Taiwán pide a sus centenares de miles de empresarios en China que vuelvan

Taiwán pide a sus cientos de miles de inversores en China que vuelvan a la isla, ante el cambio en los lazos económicos que han pasado de la complementariedad a la de "competencia pero cooperación".
La Fundación Intercambios del Estrecho (SEF, siglas en inglés), encargada por el gobierno taiwanés para manejar los lazos pragmáticos con China, pidió hoy a las empresas taiwanesas radicadas en China que devuelvan sus inversiones a la isla.
Las decenas de miles de empresas taiwanesas en China deben considerar la vuelta a Taiwán, donde ante el alza de costos en China, pueden encontrar un terreno fértil para su desarrollo, dijo el presidente de la SEF, Tien Hung-mao, ante empresarios isleños venidos de China.
Tien señaló que las inversiones en China están en peligro ante una previsible burbuja inmobiliaria ligada a la adicción de China a la deuda y las crecientes salidas de capital, que amenazan también con un problema financiero.
Las empresas que ya enfrentan problemas, ante el cambio de estructura económica en China, sufrirán embates mayores en el futuro y para resguardarse de ellos, lo mejor es la vuelta a Taiwán, agregó Tien.
China utiliza a los empresarios taiwaneses radicados allí para presionar al gobierno isleño y los dirigentes políticos taiwaneses busca disminuir la dependencia económica de China, para preservar la autonomía ante Pekín.

efe