¿Podría el auge del populismo crear la próxima crisis financiera?

Si 2016 fue el año en el que el populismo entró en la escena política global, 2017 será el año en que su impacto sea plenamente evidente.
Con el proceso de salida de Gran Bretaña de la UE comenzando y Donald Trump en el cargo en Estados Unidos, el populismo conformará el panorama mundial en los próximos años.
Tras la abrumadora victoria de Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales francesas de mayo, parecía que el populismo en Europa podría estar retrocediendo, pero el resultado del partido Alternative for Deutschland en las elecciones alemanas del pasado fin de semana sugiere lo contrario.
"Si bien la consecuencia del reciente aumento del populismo no ha desestabilizado aún los mercados financieros, el nivel de incertidumbre seguramente seguirá siendo alto, mientras que esos partidos sigan siendo un verdadero motor de cambio de poder en las principales elecciones nacionales", escribe Deutsche Bank.
"Antes de la última década, el único aumento comparable en el populismo se inició en la década de 1920 y culminó en la Segunda Guerra Mundial. Así que, aunque el populismo ha resultado impredecible en los últimos años, el aumento sin duda aumenta los riesgos para el actual orden mundial y podría desencadenar una crisis financiera en algún momento cercano".

capitalbolsa