ya en 2018. Lo que nadie prevee es que las bolsas vayan a bajar, lo cual es algo normal.
David Kostin de Goldman Sachs espera que la tendencia alcista dure otros tres años más. Mientras que Brian Belski de BMO Capital Markets concluye: "La duda, el miedo y las prisas por juzgar, han estado tratando de diagnosticar el final del mercado alcista desde que comenzó. Es hora de aceptar los fundamentos y apagar la retórica". Bonita frase.


capitalbolsa