https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Robert Shiller advierte que hay señales muy preocupantes en los mercados de valores

“El mercado actual está caracterizado por una rara combinación de muy altas valoraciones, fuerte periodo de crecimiento de ganancias, y muy baja volatilidad”, así comienza un interesante artículo el premio nobel de economía Robert Shiller en Market Watch que comentamos a continuación:
¿Qué efectos tiene estos evidentes mensajes contradictorios en la probabilidad de que los EE.UU. se dirijan hacia una tendencia bajista en el mercado de valores?
Mute
Para responder a esta pregunta, debemos analizar los pasados mercados bajistas, lo que requiere que definamos de forma precisa qué es un mercado bajista.
La definición teórica de mercado bajista es aquel que sufre una caída del 20% desde sus máximos previos. A partir de esos descensos se puede considerar que se ha entrado en un mercado bajista. Esta definición no aparece antes de la década de los 90, y no se conoce la autoría. En cualquier caso, el límite del 20% es actualmente ampliamente aceptado como indicador de mercado bajista. Donde parece haber menos consenso es en periodo temporal de las caídas. Yo personalmente establezco que el máximo relativo anterior debe producirse en los 12 meses previos, y debería haber algún mes en el año siguiente en el que las caídas alcancen el 20%.
En base a esta definición he encontrado 13 mercados bajistas en la bolsa estadounidense desde 1871. Los picos antes de las caídas ocurrieron en 1892, 1895, 1902, 1906, 1916, 1929, 1934, 1937, 1946, 1961, 1987, 2000 y 2007.
Una vez identificados los mercados bajistas, es tiempo de analizar las valoraciones anteriores a que se iniciaran, usando el indicador que mi colega de Harvard John Y. Campbell y yo desarrollamos en 1988 para predecir el retorno a largo plazo del mercado de valores: El ratio precio/beneficio ajustado cíclicamente (CAPE), que se obtiene dividiendo el índice de valores en términos reales, entre la media de ganancias de los últimos 10 años. Cuanto más alto sea el ratio, más bajo será el retorno esperado. Nuestra investigación mostró que el ratio CAPE es efectivo prediciendo los retornos en un plazo de 10 años, aunque no analizamos que efectividad tiene para anticipar mercados bajistas.
La valoración actual de la bolsa es muy elevada.
Este mes, el CAPE de la bolsa estadounidense se ha situado por encima de 30, lo cual es bastante alto. Desde 1881 hasta hoy, su media ha sido de 16,8, y sólo ha superado el nivel 30 en dos ocasiones: En 1929, y en el periodo 1997-2002.
Los datos sugieren que el CAPE tiende a subir antes de iniciarse los mercados bajistas. En los meses previos a los anteriores mercados bajistas, la media del CAPE había superado los 22,1.
Más aún, las tres veces que se produjo un mercado bajista con un CAPE por debajo de la media fue en 1016 (durante la primera Guerra Mundial), 1934 (durante la Gran Depresión), y 1946 (durante la recesión posterior a la segunda Guerra Mundial).
El crecimiento de las ganancias actual es igual al de antes de mercados bajistas.
Analicemos ahora las ganancias. De acuerdo a mis datos, las ganancias promedio del S&P Composite en términos reales han crecido un 1,8% anual desde 1881. Desde el segundo trimestre de 2016 hasta el segundo trimestre de 2017, por contraste, el crecimiento de las ganancias en términos reales, ha sido del 13,2%, muy por encima de la media histórica.
Pero este alto crecimiento no reduce la probabilidad de un mercado bajista. En realidad, los meses pico antes de los mercados bajistas también tendían a presentar alto crecimiento en beneficios, concretamente un 13,3% de media.
En cuanto a la volatilidad, actualmente se encuentra extremadamente baja. La desviación estándar en porcentaje de cambios mensuales es del 1,2%. Entre 1872 y 2017 la volatilidad era casi tres veces mayor en promedio, alcanzando el 3,5%.
Pero de nuevo, esta baja volatilidad no nos priva que un mercado bajista no se vaya a producir. En realidad, la volatilidad del mercado de acciones en los meses previos antes del inicio de los mercados bajistas se situaba por debajo de la media. Por ejemplo, en el mes previo al Crash del 29 la volatilidad era de tan solo el 2,8%.
La conclusión de este análisis es que el mercado actual se parece mucho a los de los meses anteriores al inicio de los 13 mercados bajistas. Esto no significa que un mercado bajista esté garantizado, estos episodios son difíciles de anticipar, y el próximo puede tardar tiempo en producirse. Mis análisis deberían servir como una advertencia en contra de la complacencia.

capitalbolsa