Amazon, Facebook y Google son la peor inversión que puedes hacer hoy

No importa quién sea tu “ídolo” en las finanzas – Buffett, Graham, Icahn, Soros- todos ellos te darán el mismo consejo. 

Te indicarán que favorezcas acciones devaluadas y las vendas cuando estén sobrepreciadas. El viejo y conocido “compra barato, vende caro”. 

Por supuesto, si llevas más de una semana invirtiendo, te habrás dado cuenta de que eso es más fácil decirlo que hacerlo. 

Los conceptos de “devaluado” -barato- o “sobrepreciado” -caro- son medidas extremadamente subjetivas cuando se trata de invertir. 

La mayoría de las veces terminamos invirtiendo “al ojo” o al azar…y la mayoría de esas veces, pagamos de más finalmente. 

Pero hoy, te mostraré una forma simple de comprar siempre las acciones que están verdaderamente a bajo precio. 

Es un consejo muy sabio y que te vendrá muy bien dadas las subas históricas que está experimentando el mercado durante los últimos meses. 

Las acciones de “Baja Densidad”
Todo lo que tienes que hacer para invertir como Warren Buffet o cualquiera de los inversores “legendarios” – es decir, obtener ganancias de dos dígitos de manera periódica- es comprar lo que yo llamo “acciones de baja densidad”. 

Se define como la “densidad” de una acción: el valor que el mercado le asigna a los fondos que una compañía tiene en el banco. 

Un ratio de alta densidad significa que el mercado sobreprecia ese dinero 

Un rato de baja densidad significa que el mercado devalúa ese dinero. 

La razón para enfocarse en los fondos en dinero es muy directa: es la forma más tangible y el recurso más líquido de cualquier compañía. 

Después de todo, un dólar vale un dólar. No hay más vueltas que darle. Por lo tanto, es fácil darse cuenta cuándo estás pagando de más si lo analizas desde el efectivo. 

Aquí lo ilustro con un ejemplo sencillo: 

Para calcular el ratio de densidad de una acción, simplemente dividimos: 

Precio x acción / Precio en efectivo de la acción (fondos totales en dinero dividido por número de acciones) 

Entonces, digamos que la Compañía X se vende a US $1 la acción y tiene US $1 por acción en efectivo. 

En este caso, el resultado será obviamente 1. 

Pero atento, el ratio 1-a-1 entre precio de acción y dinero es muy poco común. 

La mayoría de las compañías tienen ratios muy por sobre 1…lo cual no nos conviene. 

Pero si encuentras una acción con una densidad menor a 1, en ese caso, esa oportunidad merece tu atención inmediata. 

Te explico: 

Digamos que una acción tiene un precio de US $7,50…pero su valor en dinero x acción es de US $10 por acción. Eso es un ratio de densidad de 0,75. 

O lo que es igual: estarías comprando una acción que vale US $1 a US $75 centavos. 

No hace falta decir que, cuando los grandes inversores encuentran este tipo de acciones, no esperan para hacerse de ellas. 

Hacer lo mismo. Eso es lo que te recomiendo hoy. 

Porque estos descuentos no duran demasiado. 

Dónde encontrar estas acciones de baja densidad hoy
Estos días, la cacería por estas oportunidades nos lleva directamente a Silicon Valley. 

“Apple, Alphabet, Microsoft, Amazon y Facebook se han convertido en las compañías más valiosas del mundo, en ese orden. Con un mercado total de US $3 trillones, el conjunto de estas 5 empresas vale más que cualquiera en la historia”, comentó The Economist. 



La montaña de dinero de estas compañías es tan épicamente grande que, lo lógico sería pensar que sus ratios de densidad son muy favorables. 

Bueno, hice una investigación al respecto y los resultados me sorprendieron: 

Estos 5 gigantes tecnológicos están brutalmente sobrepreciados. 

Así que, por mucho que te sorprenda, te aconsejaría que no incluyeras ni Apple, Facebook, Amazon, Alphabet o Microsoft en tu portafolio. 

Compruébalo por tu propia cuenta: 



En vez comprar a estos gigantes, recomiendo inclinarse por las small caps o acciones pequeñas que proveen de servicios a todas estas mega-compañías tecnológicas y dominan sus nichos específicos. 

Ya sean empresas de micro chips, soluciones de almacenamiento digital o incluso nanotecnología, son estos pequeños jugadores del mercado quienes reciben el flujo multimillonario de los gigantes hacia sus negocios. 

Las claves para aprovechar las subas históricas en los índices de tecnología del mercado están en tener la estrategia correcta de inversión… 

Y desde esa óptica, siempre es más conveniente apostar por los actores más pequeños, aquellos que operan detrás de los gigantes. 

Nos vemos en el futuro, 



Louis Basenese
para El Inversor Diario