https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las Bolsas reviven impulsadas por el dato de empleo en EEUU

Los mercados de acciones, el dólar y los rendimientos de los bonos subieron con fuerza el viernes, después de unos datos de empleo en Estados Unidos más fuertes de lo esperado, que también indicaron que el crecimiento de los salarios se incrementó en la mayor economía del mundo.
Mute
Esto reforzó el sentimiento positivo general e impulsa a las acciones mundiales hacia su cuarta semana consecutiva de ganancias, y ayudó a que el dólar levantara la cabeza tras el reciente castigo.
El Ibex 35 avanza un 1,04 por ciento a 10.658,4 y el Euro Stoxx 50 se anota un 1,22 por ciento a 3.508,51.
El Departamento de Trabajo de los Estados Unidos dijo que las nóminas no agrícolas aumentaron en 209.000 empleos el mes pasado, en medio de amplias ganancias en todas las industrias.
La ganancia de empleo de junio también se revisó hasta 231,000 desde los 222,000, mientras que las ganancias por hora subieron un 0,3 por ciento en julio después de subir un 0,2 por ciento en junio, en línea con lo esperado pero anotándose su mayor subida en cinco meses.
Brian Jacobsen, Estratega de Inversión Sénior de Fondos de Wells Fargo, señala sobre el dato de empleo de Estados Unidos que "fue unos buenos datos en cuanto a la creación de empleo, no sólo el número de julio superó las expectativas, sino que hubo una revisión neta mayor de los meses anteriores. Combine este informe de empleo decente con un dólar más débil y la Fed no tiene ninguna razón para desviarse de su plan de reducir su balance y subir las tasas una vez más este año".
Las ganancias por hora estuvieron en línea a lo esperado y el año tras año fue un poco más alto. El mercado está bastante complaciente, los rendimientos ligeramente más altos, pero los volúmenes han sido bastante bajos. La Fed sigue su camino de iniciar la reducción del balance en septiembre, y está muy lejos diciembre para la próxima subida de tasas".
Kathy Jones, estratega jefe de renta fija de Schwab Center for Financial Research, dice que "el mercado está más interesado en el promedio de las ganancias por hora, porque es el precursor de la inflación, al menos históricamente. La ganancia salarial fue buena en julio, pero sigue tibia en general".
"La participación laboral ha repuntado. Éste es un informe muy sólido, pero no va a cambiar las expectativas del mercado de que podría haber un aumento de tasas más a finales de este año. El problema es que usted está agregando una gran cantidad de empleo en puestos de trabajo de baja remuneración que mantiene baja la media".
"El rendimiento del bono EEUU a 10 años ha estado en un rango estrecho desde marzo. Es un mercado muy lateral".
El índice del dólar - el dólar medido contra otras 6 grandes monedas del mundo - a un máximo de cuatro días, llevando al euro dólar por debajo de los 1,180. El euro dólar cae un 1,05 por ciento a 1,1746.
"A primera vista el dato es bastante fuerte", dijo David Joy, jefe de estrategia de mercado de Ameriprise Financial en Boston.
"El número de puestos de trabajo creados superó por bastante las expectativas". La fortaleza en los empleos en la industria manufacturera, las ganancias promedio por hora cumplieron con las expectativas, repuntando desde el mes pasado.
El punto culminante de esta semana ha sido el Dow Jones Industrial rompiendo la barrera de los 22.000 que también ha ayudado al índice MSCI All World a subir por cuarta semana consecutiva.
En los mercados de bonos, los traders estaban apostando a que las buenas cifras de empleo en Estados Unidos ayuden a cementar la reducción de 4,5 billones de dólares del balance de la Reserva Federal el próximo mes, y podría elevar las tasas de interés en Estados Unidos más tarde en el año.
El rendimiento del bono EEUU del Tesoro estadounidense a 10 años sube 3 puntos básicos al 2,26 por ciento, lo que hizo que los rendimientos de los bonos en Europa cotizaran al alza. El diferencial entre el rendimiento del bono EEUU a 30 años frente al 5 años descendió por debajo de 100 puntos básicos, la menor lectura desde el 11 de julio.
En las materias primas, los precios del petróleo siguieron moviéndose por las persistentes preocupaciones sobre los altos suministros de crudo de la OPEP y los Estados Unidos.
El crudo Brent sube un 0,6 por ciento a 52,35 dólares por barril, después de caer un 1 por ciento durante la noche,
El oro se ve presionado por los datos de empleo y la revalorización del dólar cayendo un 0,9 por ciento a 1.256,7 la onza.

capitalbolsa