https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Polémica: Macri rompió la veda y CFK no fue a votar

Jornada electoral de las PASO 2017, ya con polémica: el Presidente de la Nación rompió la veda pidiendo que se vote por el Cambio, aunque el comunicado oficial de la Casa Rosada omitió esa declaración para quitarle fuelle a la irregularidad (lápiz rojo del lugarteniente de Jorge Greco, Carlos Galligani). En tanto, Cristina Fernández de Kirchner decidió no ir a votar ya que nunca hizo el cambio de domicilio electoral, que sigue estando en Santa Cruz. Repitió así lo que hizo en 2005 cuando también fue candidata a senadora nacional.

4ta. elección Primaria Abierta, Obligatoria y Simultánea (PASO), en la que precandidatos para 127 bancas de diputados nacionales y 24 escaños del Senado (3 por cada uno de 8 distritos) compiten para definir los candidatos que competirán en los comicios de renovación legislativa convocados para octubre. También deben renovarse la mitad de las legislaturas provinciales y municipales. Están habilitados a participar 33.104.626 ciudadanos en 98.084 mesas distribuidas en 14.433 establecimientos escolares, en un comicio custodiado por unos 100.000 efectivos militares y de seguridad. Gran expectativa no tanto por los comicios internos que ocurrirán en 18 provincias, de las cuales Cambiemos dirimirá candidatos en 11 distritos, mientras que el peronismo lo hará en 12, sino por el comparativo entre Cambiemos, Unidad Ciudadana y 1País en Provincia de Buenos Aires.
Las PASO comenzaron a realizarse en 2009, en aquellos comicios que perdió Néstor Kirchner en Provincia de Buenos Aires, con las listas testimoniales, 1 año después del conflicto con los productores agrícolas, que lograron bloquearle la Resolución 125. La 1ra. vez que se utilizaron las PASO fue en las elecciones de 2011, aquellas que ganó Cristina Fernández de Kirchner por el 54,11%, y así se quedó hasta 2015. Muy curioso el procedimiento que obliga a partidos y electores a concurrir a la selección de candidatos el mismo día y en todos los distritos.
De lo que se trataba era anticiparse a los resultados, organizando una gran encuesta electoral, para que el poder político pudiera anticiparse a lo que había sucedido en 2009, cuando Francisco de Narváez dejó enojadísimo a Néstor Kirchner. Lo que se hizo fue adaptar un procedimiento previsto en 2002, con la Ley N°25.611, que se utilizó en las legislativas de 2005, pero acotada a aquellos partidos que tuvieran más de una lista, y finalmente derogada en 2006.
Hasta la fecha, nunca ha dejado satisfechos a los ciudadanos porque hay muchas restricciones de parte de los líderes políticos a permitir la presentación libre de precandidaturas en todos los distritos. Los líderes políticos temen que no puedan manipular las consecuencias de esa libertad. A su vez, la restricción provoca desinterés en el procedimiento. Y ya están pensando, entonces, en suprimir las primarias que podrían ser una bocanada de renovación en la política argentina.
    Imagen de edgar.admin
    Sobre Bocas de Urna
     
    El secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Adrián Pérez -el mismo que fue colocado en un 'freezer' por el Presidente, dicen, porque no consiguió el voto electrónico para esta oportunidad-, explicó que "más allá de quién gane, a las 21:00 vamos a comenzar a difundir los resultados en la medida que vayan llegando".  
     
    Deberá recordarse que con la Administración Macri se desempeña quien fue el jefe de los procedimientos electorales nacionales dsde Fernando De la Rúa a la fecha, Alejandro Tulio, hoy día en el Correo Argentino en rol de consultor pero hombre de consulta permanente de José Torello, el amigo de Mauricio Macri y jefe de su gabinete de asesores.
     
    Bastante se ha especulado sobre la continuidad de la empresa Indra en el escrutinio provisorio, y para colmo ocurrió un atentado con forma de carta-bomba contra Indra en la semana previa al comicio, para enturbiar las horas de reflexión entre quienes estaban indecisos.
     
