BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Rodríguez Larreta casó a una pareja de vecinos del Barrio 20


 Mostrando 20170617115850_IMG_6281.JPG

Rafael y Felina Rivero están juntos hace 43 años, pero nunca habían  formalizado la relación. El Jefe de Gobierno ofició de juez de paz.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, celebró este sábado el casamiento de una pareja de vecinos que viven en el Barrio 20 y están juntos desde hace más de 43 años.

“Estoy acá porque me encantó su historia de amor desde el primer momento en que los conocí; el otro día estuve en el barrio y tuve miedo que Rafa saliera corriendo asustando, después me di cuenta de que eso no iba a suceder porque él está muy enamorado”, dijo el jefe porteño durante la unión de Rafael Rivero, de 65 años, y de Felina Arroyo, de 75.

La ceremonia se realizó a las 11.30 en un salón del Parque de la Ciudad (Villa Lugano), frente al barrio en el que viven y participaron una gran cantidad de vecinos, familiares y amigos de la pareja.

Rodríguez Larreta, debido a su cargo de jefe de Gobierno de la Ciudad, puede oficiar como juez de paz.

Rafael y Felina están juntos desde hace muchos años pero nunca habían formalizado su unión. “¿Por qué no se casaron hasta ahora?”, les preguntó hace un tiempo atrás Rodríguez Larreta mientras compartían un mate en la casa de la pareja. “Si fuera por mí, ya me hubiera casado hace rato –le contestó Rafa-, pero la que no quiere es Felina. Por ahí usted me puede dar una mano y la convence”.

El jefe de Gobierno tomó el desafío y redobló la apuesta: “Felina, si aceptás, los caso yo”. Y, frente a la sorpresa de rafa, Felina dijo que sí. “Acepto entonces”. En ese instante los colaboradores del jefe porteño empezaron a trabajar para poner en orden los papeles y organizar la ceremonia y el festejo, que incluyó unas empanadas hechas por una vecina del barrio Rodrigo Bueno y unas tortas de otra vecina del barrio 31.

Durante la ceremonia, el jefe de Gobierno les leyó sus deberes como esposos “Tienen el deber de fidelidad, amor y cuidado; pero esto ustedes ya lo saben porque lo vienen haciendo hace 43 años”.

Rafa, amante del folcklore, tocó su guitarra junto a su grupo, del que disfrutaron una gran cantidad de vecinos que durante décadas fueron amigos de esta pareja tan querida en el barrio. “Estoy muy contento de casarme con Felina después de 43 años de felicidad” expresó Rafa.
Los vecinos más queridos

Rafael Domingo Rivero nació en Ledesma, provincia de Jujuy y viajó a Buenos Aires con su tía cuando era muy chico. Se instalaron en el barrio de Lugano y ya de adolescente se reencontró con Felina, a quien había conocido en su tierra natal.

Felina  Quita Arroyo, hoy está jubilada pero sigue trabajando en casas de familia. Rafael, por su parte, está a punto de jubilarse y trabaja haciendo changas. Trabajó como carpintero, panadero y, de vez en cuando, trabaja como mozo.

Hoy, con 65 y 75 años respectivamente, aprovechan el tiempo para organizar reuniones en familia y a Felina le gusta ocuparse de los temas de la casa. Rafael, en cambio, disfruta de tocar la guitara: “La música, la danza y el canto son una terapia”.

Rafa y Felina tienen una hija, Noelia Soledad, que se casó y está viviendo en Jujuy; y tres nietos Paula (17), Leonel (14) y Flavia (4).

Su historia de vida refleja la historia del barrio y la de muchos argentinos que sueñan con mejorar su calidad de vida. Hoy participan activamente del proceso de integración de su barrio a la ciudad de Buenos Aires y esperan poder disfrutar de un barrio urbanizado y conectado, con unas 1700 viviendas nuevas y otras miles mejoradas.