"Muchos ingleses queremos volver a casa y salir del infierno del Brexit…"

L. Carew es un gran amigo londinense. Trabaja en la City y conoce muy bien la Bolsa española. Hablamos del desencanto del Brexit. "Muchos ingleses queremos volver a casa y abandonar el infierno del Brexit. Y eso es posible. El Brexit salió adelante por muy pocos votos. Eso debería estar prohibido, como sucedió en Canadá, por ejemplo. Se necesitan mayorías más amplias para asuntos de tal envergadura. Volver a casa y dejar el Brexit por una cerrazón política. Lo demás es conducirnos a un lento suicidio. El Brexit es malo para los ingleses y, también, para los europeos. Hay noticias que avalan este sentimiento en contra del Brexit, cada vez más avanzado. El Brexit está resultando demasiado caro para los británicos. La renta disponible de los ciudadanos del Reino Unido ha experimentado en el primer trimestre del año un retroceso interanual del 2%, la mayor caída desde finales de 2011, como consecuencia del impacto en la riqueza de las familias de la subida de precios de bienes y servicios a raíz del 'Brexit'. Según los datos publicados por la Oficina Nacional de Estadística (ONS), esta caída se explica por la escalada de los precios, con una tasa de inflación del 2,3% en marzo, que el pasado mes de mayo alcanzó el 2,9%, mientras que los salarios aumentaron un 2,1%..."
"Las familias trabajadoras se enfrentan a tiempos difíciles, con los precios subiendo más rápido que los salarios", declaró Frances O'Grady, secretaria general del sindicato TUC, subrayando que "el Gobierno necesita un plan adecuado para subir salarios".
Hay más: Importantes miembros del Gobierno están convenciéndose sobre la necesidad de una salida gradual de Reino Unido de la Unión Europea para ayudar a proteger a la economía, dijo el domingo el ministro de Finanzas británico, Philip Hammond.
Moody's amenaza con recortar el rating si hay Brexit duro Los consumidores británicos sufren el peor declive de poder adquisitivo desde los 70:

Los consumidores británicos han sufrido el declive más largo en su poder adquisitivo desde los años 70, según mostraron el viernes datos oficiales, aunque se percibieron señales de que la economía podría haber ganado recientemente algo de impulso. Las cifras de la Oficina Nacional de Estadística dibujaron un panorama sombrío para los consumidores que se enfrentan al doble desafío de la creciente inflación -causada en gran parte por la caída de la libra desde el voto a favor del Brexit- y la ralentización del crecimiento salarial...
Mientras riñen en Londres, comienzan en Bruselas las negociaciones del Brexit: El ministro británico para el Brexit prometió "ponerse manos a la obra" al iniciar el lunes la primera ronda completa de negociaciones, pero un año después de que los británicos votasen ajustadamente a favor de abandonar la UE su Gobierno parece seguir dividido sobre lo que quiere. "Ahora es el momento de ponernos manos a la obra y hacer que esta negociación tenga éxito", dijo David Davis al ser recibido en la Comisión Europea para cuatro días de conversaciones por parte del negociador jefe de la UE, Michael Barnier.
Mientras tanto en Londres los medios británicos abundaban en especulaciones de luchas internas que reflejaban las divisiones que el partido Conservador de la primera ministra Theresa May sufrió durante el referéndum sobre el Brexit.
El ministro de Exteriores Boris Johnson, en un acto separado en Bruselas, dejó pasar la oportunidad de negar que ese fuera el caso.
Su apoyo se consideró vital para que el 52 por ciento de los votantes británicos votasen por abandonar el bloque. Preguntado sobre si el Gobierno estaba "dividido sobre el Brexit", Johnson simplemente dijo que estaba satisfecho por el inicio de las negociaciones y defendió la oferta de May para proteger los derechos de los ciudadanos de la UE en Reino Unido.
El hombre que hizo posible el Brexit pide frenarlo por sus "desastrosas consecuencias" Carta abierta del autor del artículo 50 para frenar el Brexit. John Kerr, un exdiplomático británico que en 2003 diseñó el artículo 50 del Tratado de Lisboa —que establece el procedimiento para que un Estado miembro pueda abandonar la UE—, lidera un grupo de 60 escoceses ilustres que en una misiva insta al Gobierno británico a detener las negociaciones de salida del club comunitario, según informa Business Insider.
En la carta, Lord Kerr, exembajador británico en Bruselas y Washington, sostiene que las "desastrosas consecuencias" de romper con la UE son "cada vez más claras" y pide un debate nacional sobre la posibilidad de revertir el Brexit, ahora que cada vez más ciudadanos británicos piden un segundo referéndum —un 41% apoya celebrar una nueva consulta, aunque el porcentaje que se opone (48%) sigue siendo mayoritario, según un estudio de Opiniumdifundido este lunes—.