    Pero en días de comicios siempre mandan las bocas de urna.
     
    La experiencia más interesante por estas horas es la de Barómetro Social. 
     
     
     
     
    Desde España promete:
    "Dispondremos de avances de voto y participación a las siguientes horas:
    Primer avance: 12 horas.
    Segundo avance: 15 horas
    Tercer avance y resultado final: 18 horas
    Los resultados podrán ser seguidos de la siguiente manera:
    Facebook: https://www.facebook.com/barometrosocialcom/
    Twitter: @barometrocm".
    Imagen de edgar.admin

    En Provincia de Buenos Aires -según la Administración Macri, 'la madre de todas las batallas' en este comicio- el resultado es incierto. Es cierto que todos los encuestadores que mostraron sus números afirman que o gana Cristina Fernández de Kirchner o hay empate técnico entre Unidad Ciudadana y Cambiemos. Sin embargo, periodistas que fueron recibidos por el jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, en las horas previas al domingo 13/08 afirman que el PRO (o sea el eje de Cambiemos) tiene encuestas propias que sostienen que gana Esteban Bullrich, aunque esos trabajos nunca fueron exhibidos por el funcionario.
    Por lo tanto, puede afirmarse que tanto Mauricio Macri como CFK tienen encuestas a las que les conceden verosimilitud, que los dan a cada uno como ganadores, y con fundamentos aparentemente sólidos.
    Sin duda que esta situación es muy extraña y concede una situación curiosa a la edición 2017 de las PASO.

    El humor de Gabriel Ferrari, FECHU.
    Imagen de edgar.admin
    Santa Cruz, apuesta 2017 de Cambiemos
     
    Alicia Kirchner es un tema importante este domingo 13/08. La hermana de Néstor Kirchner permanece al frente del bastión incendiado. ¿Llegará a registrar algún alivio socioeconómico con las construcciones de las hidroléctricas que harán los chinos o se derrumbará antes? Bueno, Alicia es Trend Topic en Twitter, donde los votantes PRO y CC ARI (la actividad oficialista en la red social Twitter no puede considerarse que sea de Cambiemos porque la UCR no luce igual afán que sus socios en la coalición) se montaron un festival a causa del naufragio en un territorio donde aún no han comenzado las clases del año lectivo 2017 pese al dinero remitido por Nación.
     
    Santa Cruz es una gran apuesta de la Casa Rosada porque cree que hay situaciones objetivas y subjetivas para arrebatarle todos los legisladores nacionales que debe enviar la provincia patagónica. Es cierto que eso se verá en octubre pero las PASO permiten evaluar la situación.
    Imagen de Delfina_Korn
    Las elecciones y Venezuela
    Dentro del discurso de campaña presidencial de Mauricio Macri, estuvo la promesa de un cambio de eje en la política exterior en cuanto a Venezuela -país sumido en una crisis económica, política y social que no cesa de profundizarse-. Pero en un principio, hubo algunos indicios de que una postura más dura contra el régimen de Nicolás Maduro, iba a ser dejada de lado -hecho que algunos relacionaron con la candidatura de la ex canciller, Susana Malcorra, a la secretaría de la ONU-. Sin embargo la semana pasada, Argentina estuvo entre los 12 países que emitieron un documento, la Declaración de Lima, en el que ratificaron el desconocimiento de la Asamblea Nacional Constituyente, la legitimidad de la Asamblea Nacional y la fiscal general, Luisa Ortega Díaz. Antes de eso, el Mercosur había suspendido a Venezuela por tiempo indefinido por ruputra del orden democrático. “Venezuela tiene que ser suspendida definitivamente del Mercosur”porque el gobierno bolivariano ”hace rato que dejó de ser democracia, se violan sistemáticamente los Derechos Humanos”,dijo Macri. En esa misma línea, anunció que le retiraría a Nicolás Maduro la Orden del general San Martín, por la "violación sistemática de su gobierno a los derechos humanos”. Esta condecoración había sido entregada por Cristina Kirchner en 2013 al sucesor de Hugo Chávez. Más allá de si una derrota electoral tendría efecto alguno o no en el posicionamiento del Gobierno argentino con respecto a Venezuela, lo cierto es que representaría al menos simbólicamente un "triunfo" para el régimen de Maduro, quien ha insultado a Macri en más de una ocasión (recientemente lo llamó "sanguijuela"). Venezuela está cada vez más aislada diplomáticamente y Argentina ha contribuido a eso. Si a Macri le va mal en las urnas, esto probablemente sea aprovechado y explotado retóricamente por Maduro, quien lo interpretará como una señal de que los vientos de cambio que empezaron a sacar a la región del populismo en los últimos 2 años, no son más que murmullos transitorios.

