https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

McDonald’s abre su cocina para conocer el secreto de su sabor

Entrar a uno de sus locales implica inmediatamente sentir el olor embriagante de las hamburguesas a la parrilla. Si bien sus combos y menús ya se convirtieron en un clásico, muchos desconocen el trabajo que se realiza más allá del mostrar en una de las cadenas de comida rápida más grandes del mundo. Por eso, Arcos Dorados, la firma encargada de operar los locales de McDonald’s en la región, impulsó la iniciativa “Puertas Abiertas” con la que, solo en este año, más de 340.000 personas en Argentina conocieron el backstage de sus cocinas.  Además, desde la compañía aprovecharon la oportunidad para brindar datos hasta ahora desconocidos con respecto a sus procesos productivos y su cadena de valor.
Uno de los pilares del gigante del fast food desde su génesis es la rapidez del servicio. Este mecanismo de trabajo es uno de los que más llamó la atención de los consumidores que se acercaron a conocer el proceso de elaboración de los combos. La clave para lograrlo se debe al método de preparación por estaciones en el que cada uno realiza una tarea específica y de esta manera se aseguran que todas las hamburguesas sean iguales y preparadas en el momento en que el cliente las pide.
Desde el Big Mac hasta el Cuarto de libra, cada una de estas hamburguesas que se consumen en el país contribuyen a los 12 millones de kilos de pura carne que vende por año la empresa en Argentina. Las mismas son elaboradas en un frigorífico en Garín y son 100 por ciento vacunas. Otro de los elementos fundamentales en la elaboración de cada pedido son las hortalizas. Si tenemos en cuenta todos los locales del país, los clientes argentinos consumen más de 3 millones de kilos de verduras al año en McDonald’s.
Hace cuatro años, Milkaut se asoció con la marca para ser la proveedora oficial del famoso queso cheddar que está presente en los productos de la empresa gastronómica. Para hacerlo posible, la compañía láctea invirtió $ 30 millones para abrir la primera planta de producción de este tipo de queso en el país.
La iniciativa “Puertas Abiertas” comenzó como un proyecto para brindar transparencia a los procesos de trabajo con los que McDonald’s opera diariamente, sin embargo, tuvo una aceptación superior a la esperada por la firma. Desde la compañía aseguraron que entre enero y agosto la cantidad de personas que visitaron las cocinas de McDonald’s fue un 12 por ciento más a la esperada. En Latinoamérica, solo en el primer trimestre del año fueron más de un millón los clientes que conocieron el secreto del verdadero sabor de sus hamburguesas.

cronista