El Banco Central empieza a eliminar créditos a tasa subsidiada

El Banco Central anunció la decisión de eliminar gradualmente los "créditos productivos" a tasa subsidiada, los cuales se extinguirán en diciembre de 2018.

Son líneas creadas por el kirchnerismo que obligaban a los bancos a prestar una parte de su liquidez a tasa inferior a la de mercado. Las entidades financieras dejarán de estar, en forma gradual, obligadas a otorgar un porcentaje de sus préstamos para "proyectos de producción".

Los bancos tendrán que seguir financiando proyectos "productivos" -a una tasa diferencial- hasta diciembre de 2018, cuando quedarán liberados de ese esquema.

​El stock de préstamos otorgados a través de esta línea llega a los $200.000 millones y representa el 18% de los depósitos totales del sistema.

​El proceso será decreciente. Es decir, que durante enero, las entidades financieras deberán mantener un 16,5% de sus saldos de financiaciones o importes equivalentes en créditos a la producción. Desde allí bajará todos los meses: 15% en febrero, 13,5% en marzo, 12% en abril, 10,5% en mayo, 9% en junio, 7,5% en julio, 6% en agosto, 4,5% en septiembre, 3% en octubre y 1,5% en noviembre. En diciembre, ya no tendrán obligaciones.

De todas formas, los bancos podrán seguir imputando como préstamos a proyectos productivos las financiaciones a pequeñas y medianas empresas.

Las tasas de interés de estos préstamos estaban siendo prefijadas específicamente por el Central, para que fueran accesible. Este plan de financiar con créditos especiales nació bajo la gestión de Mercedes Marcó del Pont en el Banco Central.

Se obligó a una veintena de bancos -encabezado por el Banco Nación- que prestaran un porcentaje de sus depósitos a tasa subsidiada.

La visión oficial era que las entidades tenían mucha liquidez y solo la destinaban a créditos de corto plazo para financiar el consumo. El Central le diría a cada banco cuánto dinero tienen que destinar a esta línea de financiación.

Durante 2016, las Pymes estuvieron preocupadas por estas líneas de crédito. Pero el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, las extendió. El organismo monetario dispuso, a través de la resolución "A" 5874, la prórroga de "Línea de financiamiento para la producción y la inclusión financiera" desde el 4 de enero hasta el 30 de junio de 2016. Luego, vinieron otras prórrogas, con renovaciones semestrales.

En reuniones con Pymes, Sturzenegger advirtió que algunos sectores bancarios marginaban a las pequeñas y medianas empresas de este crédito otorgándolo exclusivamente a los de mayor facturación, o retrasando los trámites para que los fondos permanezcan y engrosen las disponibilidades para las grandes empresas, informó la entidad en un comunicado.