    Imagen de Delfina_Korn
    Las elecciones y el acuerdo de librecomercio entre el Mercosur y la Unión Europea
    Argentina y Brasil esperan llegar a un acuerdo de librecomercio con la Unión Europea para diciembre de este año. Pero un resultado adverso al oficialismo en esta elección legislativa puede complicarle el camino a un acuerdo. Según la plataforma de inteligencia geopolítica Stratfor, dentro de los próximos 2 años, Macri perseguirá el objetivo de que el Mercosur "concluya negociaciones con la Unión Europea y la Alianza del Pacífico, así como avance las negociaciones con Japón y Canadá. De todos modos, Macri deberá llevar a cabo reformas económicas estructurales para preparar a Argentina para más competencia comercial internacional. Si Argentina no reduce el costo de hacer negocios en el país, abrirlo al comercio internacional podría traer más efectos negativos que beneficios."
    "Las elecciones legislativas de octubre serán clave para Macri, mientras ingresa en los últimos 2 años de su mandato presidencial y se anticipa a presentarse a la reelección en 2019 -continúa Stratfor-. La votación determinará si su Gobierno tendrá la fuerza necesaria en el Congreso para avanzar con las reformas estructurales, o quedará debilitado e incapacitado de cumplir las promesas electorales de Macri en 2015. Las elecciones darán una respuesta a la pregunta más profunda sobre si los vientos de cambio políticos y económicos en Argentina perduran o demuestran ser de corta vida."
    Imagen de edgar.admin
    Percance en el bar Tortoni

    “Los que quieran alterar la legalidad sepan que hay una fuerza de seguridad que va a hacer cumplir la ley”, dijo el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, en el tradicional café Tortoni donde compartió un desayuno junto a varios de los precandidatos a diputados nacionales y de la Ciudad por Cambiemos.
    En verdad, todo iba muy bien hasta que un cuadro se desplomó sobre la humanidad de Horacio Rodríguez Larreta (con más precisión, lo golpeó en su nariz). Hay mucho humor al respecto, que va desde Diego Santilli a los movimientos de tierras que hay en el subsuelo de la Ciudad. Pero se aplicará la veda en este caso.
    Antes, Peña aseguró que “no hay ningún motivo para que se altere la normalidad” de las PASO que se desarrollan desde las 8 en todo el país, para definir los candidatos que competirán en las elecciones legislativas de octubre próximo. "No hay excusas para no ir a votar con toda tranquilidad", puntualizó. Obviamente, luego Peña se fue a votar.
    Algo sobre el traspié de Horacio Rodríguez Larreta:
    Imagen de chornyster_164174
    Deshojando una margarita deshojada 
    La postal de la primera hora de iniciado el comicio fue para mí vivencial, por suerte tras días y días de sentirme apabullado por los medios de confusas propuestas de los políticos profesionales que participan del evento. Los números y sensaciones que se mezclaron en mi raciocinio en el trayecto que media entre mi casa y la mesa donde voté, y el momento en que me enfrenté a las boletas en el cuarto oscuro, me ayudaron a echar luz sobre el compromiso ciudadano que estaba asumiendo, abstrayéndome del ruido propagandístico de los candidatos.
     
