Cruzan los dedos en la Bolsa: Mercado Libre analiza salir a cotizar si Macri elimina una ley del kirchnerismo

La empresa más grande en términos de valor de mercado de la Argentina (alrededor de u$s13.000 millones), Mercado Libre, deslizó que tiene intenciones de salir a cotizar sus acciones en la plaza local
La compañía, que ya opera en Wall Street desde el 2007, podría dar este importante paso para el mercado argentino sólo si finalmente la nueva ley de mercado de capitales (que duerme en un cajón) sale a la luz.
¿Por qué? Entre los cambios más esperados está un plan para derogar una cláusula en la ley actual que permite al Gobierno intervenir empresas sin una orden judicial. Otra herencia del kirchnerismo que aún no se pudo eliminar.
Si bien en el mundo empresario se sabe que el macrismo está lejos de la impronta K de "apretar" a las compañías, el simple hecho de que la ley lo permita espanta a que nuevos emisoresquieran vender acciones en la plaza local. 
"Una nueva ley de mercados de capitales, o una revisión del marco regulatorio actual, nos abriría las puertas para analizar salir en el mercado local", dijo Pedro Arnt, el Chief Financial Officer (CFO) de MercadoLibre en una entrevista con la agencia Bloombergen la sede de la empresa.
"Aunque no es algo que Mercado Libre necesita, lo veríamos como una contribución para ayudar a fomentar el mercado local de capitales", añadió el CFO de la compañía que ya tiene presencia en el Nasdaq (donde operan los papeles de las tecnológicas en Estados Unidos) a un precios de u$s290 por acción
"La realidad es que los mercados de capitales argentinos hoy en día tienen baja liquidez, y MercadoLibre es una acción increíblemente líquida", agregó Arnt. "Dadas las condiciones adecuadas, lo consideraremos y evaluaremos", finalizó. 
Las acciones de Mercado Libre están otorgando una ganancia de 86,24% en lo que va de este año, y un para nada despreciable 62,5% en los últimos doce meses. 
Si finalmente se concreta, sería la noticia más rutilante para el pequeño mercado argentino este año. Por el simple hecho de que la compañía número uno del país, más grande que la petrolera de bandera como YPF (valor de mercado de u$s8.000 millones), pise en terreno local, habría un cambio de expectativas.
La queja de los experimentados operadores en el sentido de la "extranjerización" del mercado, donde hay empresas como Mercado Libre que cotizan afuera y no en Buenos Aires, u otras que vendieron gran parte del capital en el exterior y muchas menos acciones en la plaza local, quedaría desautorizada.  
Pero es palpable la mejor relación que existe entre las empresas y este Gobierno, claro en comparación con el drama que vivían durante la era K. Ahora las compañías se sienten más "protegidas" mientas que el Ejecutivo necesita imperiosamente que su política de "seducción" muestre sus frutos y las empresas inviertan.
Para encontrar el último vínculo entre MercadoLibre y el oficialismo no hay que ir mucho más atrás en el tiempo. A fines del mes pasadoMauricio Macri visitó las oficinas de la compañía en Vicente López donde asistió al anuncio de creación de 5.000 nuevos puestos de trabajo y $1.500 millones de inversión.
“Confío en que la Argentina vuelva a crecer y nunca más pare de hacerlo”, sostuvo el presidente al encabezar un breve discurso, donde destacó la importancia de democratizar el acceso a bienes y servicios a través de Internet. 
Por su parte, el fundador y CEO de Mercado Libre, Marcos Galperín, agregó: “Vamos a inaugurar 16.000 metros cuadrados de oficinas en la ex fábrica Philips en el primer trimestre de 2018 y 6.000 metros cuadrados en el distrito tecnológico de Parque Patricios”, adelantó. Gestos de buena voluntad, de un lado y del otro. 

iprofesional