Elsztain lanzará préstamos para dejar de pagar el mínimo del saldo de la tarjeta

Eduardo Elsztain, presidente de Banco Hipotecario, se unió con su socio Saul Zang y con el ex CFO del Hipotecario, Hernán Finkelstein, para crear una nueva empresa de servicios financieros, Pareto Digital Finance. Pasado mañana lanzarán préstamos para que 1 millón de personas dejen de pagar el mínimo en la tarjeta de crédito. En promedio, deben $ 20.000, en un mercado que tiene un stock de $20.000 millones al mes.

Se basan en el modo de "balance transfer", popular en Estados Unidos, pero que no se aplica en el país, donde el usuario puede llevar el saldo de su tarjeta a otro banco. Apuestan a que la gente deje de pagar tasas altas por el "revolving" (financiarse con la tarjeta) para pagar el saldo total. Tienen un mecanismo de scoring on line donde cargan el DNI y el mail de la persona, que puede entrar directo a través de su cuenta de Facebook. De inmediato, de acuerdo a su perfil crediticio, obtendrá su oferta crediticia en monto, tasa y plazo. Por ejemplo, a un usuario de riesgo bajo le ofrecen una TNA del 35% a 36 meses.
Otro de los caballitos de batalla de la empresa presidida por Finkelstein es reemplazar el préstamo bancario que uno tiene por un crédito cancelación de cuota más baja. Con la reducción de cuota, se puede sacar un nuevo crédito efectivo de desembolso inmediato. La tasa de interés de los personales bajaron 600 puntos básicos en los últimos 12 meses, del 43% al 37%, con lo cual la cuota puede bajar un 20%, y si encima se extiene del plazo, la cuota puede bajar hasta 40%.
"Si el Central logra controlar la inflación, las tasas seguirán bajando, pero el ahorro no será del 20%, sino puede llegar hasta el 50%, por lo que será redituable reemplazar un crédito por otro", detalla el CEO.
La firma, por ahora, se fondea con $9 millones de capital propio, pero a medida que el negocio crezca ampliarán la inversión, no sólo con aportes, sino a través de fideicomisos privados, obligaciones negociables, títulos de deuda y oferta pública.
Saben que, si hay negocio y demanda, el fondeo siempre está. Su misión es convertirse en una empresa de servicios financiera disruptiva, posicionándose como una alternativa a los bancos para cosas que ellos no hacen.
Por ejemplo, si una entidad ofrece un descuento especial con su tarjetas de débito y el usuario no tiene saldo, para que pueda aprovecharlo Pareto le ofrecerá un crédito inmediato, de modo que en un máximo de 15 minutos se le acredite en su cuenta.
La premisa, según El Cronista, es acercarse a la gente e impulsar a la industria fintech, que apunta a cero papeles, cero demora. Para el año próximo planean tener su Alyc para ofrecer inversiones digitales en el mercado de capitales.

iprofesional