    La primera llamada de atención provino de un puesto de flores, del que se trascendía el primer boca de urnas a través de una radio: el 95% de los que habían depositado el sufragio admitía haber arribó seguro de a quiénes votaría y un 5% restante llegó sin saberlo. Pensé que tenía el honor de contarme entre esta minoría de la primera hora comicial. 
     
    Hice rápido una cuenta: el contingente de tempraneros está compuesto generalmente por jubilados, lobos esteparios de las grandes ciudades y aquellos que tienen obligaciones a pesar del feriado. Podría decirse entre el 10 y 15% del padrón mañanero en su mayoría son adultos mayores. Los de la previa del almuerzo están en parte constituidos por gente de familia, unida o ensamblada, que se quiere desocupar de las obligaciones cívicas para el resto del día. Después del mediodía le toca al malón de los milennialls, que definen un tercio de la urna, y al final un tuti frutti con los rezagados de todas las divisiones.
     
    Seguramente, los indecisos irán creciendo con el correr de las horas y habrá que esperar más que cada uno desocupe el cuarto oscuro, es lo que suele ocurrir. La prueba está en que en la etapa inicial se ven las boletas apiladas en orden sobre las mesas y no parecen faltar, pero esa armonía se altera a medida que transcurre la jornada.
     
    Dejo estas tribulaciones afuera cuando me enfrento a las autoridades de la mesa que me fuera asignada. Entro con el sobre y echo un vistazo, para elegir por la contraria. Me ubico: elección de medio término para renovar parte de las legislaturas, me encuentro en la provincia de Buenos Aires, busco en las fotos quiénes se presentan y empiezo a descartar. Como no veo la foto del presidente Mauricio Macri ni la de la gobernadora María Eugenia Vidal, a quienes vi como protagonistas excluyentes del cierre de campaña de Cambiemos, paso de largo. Veo a la ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner al frente de Unión Ciudadana (?), que no es Frente para la Victoria ni partido Justicialista, y me viene a la mente que estamos en territorio bonaerense y ni ella pudo votarse a sí misma porque sigue empadronada en Santa Cruz y ahí reside en forma habitual. También hace política con las redes sociales desde Calafate o a lo sumo desde Río Gallegos, salvo algunos actos de cierre en los que participó. Salteo. El sello peronista está en la boleta que encabeza Florencio Randazzo, un ejecutivo de la política que se precia de eficiente y al que nadie asocia, al menos públicamente con retornos. Podría ser, pero no me termina de convencer que su carta de presentación sea haberle dicho que no a su ex jefa de gobierno. Sigo: partidos Federal, Humanista, etc, me caen simpáticos porque pelean sin recursos ni repercusión mediática, a pesar de ser a quiénes se los ve más en contacto con la problemática cotidiana y que no aparecen salpitados en ningún incidente de corrupción. Pero difícilmente junten el 3%, que con mucho sudor superan las agrupaciones de izquierda que expresan las ideas más radicalizadas. Me viene la imagen de Del Caño acompañando a los trabajadores en sus legítimos reclamos muchas veces ignorados por la dirigencia sindical de elite, pero en seguida intento conectarme con su ideología y no clasifica para los radares de una Argentina posible.
     
    Me doy cuenta que llevo demasiado tiempo tachando y el sobre continúa vacío. Del virtual triple empate que venían cantando las encuestas, aunque con CFK como primera minoría en ese escaño, la candidata central no figura en el padrón bonaerense, los otros no están en la boleta y la tercera cara visible, la foto de Sergio Massa, si bien es la que se solía ver en la Cámara Baja y ahora está postulada para la Alta, es difícil de encuadrar en algún contexto: viene del gobierno kirchnerista, le birló la posibilidad de re-reelección a su ex jefa CFK en 2013, se acercó al peronismo, armó una liga de intendentes, constituyó un Frente Renovador y ahora se presenta como 1País con la radical Margarita Stolbizer, con quien eran agua y aceite.
     
