https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La tensión en Cataluña empieza a asustar a los inversores internacionales

El Ibex 35 cae sensiblemente más que sus homólogos europeos
  • La reunión de la Fed acapara gran parte de la atención de los inversores
  • Pocos movimientos en el mercado de divisas, y fuertes alzas del petróleo
  • Inditex publica unos resultados ligeramente inferior al consenso

Pocos movimientos al cierre de las bolsas europeas a excepción del mercado español, perjudicado por la tensión política creada ante la pretensión secesionista de Cataluña. Luego hablaremos de este punto más detalladamente.
El Eurostoxx 50 al cierre cae cerca de las dos décimas porcentuales, con un bajo volumen de negociación. Los inversores se encuentran a la espera de la decisión de la Fed que conoceremos a las 20:00 y del comunicado posterior.
El consenso de analistas no espera ningún movimiento de tipos, pero sí el anuncio de que el balance de la Reserva Federal se empezará a reducir a partir de octubre de este año. Será interesante analizar el diagrama de puntos de proyecciones de tipos de la Fed, para comprobar si el organismo tiene intención o no de subir sus tipos el próximo diciembre. El mercado aún espera que sí.
Pero empecemos por el principio. La jornada comenzaba con un comportamiento mixto en las bolsas asiáticas aunque sin excesivos movimientos. Los inversores de la región se mantuvieron en un estado de compás de espera ante la finalización de la reunión de la Fed.
En el plano empresarial se publicaban los datos de Inditex que se situaban en línea con nuestras previsiones, pero algo por debajo con las previsiones consenso. El valor ha perdido cerca del punto porcentual aunque cerrando lejos de mínimos intradía.
En el lado macroeconómico conocíamos los precios de producción en Alemania en agosto (+0,2% frente +0,1% esperado), y la balanza comercial de Japón también en agosto (113.500 millones de yenes frente 104.400 millones esperados). Ninguno de los datos tuvo impacto en los mercados.
El Eurostoxx 50 abría con una caída del 0,23%, y el Ibex 35 con un descenso del 0,32%. “En una sesión de transición, los inversores actuarán hoy con prudencia”, afirmaban los analistas de Link Securities en apertura, y así fue.
A las 10:30 conocíamos el dato de ventas minoristas en el Reino Unido en agosto que subieron un 1,0% frente +0,2% esperado. Muy buen dato de este indicador de consumo, que muestra una vez más, que la economía británica está sorteando bien la incertidumbre generada por el Brexit. Alzas en la libra tras el dato.
Las bolsas europeas se mantenían en las primeras horas de negociación con escasos movimientos, el Eurostoxx 50 caía un 0,10% a media jornada, a excepción como decíamos, del Ibex 35 penalizado por la crisis catalana. En este punto señalar que esta mañana uno de nuestros analistas ha mantenido una interesante conversación con el jefe de gestión de nacionalidad española, de un grupo de fondos en un banco internacional, que ha preferido no ser nombrado, en la que señalaba lo siguiente:
Hasta hace no mucho la crisis catalana no preocupaba a los inversores. Ahora eso ha cambiado.
“Hasta hace no mucho el asunto catalán no era algo que preocupaba a los inversores internacionales. Se asumía que el referéndum no se iba a celebrar, y que aunque se realizara, sería meramente testimonial sin ningún efecto de ninguna clase. Ahora la situación ha cambiado. Aunque se sigue pensando que un referéndum como tal no se va a celebrar, si empiezan a verse los efectos negativos de esta iniciativa. Independientemente del aspecto político, la situación está generando una importante incertidumbre a nivel económico. Muchas empresas se están retirando de Cataluña, y otras tantas están reteniendo las inversiones. Ese dinero no se está trasladando a otra parte de España lo que compensaría. Simplemente se ha dejado a la espera de que se aclare la situación. Y es precisamente en ese último punto en el que se encuentra el verdadero problema. El escenario que se va a plantear después del 1 de octubre va a ser negativo pase lo que pase. Si Cataluña celebra un seudo-referéndum y proclama la independencia de forma unilateral, aunque no será reconocido internacionalmente, la incertidumbre jurídica y económica será tal que inevitablemente va a penalizar al resto del Estado. Si no lo celebra porque el Estado ha empleado todas las medidas coercitivas a su alcance, el conflicto social en el territorio se agravará de tal manera que la incertidumbre jurídica y económica se incrementará igualmente. En suma, estamos abocados a un escenario de confrontación que puede durar años, lo que será realmente negativo para la economía del país y para sus mercados. Aunque el crecimiento de la economía española es muy sólido, la incertidumbre política desaconseja invertir por ahora en activos del país”.
Preocupante estas palabras. Pero siguiendo con el análisis de la sesión, ante la ausencia de datos macro y microeconómicos de importancia, Wall Street abría prácticamente plano. A las 16:00 se publicaban las ventas de viviendas de segunda mano en EE.UU. que caían en agosto un 1,7% hasta los 5,35 millones, por debajo de las estimaciones. Son ya varios los datos que nos muestran cierta debilidad en el sector inmobiliario del país. Por ahora no es preocupante, pero habrá que seguir vigilando este sector con especial atención.
Los inventarios de petróleo, que conocíamos media hora más tarde, mostraron un incremento de 4,6 millones de barriles frente 3,5 millones esperados. El brent mantuvo las fuertes alzas que presentaba antes del dato. El brent cotiza ahora por encima de los 56 dólares barril, con subidas mayores al punto y medio porcentual.
En el mercado de divisas vemos pocos movimientos en el euro/dólar, y cierta recuperación del yen frente al dólar y el euro.
En resumen, sesión muy tranquila en Europa, no tanto en España, y a la espera de lo que Janet Yellen nos tenga que decir en algo más de un par de horas.


capitalbolsa