EFECTOS COLATERALES DE LA REVOLUCIÓN DE VEHÍCULOS ELÉCTRICOS


Hemos dedicado mucho tiempo escribiendo acerca de la revolución de los vehículos eléctricos, poniendo el foco en los vehículos alimentados por baterías de litio (y sus variantes). Pero ¿qué hay de los autos que funcionan a base de hidrógeno?
En mi opinión, lo más importante del avance de los EVs (Vehículos Eléctricos) son los medios en donde se almacena la energía.
La gran carrera no será para ver quién fabrica el mejor auto eléctrico sino quién puede encontrar un medio para almacenar energía renovable (viento, sol, agua, geotérmica).
Las baterías son geniales, pero tienen un problema. Los medios para su elaboración: litio, cobalto, grafito, niquel, etc., no son precisamente recursos renovables.
Lo que me lleva a algo con lo que los japoneses están apostando fuertemente: el hidrógeno.
Los últimos avances tecnológicos permiten almacenar el hidrógeno y usarlo como energía de una manera mucho más eficiente.
Esto nos lleva a replantearnos si las baterías de litio serán las que ganen la carrera tecnológica y se queden con el mercado de los vehículos eléctricos o si por el contrario es posible que otras fuentes de almacenamiento de energía renovable, como las que utilizan hidrógeno, puedan finalmente dominar este mercado.
En este contexto, las compañías que producen energía a partir del hidrógeno y fabrican células de combustible (muy pocas veces tomadas en serio por los inversores) pueden ser una gran opción de inversión en el futuro próximo. Creo que es un sector que vale la pena comenzar a seguir de cerca.