En el PJ porteño temen que La Cámpora se envalentone después del acto de Cristina

La trabajosa unidad de los sectores más importantes del PJ porteño y La Cámpora entró en las últimas horas en zona de riesgo, luego que se aplazara una reunión prevista para este lunes para empezar a cerrar las listas. 

Santa María lidera el denominado "Grupo UMET", en referencia a la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo que el sindicalista construyó enfrente de la torre del Suterh, en la calle Sarmiento.La Cámpora pidió esperar a que termine el acto de Cristina en Arsenal, para retomar las conversaciones el miércoles y encendió las alarmas en los sectores que lidera el presidente del PJ porteño, Víctor San María, que teme que vuelvan las imposiciones de la agrupación de Máximo Kirchner, como en los años que su mamá era presidenta.  
En ese sector temen que el acto de Arsenal envalentone a los camporistas para copar la las listas. Desde ese sector la respuesta no se hizo esperar. "Aquellos que rompieron el bloque y se fueron buscando cobijo bajo los paraguas de Massa o Martin Lousteau quedarán relegados", advirtieron a LPO.
Ojo que no termine prevaleciendo el pragmatismo y volvamos a ir con Filmus que sigue siendo el que más mide, reconoció a LPO un destacado dirigente de La Cámpora, que relativizó el deseo de Cristina que encabece la boleta una mujer.
Esa tensión pone en riesgo el trabajoso ensayo denominado Unidad Porteña alcanzado la semana pasada entre el PJ, los distintos sectores del kirchnerismo, La Cámpora, Ahora Buenos Aires y Peronismo por el Bien Común. Pero el tronco principal lo componen el grupo "UMET" y el "Patria", que se junta en el Instituto fundado por Cristina Kirchner.
Por fuera de ese espacio mayoritario está la lista del Papa Francisco de Guillermo Moreno y Gustavo Vera y la del izquierdista Itai Hagman, que van derecho a las primarias.
El kirchnerismo porteño pone en juego cuatro bancas en la Legislatura, correspondientes a José Campagnoli (Nuevo Encuentro), Magdalena Tiesso (Peronismo Militante), Lorena Pokoik y Pablo Ferreyra, referenciados en La Cámpora. En el PJ vencen los mandatos de Gabriel Fuk, de la Corriente Nacional de la Militancia y de María Rosa Muíños, esposa de Juan Manuel Olmos y perteneciente al bloque peronista. La discusión estaría en el número de escaños: el FPV pretende renovar las cuatro, mientras que el PJ aspira a quedarse con tres.
En grupo UMET conviven, Santa María, Juan Manuel Olmos, Daniel Filmus y Eduardo Valdez, que madrugó a los camporistas reservando el nombre "Unión Ciudadana".
Santa María, Ferreyra y Fucks.
"Estimo que después del acto de Cristina, La Cámpora no va a tener demasiadas intenciones de negociar puestos en las listas. Si es así vamos a ir a internas para diputados y legisladores", amenazaron desde el UMET.
Pero uno de los hombres fuertes de ese sector fue más cauto. "Eso es una hipótesis, lo cierto es que hasta ahora no nos mandaron ningún mensaje, habrá que esperar".
Se trata en efecto que incluso en la cúpula de La Cámpora algunos de sus principales dirigentes descartan. "Es verdad que el acto de Cristina postergó la discusión en la Ciudad, pero mantenemos la idea de la unidad", afirmó a LPO uno de los líderes de la agrupación de Máximo Kirchner. Sin embargo, cerca suyo agregaron: "Los principales lugares en las listas van a ser para los que mantuvieron su compromiso y coherencia con el proyecto político que conduce Cristina".
El enigma de la mujer
Cristina Kirchner pidió que la boleta de diputados nacionales la encabece una mujer y dos de ellas son las más mencionadas: la ex embajadora Alicia Castro y la abogada Graciana Peñafort, una de las espadas más sólidas de la ex presidenta en la pelea con Clarín. Un un momento se mencionó también a la periodista Gabriela Cerrutti, pero en La Cámpora la están descartando para el primer lugar.
"Poner a Cerrutti nos enajenaría el peronismo, ella es de Nuevo Encuentro, y mucho peronista podría ir a votar en la primaria a la lista de Guillermo Moreno si vamos con ella", se sinceró ante LPO uno de los líderes de La Cámpora. "Ojo que al final no prevalezca el pragmatismo y vayamos de nuevo con Filmus que sigue siendo el que más mide", agregó la fuente.
Para el resto de las listas en el grupo UMET hay dos posiciones. Unos proponen: que los sectores que tienen un representante en los puestos expectantes de diputados nacionales, no lo tengan en la nómina de legisladores. Los binomios que están en esta posición son Daniel Filmus y Gabriel Fuks, ambos de la Corriente Nacional de la Militancia y Gabriela Cerruti y José Campagnoli de Nuevo Encuentro.
La abogada Graciana Peñafort cuando expuso en la Corte Suprema sobre la ley de medios.
La Cámpora, sin embargo, podría tener una excepción. Mariano Reclade tiene grandes posibilidades de encabezar la lista de legisladores y Juan Cabandié casi con seguridad se postulará para retener su banca en la Cámara Baja y tendrá un puesto "entrable" en la nómina de diputados nacionales.
Mientras que Peronismo Militante posiblemente vuelva a elegir a Magdalena Tiesso para la Legislatura.
En el Grupo UMET creen que pueden llegar a colocar hasta cinco diputados. "Partimos de la premisa que hay un 35% de los vecinos que no quieren votar ninguna de las variantes del macrismo, ni a Lousteau ni a Carrió. Hoy Cristina tiene 19% de intención de voto, pero eso puede crecer. Si ampliamos el espacio podemos llegar a 25 o 26%", confiaron.