Zedillo destrozó la agenda que propone el Gobierno para el G20 en Argentina

El ex presidente de México Ernesto Zedillo criticó la agenda que propone el gobierno de Mauricio Macri para la cumbre del G20 que se realizará el año próximo en Argentina. Lo hizo durante su intervención en las Jornadas Monetarias del Banco Central, donde fue invitado por su amigo Federico Sturzenegger.

Zedillo se refirió al tema al término de una exposición en la que hizo duras críticas a la gestión de Donald Trump y donde advirtió que el presidente estadounidense podría provocar una guerra comercial. También elogió las reformas de Macri, aunque trazó un panorama bastante desolador sobre el futuro de la región.
El actual director del Centro para el Estudio de la Globalización de la Universidad de Yale se refirió al tema del G20 ante la consulta de la ex funcionaria macrista Beatriz Nofal, quien hasta hace unos días estaba a cargo de la organización de la cumbre que el año que viene se realizará en Argentina.
Tras aclararle al ex presidente mexicano que "fui sherpa del G20 hasta julio", la economista radical preguntó "¿cuáles deberían ser las prioridades de Argentina para el G20?", y detalló que las prioridades del gobierno son el futuro del trabajo y la agenda digital. "Si somos la voz de latinoamericana en el G20, como se ha dicho, ¿usted cree que hay una mejor manera de abordar algunos de los problemas de la globalización?", preguntó la ex funcionaria.
Conciso, Zedillo liquidó las esperanzas de Nofal en unas pocas frases. "Creo que es un gran error tratar de enriquecer la agenda del G20, que fue creado para darle estabilidad financiera al mundo y hacer más fácil la corrección de los desequilibrios globales, a raíz de la crisis del 2008", explicó.
"El G20 se fijó tres objetivos y casi no cumplió ninguno. Coordinación de políticas económicas a nivel global: muy mala. Reforma de los organismos multilaterales: No se reformó el FMI ni el Banco Mundial. De hecho, el único lugar donde les daría un pase es en el tercero de los objetivos que fue aumentar la regulación financiera", agregó el ex presidente mexicano.
Y cerró su explicación con una anécdota personal. "En su momento le dije a Lagarde, por entonces ministra de Finanzas de Francia: ‘Por favor dile a Sarkozy que no haga esa agenda de los 50 asuntos, que no tiene nada que ver con el mandato del G20, porque lo único que van a conseguir es perder foco en el cumplimiento de lo que se determinó en la junta del G20 en Londres en 2009".
En el cierre de su discurso, y tras lanzar un diagnóstico durísimo sobre la gestión de Donald Trump, Zedillo fue consultado por Juan José Cruces, profesor de la Universidad Di Tella, sobre por qué los mercados no le dan la espalda al magnate. "Desde que asumió Trump la bolsa subió un 20% y está en sus máximos históricos, ¿qué es lo que no sabe Wall Street?", preguntó.
"Creo que los mercados no están actuando todavía de la manera más racional. ¿Los mercados a qué han apostado? A una reforma fiscal y reducción de impuestos, y eso ha movido esta locura. Desde mi punto de vista tenemos una burbuja que va a reventar", alertó el ex presidente.