https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Cuatro razones por las que el euro se disparó a pesar del BCE Por Kathy Lien

Análisis realizado al cierre del mercado estadounidense por Kathy Lien, directora general de Estrategia FX en BK Asset Management.
El euro se disparó dejando atrás el nivel de 1,20 y registrando máximos de 1,2060 tras el anuncio de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE). A algunos este movimiento puede parecerles confuso porque el BCE no redujo el programa de compra de activos aunque Mario Draghi prometió que efectuará cambios en su programa de expansión cuantitativa.
El presidente del banco central dijo explícitamente que “la mayor parte de las decisiones sobre el programa probablemente se tomen en octubre”. En julio, indicó que los cambios tendrían lugar en otoño y los inversores interpretaron eso como la reunión de septiembre de hoy, porque coincide con la actualización de las previsiones sobre el personal. Sin embargo, como ha indicado Draghi hoy, las decisiones son importantes y complejas y van a llevar más tiempo.
El euro se disparó tras el anuncio del BCE porque Draghi dejó muy claro que no es cuestión de si lo harán sino de cuándo empezarán a reducir el programa de compras de activos y, a diferencia de informes anteriores, están seguros de que harán el anuncio en octubre en vez de en diciembre. El banco central también elevó su previsión del PIB para 2017 del 1,9% al 2,2%, lo que sería su mayor ritmo de crecimiento desde el año 2007.
Aunque revisó a la baja sus previsiones de inflación para 2018, la caída del 0,1% fue pequeña y mantuvieron inalteradas sus previsiones para 2017. Draghi no olvidó mencionar el euro pero sus declaraciones fueron relativamente positivas; dijo simplemente que el tipo de cambio no es un objetivo de política monetaria pero ya que es importante para el crecimiento y la inflación, deberían tenerlo en cuenta en sus decisiones.
Así que, haciendo un balance de las declaraciones de hoy, podemos atribuir hoy la subida del EUR/USD de hoy a cuatro razones: 1) El BCE señaló que se avecina una decisión sobre la expansión cuantitativa en octubre 2) Han actualizado sus previsiones del PIB hasta máximos de diez años 3) A Draghi le preocupa poco el rendimiento del euro y 4) El rendimiento de los bonos de Estados Unidos se ha desplomado.
Mirando hacia el futuro, esperamos que el EUR/USD continúe subiendo en la reunión de octubre, no sólo apartándose de los máximos registrados el mes pasado en 1,2070 sino también alcanzando el de 1,2135, nivel donde el EUR/USD encontró respaldo en 2010 y 2012.
Las previsiones para el dólar también son aciagas pues el huracán Harvey y ahora el Irma eliminan las posibilidades de una subida de los tipos de interés de la Fed en diciembre. El rendimiento de los bonos de Estados Unidos cayó bruscamente hoy al abrirse paso el Irma hacia la costa de Florida. Las solicitudes iniciales de subsidio por desempleo también aumentaron bruscamente y es probable que aumenten aún más debido al cierre de Houston al paso del Harvey.
El informe de hoy es la primera evidencia de los estragos del Harvey en la economía de Estados Unidos. Es demasiado pronto para descartar completamente una subida de los tipos en diciembre pero justo como han advertido los presidentes de la Reserva Federal de Estados Unidos, los datos de la próxima semanas se verán contaminados por la tormenta y hace falta una muy pronta recuperación de la actividad para animar a la Fed a una subida.
Sin embargo, el vicepresidente Fischer, de la Reserva Federal (Fed), abandona su cargo en octubre y Yellen posiblemente perderá su trabajo a principios del año que viene, así que el banco central podría abstenerse de adoptar ninguna postura agresiva hasta ver un giro positivo en los datos de Estados Unidos.
El dólar se recuperó ayer ante el acuerdo de la deuda, pero es importante darse cuenta de que han estirado el chicle y cuando llegue diciembre, volverá la incertidumbre y eso podría afectar a la decisión de la Fed. Así que, en definitiva, no creemos que tenga lugar una recuperación del billete verde (el USD/JPYpodría dejar atrás el nivel de 108) sino que seguirá rindiendo por debajo del euro y las divisas vinculadas a las materias primas.
Las divisas vinculadas a las materias primas han seguido subiendo frente al dólar canadiense hasta nuevos máximos de dos años frente al billete verde. Aunque los informes de Canadá de esta mañana han sido peores de lo previsto, pues la concesión de licencia de obra ha descendido un 3,5% y el PMI del Ivey ha bajado de 60 a 56,3 puntos, señal de que ha disminuido la actividad del sector manufacturero, la política monetaria sigue determinando el rumbo de la divisa.
A pesar de estos informes, los inversores han interpretado claramente las declaraciones del Banco de Canadá de ayer como que no han acabado con los ajustes de la política monetaria. Aunque una subida en octubre sería demasiado agresiva (serían tres movimientos de un cuarto punto seguidos), el USD/CADciertamente parece dispuesto a bajar hasta 1,2025 pues los inversores creen que habrá más acción en diciembre.
Teniendo esto en cuenta, el último informe sobre el mercado laboral de Canadá se publica este viernes y, según el PMI del Ivey, el crecimiento del empleo ha mantenido un buen ritmo durante el mes de agosto.
El dólar australiano amplió ganancias hasta situarse por encima de 80 centavos y ahora va camino de los máximos de julio registrados cerca del nivel de 0,8065. El debilitamiento del billete verde determina el rumbo del AUD y el NZD, de modo que los inversores ignoran completamente el estancamiento de las ventas minoristas y el informe sobre la balanza comercial, considerablemente peor de lo esperado.
Los tres informes económicos de Australia de anoche no cumplió expectativas, pues la actividad del sector de la construcción se ha ralentí aunque eso parece importar poco a los inversores, que encontraron consuelo en las declaraciones del gobernador Lowe del Banco de la Reserva de Australia, menos agresivos. Nueva Zelanda no ha publicado datos económicos hoy, así que el NZD ha seguido la estela del AUD al alza.
El GBP/USD se situó por encima de 1,31 tras el debilitamiento del dólar. Los precios de la vivienda subieron en el mes de agosto según Halifax, lo que es alentador pero se contradice con los datos del informe de todo el país del mes pasado. Aunque el PMI se ha publicado esta semana, la libra ha bebido sobre todo del interés del mercado por los dólares y los euros.
Esto cambiará cuando el Banco de Inglaterra haga público su anuncio de política monetaria, previsto para la semana que viene. Incluso podríamos ver algún movimiento determinado por la libra tras los informes sobre la producción industrial y la balanza comercial del Reino Unido.