Los inversores disfrutando del sol y la playa hasta que Yellen hable

Nueva jornada de transición, típica de la época veraniega en la que nos encontramos. Pocos movimientos al cierre de las bolsas europeas, con un bajo volumen de negociación. La principal referencia del día se producirá dentro de unas horas, con la finalización de la reunión de la Reserva Federal de EE.UU., y el comunicado posterior. No esperamos de cualquier forma grandes sorpresas de esta reunión, y el principal foco de interés se centrará en saber cuándo la Fed tiene pensado iniciar la normalización de su balance. La publicación de los resultados empresariales del último trimestre sigue acelerándose, y en promedio las empresas están superando las previsiones. Más en EE.UU. que en Europa, como ya va siendo habitual.
La sesión comenzaba con un comportamiento plano en las bolsas asiáticas, con los inversores a la espera de la decisión de esta tarde de la Fed. El índice MSCI Asia Pacífico sin Japón cerraba prácticamente plano. El Nikkei subía cerca del medio punto porcentual por la caída del yen que favorecía a sus empresas exportadoras.
"Los mercados bursátiles tienen la una opinión de que la Fed no tiene demasiada prisa para normalizar la política monetaria. Así que las acciones podrían inmutarse si la declaración de la Fed está en línea con tales puntos de vista ", dijo Masahiro Ichikawa, estratega senior de Sumitomo Mitsui Asset Management.
Las bolsas europeas abrían la jornada con pocos movimientos y escasa actividad. "Estamos a la espera que la Fed de el pistoletazo de salida del inicio de la normalización de su balance. De cualquier forma no creo que hoy tome una decisión al respecto. Creo que lo hará en su reunión de septiembre", nos comentaba en apertura un operador de la Bolsa de Madrid.
Tras la primera hora de negociación, con los indicadores europeos subiendo cerca del medio punto porcentual, conocíamos el dato de confianza empresarial de Italia en julio que superaba estimaciones (107,7 frente 107,0 esperado). El índice de confianza consumidora también se situaba ligeramente por encima de lo previsto (106,7 frente 106,2). Buenos datos, que tuvieron un ligero impacto positivo en la renta variable y el euro.
Los inversores en esta primera parte de la sesión, se centraban en los resultados empresariales tanto en Europa como en EE.UU., que en líneas generales están superando las estimaciones consenso.
Los inversores no están recogiendo con compras los buenos resultados empresariales. Lo harán.
"En general, nos están gustando las cuentas de las compañías. Sobre todo en la parte baja. Se nota un gran esfuerzo para aumentar márgenes en Europa, lo cual ahora se está traduciendo en incrementos sensibles del beneficio neto. Creo que los inversores, por la época en la que nos encontramos, no están recogiendo con compras estos buenos resultados. Lo harán a la vuelta de las vacaciones", nos comentaba un gestor nacional a media sesión, cuando las bolsas europeas subían cerca del medio punto porcentual.
Wall Street abría con sólidas alzas, sobre todo en el caso del Dow Jones de Industriales por las fuertes subidas de Boeing tras sus resultados. Nuevos máximos históricos para estos indicadores cuya tendencia alcista no parece tener fin.
El volumen, de cualquier forma, no era excesivo, dado que los inversores están a la espera de la finalización de la reunión de la Fed a la que hacíamos antes referencia. El mercado no espera que se tome ninguna medida de política monetaria. Sólo hay dudas de si en el comunicado posterior a la decisión, la Reserva Federal hará mención al inicio de la normalización del balance o no. Nuestra opinión es que este pronunciamiento lo hará en la reunión de septiembre.
Destacar para finalizar dos datos macro en EE.UU. Por un lado las ventas de viviendas nuevas en junio, que superaban las estimaciones. Y por otro la fuerte caída de inventarios semanales de crudo en EE.UU., lo que provocaba alzas en el precio del crudo y en los sectores relacionados.
Nada más que destacar de una sesión tranquila, típica veraniega, en la que los inversores preferían esperar a que tenga Yellen que decirles antes de tomar posiciones de relevancia. En unas horas lo sabremos.


capitalbolsa