https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

CRESCE LA TASA DE MUJERES EMPRENDEDORAS EN ARGENTINA

* Nuevo informe del Global Entrepreneurship Monitor (GEM) indica que cerca de 163 millones de mujeres abren nuevos emprendimientos mientras que 111 millones ya tienen negocios establecidos

* Argentina registra una alta tasa de emprendedoras entre las edades de 25 y 34 años, pero esa cifra cae en dos tercios en el siguiente grupo de edad

* Mientras el comercio es el sector más popular para las mujeres argentinas, el país es notable por tener cerca del cinco por ciento de mujeres emprendedoras en TIC, una tasa más alta que los hombres.

 El espíritu emprendedor de las mujeres va en aumento. Durante el año pasado, 163 millones de mujeres en 74 economías han iniciado negocios en todo el mundo. Esa es una de las varias conclusiones del informe de la mujer del Global Entrepreneurship Monitor (GEM) 2016/17 publicado hoy con el patrocinio  de  Babson CollegeSmith CollegeKorea Entrepreneurship FoundationTecnológico de MonterreyUniversidad Del Desarrollo, y Universiti Tun Abdul Razak.
                                                             
"Esto no sólo demuestra la magnitud del impacto que las mujeres emprendedoras tienen en todo el mundo, sino que destaca la contribución que hacen para el crecimiento y el bienestar de sus sociedades", dijo Donna Kelley, profesora del Babson College y coautora del informe. "Las empresarias contribuyen con ingresos a sus familias, emplean a las personas en sus comunidades y ofrecen productos y servicios que aportan un nuevo valor al mundo que las rodea".

Entre las 63 economías encuestadas en este y el último informe, GEM encontró que la Actividad Emprendedora en Etapas Iniciales  (TEA) entre las mujeres aumentó en un 10 por ciento, y la brecha de género (proporción de mujeres a hombres que participan en el emprendimiento) se redujo en un 5 por ciento.

Estas mismas economías muestran un aumento de ocho por ciento en el número de mujeres que son dueñas de negocios propios establecidos, y por Europa, América del Norte y Asia, cerca de 10% de aumento en las percepciones positivas de que las mujeres tienen buenas oportunidades para iniciar un negocio.

El informe de las mujeres de GEM 2016/17 también añade una nueva consideración: las mujeres como inversionistas empresariales. Mientras las tasas de participación varían, la participación de las mujeres como inversionistas sugiere una sólida base de recursos a partir de la cual las propietarias de negocios pueden crecer.

Las economías de GEM en la encuesta de 2016/17 cubren el 69% de la población mundial y el 85% del PIB mundial. En su decimoctavo año consecutivo, GEM continúa sirviendo como el más grande y completo estudio único de emprendimiento en el mundo.

Actividad sustancial entre mujeres jóvenes argentinas
En América Latina, países como Argentina, Brasil, Perú y Belice reportan una actividad sustancial entre mujeres jóvenes de entre 25 y 34 años. Sin embargo, mientras estas tasas altas continúan aumentando en un 20% entre las mujeres de 35 a 44 años en Perú y Belice, las tasas en Argentina y Brasil caen a menos de dos tercios después de los 34 años.
“En el caso de Argentina, a pesar de la caída en la TEA de 2015 a 2016,  el dato positivo es que en proporción a la TEA ha subido la cantidad de mujeres que emprende respecto a los hombres. En 2016  casi el 16% de los hombres adultos están involucrados en algún tipo de actividad emprendedora y aproximadamente el 13.1% de las mujeres. Esto en relación a la TEA, significa que está compuesta por un 55% de hombres y 45% de mujeres, en 2015 esta proporción era 57% a 43%”, dijo Silvia Torres Carbonell, directora del IAE. “Respecto al género de los emprendedores en América Latina y en Argentina particularmente, si bien aún hay más hombres que mujeres emprendiendo, ha crecido el 1% el emprendimiento femenino frente al masculino como proporción de la TEA en la región. Argentina está dentro del promedio regional, siendo México el más avanzado en emprendimiento femenino”
La venta al por menor domina el espíritu emprendedor femenino en América Latina, con este sector representando un poco menos de dos tercios de todas las mujeres empresarias en promedio. Sin embargo, según Carbonell, directora del IAE, las mujeres argentinas tienen más probabilidades que los hombres de centrarse en la tecnología de la información y la comunicación. "La venta al por menor es, con mucho, el sector más popular para las mujeres empresarias en la región de América Latina", dijo Carbonell. "Sin embargo, mientras que las mujeres muestran una baja participación en la agricultura y la minería, alrededor del 30 por ciento del nivel reportado por los hombres, Argentina es notable por tener cerca del cinco por ciento de mujeres empresarias en TIC, un nivel más alto que el reportado por empresarios hombres".
Curiosamente, las regiones con tasas tradicionalmente altas de AET – África subsahariana y América Latina – mostraron bajas en las percepciones de oportunidades, es decir, aquellas que ven buenas oportunidades a su alrededor. Argentina es el único país de América del Sur que registra un aumento en la percepción de oportunidades.

Perspectiva de políticas para un mejor apoyo a las mujeres empresarias
GEM, ahora en su decimoctavo año, ha ganado un amplio reconocimiento como el estudio longitudinal más autorizado del emprendimiento en el mundo y, como tal, ofrece ideas valiosas para guiar la investigación futura y la toma de decisiones políticas, así como el diseño de intervenciones que pueden mejorar el espíritu emprendedor de las mujeres, dijo el director ejecutivo de GEM, Mike Herrington.
Los datos de este último informe destacan varias tendencias y paradojas claves, dijo Herrington. "A medida que aumenta el desarrollo económico y el nivel educativo, la participación empresarial entre las mujeres disminuye y la brecha de género aumenta, pero la descontinuación del negocio también se desacelera. Mientras que la tasa de discontinuidad femenina supera a la de los hombres en los tres primeros niveles de desarrollo, aunque sólo en un 10%, menos mujeres en economías desarrolladas por la innovación han salido de las empresas y sólo dos tercios de la tasa de hombres.
También cabe destacar para los responsables de la formulación de políticas que, en promedio, las mujeres exhiben una probabilidad de 20 por ciento o más de citar la necesidad como un motivo para iniciar un nuevo negocio en comparación con los hombres, especialmente en las economías menos desarrolladas. Un hallazgo positivo es que las mujeres empresarias tienen una probabilidad 5 por ciento mayor de innovación en comparación con los hombres.
Aunque no hay respuestas claras en el informe, los datos proporcionan una base importante para el apoyo al crecimiento de las mujeres emprendedoras y la creación de valor económico y social en todo el mundo, comentó Herrington.
"En muchos aspectos, este informe muestra que las emprendedoras de todo el mundo son más diferentes que similares en términos de demografía personal, actitudes y tipos de negocios que administran", dijo. "Esto sugiere que las iniciativas de apoyo para las mujeres empresarias deben ser adaptadas y personalizadas por economía – en lugar de adoptar un enfoque único".