    Qué momento. Ojalá el cuarto fuera de verdad oscuro para elegir a tientas. De algún modo eso representan estas costosas PASO, que no son primarias como en otras partes con democracias más afiatadas ni internas abiertas, porque la mayoría presentaron listas cerradas.
     
    Veremos al final del día cuántos votaron tácitamente al no concurrir.
     
    Y será hasta octubre. ¿Será que con los resultados de esta noche nos adelantarán en estos dos meses las presidenciales de 2019?  En cuyo caso, ¡a los botes! 
    Imagen de Delfina_Korn
    ¿Cómo leen los medios anglosajones la elección?
    Según Bloomberg News, "una derrota para la coalición Cambiemos, de Macri, tiene el potencial de restringir o hacer descarrilar su iniciativa para liberalizar la que ha sido rankeada como la cuarta economía más proteccionista entre los países G20. Un buen resultado para Fernénadez (de Kirchner), podría prepararla para presentarse a la presidencia en 2019. La victoria para Macri, por otro lado, podría envalentonarlo a ir hacia adelante con planes de simplificar el código tributario o reducir los costos laborales. También lo convertiría en el favorito a ganar un segundo mandato en 2019." 
    Bloomberg explica que un resultado favorable al oficialismo daría "luz verde" a Macri para avanzar en las reofrmas. En cambio, uno desfavorable, será leído por la oposición como un "signo de descontento con sus reformas", lo que hará mucho menos probable que "vayan hacia adelante con ellas." "Si es sólo un margen pequeño de derrota, Macri aún podría tener lugar para impulsar algunos de sus proyectos, pero el bloque peronista le demandará un alto precio a cambio", concluye Bloomberg.
    El diario The New York Times apuntó en la misma dirección: "Un buen resultado para la coalición de Mauricio Macri en la votación del domingo le aseguraría a los inversionistas que su Gobierno tendrá la capacidad de que se aprueben más reformas",escribieron Nicolas Misculin y Luc Cohen.
    Imagen de edgar.admin
    Macri jugó al límite de la veda
    El Presidente de la Nación fue a votar. Bien en la referencia a Cristina Fernández de Kirchner, quien persiste en sus caprichos de no votar cuando ella es precandidata y necesita del voto de sus simpatizantes.
    Pero pidiendo profundizar el cambio, Mauricio Macri se ubicó al borde de la veda.
    Luego al almuerzo con Elisa Carrió en Los Abrojos, se supone que allí conocerán las bocas de urna que ya están elaborando en exclusiva algunas consultoras a pedido de Jaime Durán Barba.
    Imagen de Delfina_Korn
    Las elecciones y Brasil
    Cuando Macri ganó en Argentina, todos los analistas coincidieron en que representaba el fin de la era de los populismos de izquierda que habían atravesado la región durante la última década. Una derrota electoral del oficialismo en esta elección pondría en jaque ese "volantazo". Podría repercutir en los países vecinos como Brasil, donde en octubre de 2018 habrá elecciones.
    Según una encuesta de fines de julio, el Presidente brasileño, Michel Temer, cuenta con una bajísima tasa de aprobación: un escaso 5%. Recordemos que Temer asumió tras la destitución de Dilma Rousseff en agosto de 2016, y que su presidencia estuvo plagada de acusaciones de corrupción.
    Según los sondeos, quien ganaría en 2018 sería el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Pero al haber recibido una condena por corrupción y lavado de dinero, sus posibilidades de presentarse están complicadas. Su futuro depende ahora del tribunal de segunda instancia. Si es absuelto, conservará sus derechos y podrá ser candidato. De lo contrario, quedará inhabilitado. 
    Según la empresa Vox Pópuli, Lula tenía en julio un 42% de intención de voto y viene en crecimiento. Su rival más próximo es Jair Bolsonaro con un 8%.
    Imagen de edgar.admin
    Agunos tuits para describir una jornada de buen sol en Ciudad de Buenos Aires, en la que hay abiertos muchos más locales gastronómicos que en otros comicios (¿será por la cantidad de personal extranjero que hay en el sindicato de Luis Barrionuevo hoy día?). Los tuits: